ECONOMíA › ITALIA Y LUXEMBURGO APROBARON LA SEGUNDA VUELTA DEL CANJE DE BONOS EN DEFAULT. ECONOMíA COMIENZA EL ROAD SHOW

Orden de largada para trocar papeles de deuda

La oferta de canje estará abierta durante un mes. El lunes próximo comienza el road show. Durante la primera semana el equipo económico se dirigirá a Europa y luego a Estados Unidos para presentar la propuesta. Esperan una elevada aceptación.

 Por Cristian Carrillo

Las entidades reguladoras del mercado de Italia y Luxemburgo, las únicas que aún no habían brindado su posición, aprobaron ayer al proceso de canje de deuda argentina en default. Esas autorizaciones permitirán reabrir la reestructuración, que se inició en 2005, con los bonistas que eligieron mantenerse afuera de esa primera etapa y que detentan unos 20 mil millones de dólares en papeles defolteados. El secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, anticipó que el proceso se iniciará el lunes próximo en simultáneo con el road show en las principales plazas internacionales. La documentación de los reguladores aparece en momentos en que las bolsas mundiales volvieron a sacudirse ante muestras de la debilidad financiera griega (ver aparte). Desde el Ministerio de Economía afirmaron que el contexto mundial no tendrá una incidencia directa. “La oferta estará abierta un mes y en ese lapso se van a ver muchos acontecimientos, por lo que es difícil aventurarse a la primera noticia negativa”, dijo Lorenzino a Página/12.

Finalmente, los más duros terminaron aflojando. La Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (Consob) de Italia dio el visto bueno al prospecto con la oferta económica que envió el Gobierno para inscribir los nuevos títulos en ese mercado. En el último tramo de la negociación, el organismo italiano provocó varios contratiempos al equipo económico por las dilaciones burocráticas que interpuso. Esto mereció incluso un viaje de Lorenzino a Roma para intentar destrabar esa situación. Este funcionario arribó con un borrador con la oferta definitiva antes de que se hiciera pública para presionar, demostrando que la operación se encontraba congelada por culpa de sus retrasos.

Lorenzino se comunicó con el ministro de Economía, Amado Boudou, desde Roma confirmando que el organismo europeo estaba dispuesto a aprobar la oferta y, sin esperar el regreso del secretario, se anunció el 15 de abril el detalle de la operación. Ayer arribaron las autorizaciones de estas dos comisiones de valores y desde Economía confirmaron que estaba ya todo listo para iniciar el canje. El proceso continúa hoy con lo que se denomina “passporting”, esto es la transferencia de la autorización de Luxemburgo a otras jurisdicciones europeas donde se inscribirá el canje. “Este es un paso meramente burocrático”, añadió Lorenzino. El viernes, en tanto, se publicarán los edictos en los diarios internacionales anunciando el lanzamiento del canje y el lunes próximo comienza el road show. La primera semana el equipo económico se dirigirá a Europa y luego a Estados Unidos.

“Nos hicieron parir los italianos, pero fue un trabajo bien llevado, con buena interacción. Ellos se mostraron muy responsables”, reconoció Lorenzino. La Consob, junto con el regulador estadounidense (Securities and Exchange Commission), fueron los que más trabas pusieron a la operación. En el caso de la Consob tuvo que ver con la debilidad que mostraron al momento de prever la crisis internacional. El órgano italiano carga con la culpa de permitir que los bancos de su país recomendaran en 2001 deuda argentina a sus clientes, a pesar de que el default era inminente.

A pesar de que se encuentra todo listo para iniciar el canje, en Economía existe preocupación en cuanto a los sucesos que se conocieron en las últimas horas respecto de Grecia. La agencia de calificación Standard & Poors volvió a rebajar la nota a la deuda griega y las bolsas internacionales replicaron con una fuerte baja de sus activos. En el país provocó la caída de los títulos públicos, lo que impacta directamente en el valor del paquete que se ofrecerá a los holdouts en el canje. La propuesta contempla bonos Discount para los inversores institucionales y la emisión de Globales 2017 por los intereses caídos desde 2003. Además se otorgarán cupones de PBI como atractivo hacia futuro. Los minoristas recibirán bonos Par y por los intereses un pago en efectivo. El paquete al momento de su anuncio orillaba un valor de 50 dólares, pero en las últimas horas perdieron algo de atractivo.

Lorenzino minimizó el impacto que pueda tener ese cambio de escenario en la propuesta. “Continuamos pensando que el nivel de aceptación será elevado”, señaló. En Economía señalan como exitosa una adhesión cercana al 65 por ciento, aunque el mercado estima que el piso rondará el 80 por ciento. “La situación es distinta a la de octubre de 2008 o la de 2009. Los niveles de mercado hoy no se comparan con los de la crisis. Los indicadores oscilan como un serrucho y no se puede aventurar nada”, explicó el secretario de Finanzas. Según argumentó, en líneas generales el mercado bursátil “está en franca recuperación”, aunque reconoció que quedan ciertos interrogantes, como la situación de Grecia o Goldman Sachs, que generan “tensiones marginales”.

Compartir: 

Twitter
 

Amado Boudou, ministro de Economía, ingresando en la CGT. La crisis griega no complica el canje, asegura.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.