EL PAíS › MARCELO PARRILLI DENUNCIó A OTRO ALTO OFICIAL DE LA POLICíA METROPOLITANA

“Detuvo a los abogados del Cels”

El legislador porteño del MST-Nueva Izquierda apuntó contra el comisario mayor Ricardo Raúl Ferrón. Precisó que ese policía participó durante la dictadura de un operativo en el que fue detenido junto a otros integrantes de ese organismo del CELS.

 Por Werner Pertot

Los opositores porteños entraron por primera vez a ver los legajos de los oficiales de la Policía Metropolitana. “Quiero ver este”, pidió Marcelo Parrilli, legislador de MST-Nueva Izquierda. “Es que fue compañero mío del Colegio Nacional de San Isidro”, justificó. Cuando pusieron frente a él la foto del comisionado mayor Ricardo Raúl Ferrón, Parrilli confirmó: “Es él. Y participó en el comando de la Federal que nos detuvo a los abogados del CELS en la dictadura”. Y reclamó que el jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco, lo dé de baja. “Que Parrilli haga una denuncia formal y se harán las investigaciones que correspondan”, se limitó a responder Burzaco.

Luego de los diversos escándalos sobre altos oficiales con causas pendientes en la Justicia, que llevaron a que Burzaco pidiera la baja de once de ellos, se reactivó la comisión de seguimiento legislativo que el macrismo había dejado en el freezer. Fueron a ver los legajos a la academia policial los macristas Martín Borrelli, Helio Rebot, la kirchnerista Gabriela Alegre, Parrilli y Rafael Gentilli, de Proyecto Sur.

Los diputados empezaron por revisar los legajos de los 39 comisarios mayores. El titular del Instituto Superior de la Metropolitana, Miguel del Castillo, les explicó que, en lugar de verlos en papel, los legajos iban a ser proyectados sobre una pared. Los opositores reclamaron, de todas formas, ver los legajos luego de que sean escaneados. Y en algunos casos, pidieron ver algunas fojas que se habían traspapelado.

Cuando entregaron la lista de los 39 comisarios, Parrilli, dijo: “Quiero ver éste. Si es quien yo pienso fue mi compañero en el Colegio Nacional de San Isidro”. Los macristas pusieron el legajo proyectado en una pantalla y afirmó: “Sí, es él. Y participó en el procedimiento por el que detuvieron a toda la conducción del CELS”. El comisario mayor al que identificó Parrilli es Ricardo Raúl Ferrón, que ingresó por la resolución 233/10 en marzo de este año, ya con Burzaco al frente de la fuerza. El 1º de marzo de este año consiguió la baja de la Federal.

Según pudieron comprobar los legisladores, en su legajo figura que estuvo gran parte de la dictadura en la Superintendencia de Seguridad Federal. En su currículum –donde aparece como una de sus especialidades “reducir dementes”– figura que comandó el operativo de custodia en la cumbre de Mar del Plata y que fue herido el 29 de diciembre de 2001. “Esta persona integró el comando de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal que el 28 de febrero de 1981 nos detuvo a Carmen Lapacó, Madre de Plaza de Mayo, y varios abogados del CELS, entre ellos Emilio Mignone, Augusto Conte y yo”, aseguró Parrilli, en un comunicado de prensa. “Le exigimos al ministro Montenegro y al jefe policial Burzaco la inmediata baja de Ferrón, porque es inconcebible que sigan designando en la Metropolitana a gente que durante la última dictadura militar actuó en fuerzas represivas”, reclamó.

Cerca del jefe policial indicaron que no iban a resolver la situación del policía sobre la base de una denuncia mediática. “Recordemos que hizo hace tres días otra denuncia contra la Metropolitana y estaba equivocado”, plantearon, en alusión a la denuncia de Parrilli sobre la participación en Coordinación Federal de Gustavo Morón, a cargo de la auditoría interna de la Metropolitana, que el funcionario salió a desmentir.

El operativo de febrero de 1981, en el que detuvieron a la conducción del CELS fue una represalia de la dictadura por la presentación que hizo Augusto Conte el 30 y 31 de enero en París de un documento que describía detalladamente el funcionamiento del terrorismo de Estado. La detención fue ordenada por el juez Martín Anzoátegui. Allanaron el CELS y se llevaron dos cajas con documentación, una estufa, dos teléfonos, tres máquinas de escribir y un ventilador. “Nos llevaron en un auto a dos chicas y a mí –recordó la madre de Plaza de Mayo Carmen Lapacó ante Página/12–. Y recuerdo que los que manejaban dijeron: ‘¿A dónde vamos? ¿A la caja o a dónde?’. Nos llevaron a Coordinación Federal. Allí nos dejaron en una celda que era una mugre, con un colchón en el suelo. ¿Vos sabés el miedo que tuve? Porque había estado desaparecida y sabía lo que podía pasar. Por suerte, a la semana, nos soltaron.” El mismo día detuvieron en su casa a Emilio Mignone. Parrilli, que vivía en el mismo edificio, se ofreció a acompañarlo y se lo llevaron preso también.

Del resto de los legajos que vieron ayer –fueron unos ocho–, pudieron establecer que varios tuvieron participación en agencias de seguridad privada y que revistaron en áreas de inteligencia. “Gran parte de la plana mayor actuó en la Federal durante la dictadura y deberían ser dados de baja ya”, reclamó Parrilli, quien estimó que “en sus cuadros superiores lleva la marca de origen del Fino Palacios y Ciro James”.

Compartir: 

Twitter
 

Parrilli accedió junto a otros legisladores a los legajos de oficiales de la Metropolitana.
Imagen: Jorge Larrosa
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.