EL PAíS › SIN KIRCHNER, DIEZ GOBERNADORES EMPEZARON A DISCUTIR LOS FONDOS PROVINCIALES

Los primeros escarceos

Gobernadores peronistas y radicales K se reunieron en la Casa de Salta para empezar a analizar alternativas a la ley de coparticipación y el endeudamiento provincial. El uso de reservas para desahogar deudas, en discusión.

 Por Alejandra Dandan

Las últimas discusiones se terminaron entre locro y empanadas, en el comedor del décimo piso de la Casa de la Provincia de Salta. Sin Néstor Kirchner, los gobernadores del PJ y algunos extrapartidarios llevaron a cabo la primera reunión de trabajo para consensuar nuevos fondos para las provincias. Hubo acuerdo para avanzar en un fondo de compensación por fuera de la coparticipación. Y se aludió –en reserva y aún en borrador– al uso de reservas para desahogar las deudas provinciales. El 7 de mayo una comisión de técnicos encabezada por los ministros de Hacienda delineará los próximos pasos para alcanzar acuerdos concretos antes de fin de año. En las dos horas, hubo clima de catarsis, especialmente de los jefes territoriales de Córdoba y de Corrientes.

Hasta poco antes del encuentro, todos daban por hecho la presencia de Kirchner. El ex presidente había llamado más temprano al chaqueño Jorge Capitanich; le dejó dicho que estaba retrasado. Finalmente no fue. Sólo eso. Se encontró con los gobernadores del PJ a la tarde, en la sede de la CGT (ver aparte) y los suyos salieron a negar toda otra interpretación política.

“Es para los que vienen diciendo que el encuentro lo convocaba Kirchner para alinear a los gobernadores”, decía José Luis Gioja. Los gobernadores estaban allí, alineados. Lo que sí, admitieron, la cosa resultó más relajada. “Cómo decirlo, se discute de otro modo, a calzón quitado, pero ojo que tampoco ha sido una reunión de lamentos”, explicó uno del norte.

El salteño Juan Manuel Urtubey piloteó las intervenciones con Capitanich. En perspectiva, se trató del primer espacio concreto de revisión de cuentas en un camino que se abrió con la embestida de la oposición por la reforma a la ley de cheque, continuó en Chaco y siguió con los almuerzos con la presidenta Cristina Fernández. Ayer, no hubo intermediarios.

Estuvieron los gobernadores del primer almuerzo con CFK, excepto Daniel Scioli, en actividad con la Presidenta, y el radical Ricardo Colombi. Se sumaron Miguel Pichetto, Eduardo Fellner, Agustín Rossi, el moyanista Julio Piumato. También el ministro Florencio Randazzo, el apoderado del PJ Jorge Landau y “el Chueco” Juan Carlos Mazzón.

“Fue positivo –dijo Capitanich–. Hay cuestiones estructurales y urgentes, hemos definido unas y otras y para eso se van a reunir los técnicos la semana próxima y dentro de las cuestiones urgentes se analizaron los vencimientos de las provincias, por los servicios de las deudas contraídas.”

Se descartó por ahora la discusión de la ley de coparticipación: “A muchísima velocidad, pero a muchísima, poniendo quinta digamos –concedió un gobernador–. Admitimos que la discusión va a poder darse el próximo año” porque necesita el acuerdo del Congreso y todas las provincias. Tras ese eje, se analizó una fórmula en busca de más fondos en base a los proyectos de Urtubey, Juan Schiaretti y Oscar Jorge. Se optaría por la distribución de nuevos recursos por fuera de la coparticipación con fondos que surjan del incremento de la recaudación. Analizaron además la distribución.

El viernes 7 de mayo, la comisión de técnicos trabajará con eso y dos presencias claves: el secretario de Hacienda Juan Carlos Pezoa y el ministro de Economía bonaerense Alejandro Arlía.

El punto más enmarañado de todos modos fue la discusión por las deudas. Algunos gobernadores se quejaban, siempre en off, de que la Nación no trató a las provincias de la misma manera que a los acreedores externos. En ese contexto se habló de apelar a las reservas. En este caso, el tema lo abrió Pichetto. Explicó que hay que contemplar la situación de la deuda en provincias como la suya (Río Negro), que este año tiene el vencimiento de servicio y de capital. Afirmó que la provincia no está en condiciones de pagarla, y eso implica que entre en default. Una situación, dijo, que se plantea en otras provincias. Inmediatamente, Schiaretti planteó lo mismo. En ese contexto, dijeron varios testigos, surgió una propuesta para incorporar un artículo a un proyecto de ley para que las provincias puedan acceder a las reservas y hacer frente a las deudas con condición excepcional. Para espantar sospechas, o hipótesis de conflicto, alrededor de Kirchner anoche aseguraban que hasta el ex presidente estaba de acuerdo.

Compartir: 

Twitter
 

Los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, coordinaron el debate.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.