ECONOMIA › EL ECONOMISTA NOURIEL ROUBINI CRITICO LA POLITICA ECONOMICA ARGENTINA

Con la receta del ajuste

El cotizado analista cuestionó que se convalide la apreciación del tipo de cambio real, habló de una “inminente” desaparición del superávit en cuenta corriente que obligaría al país a aplicar un ajuste y cuestionó el uso de reservas para pagar deuda.

El cotizado economista Nouriel Roubini criticó ayer la política económica del Gobierno. Durante dos conferencias realizadas en Buenos Aires cuestionó que se convalide la apreciación del tipo de cambio real, en un escenario de “alta inflación” que estaría erosionando la competitividad y habló de una “inminente” desaparición del superávit en cuenta corriente, que obligaría al país a ajustar su política fiscal y monetaria. Además, rechazó el uso de reservas internacionales para el pago de deuda externa, al que consideró “confiscatorio” y generador de “incertidumbre”. Fuentes del Gobierno refutaron las críticas.

Este economista turco desarrolla su actividad profesional en Estados Unidos, donde se desempeña como profesor de la Universidad de Negocios Stern de Nueva York, y se convirtió en uno de los analistas más reconocidos, ya que fue uno de los que anticiparon la crisis financiera de 2008 y cuestionó desde su blog Global Economonitor la falta de respuesta del gobierno de George Bush. Su viaje a Buenos Aires se produjo a raíz de una invitación de la Universidad Torcuato Di Tella y Techint.

Roubini critica al Ejecutivo por convalidar la apreciación del tipo de cambio real producto de elevados niveles de inflación que resultan en una pérdida de competitividad. En sintonía con las estimaciones realizadas por diferentes consultoras privadas, el economista sostuvo que los aumentos de precios anuales superan el 20 por ciento y proyectó que el año próximo ascenderá hasta el 30 por ciento. “Debido a la alta inflación, el tipo de cambio real se está apreciando y se pierde competitividad”, sostuvo en una presentación realizada durante el Congreso Latinoamericano de Siderurgia. Reclama, por lo tanto, que el Banco Central permita la devaluación del peso. “Ni el superávit se achica, ni las exportaciones caen. Es un discurso que ignora los hechos”, respondieron desde la entidad.

Por otro lado, Roubini sostiene que Argentina es “políticamente más riesgoso” y cuestiona la ausencia de políticas amigables con el mercado que incentiven la entrada de “los capitales que deberían venir al país”. Desde esa perspectiva, el analista propone lo contrario: la apreciación del tipo de cambio como experimenta Brasil ante el ingreso masivo de capitales especulativos de corto plazo, incluso cuando el gobierno de ese país decidió aumentar un 200 por ciento el impuesto contra la entrada de esos fondos en el último mes.

Desde la entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont rechazaron los reclamos de devaluación, que entre otros impulsaron las cámaras empresarias y aseguran que Argentina todavía preserva elevados niveles de competividad en relación con los niveles previos a la devaluación.

“Los países de la región que reciben abundantes capitales no lo hacen sin problemas. Brasil, México, Chile y Colombia tienen que enfrentar con distintas políticas los flujos especulativos para evitar la formación de burbujas y la apreciación del tipo de cambio”, señalaron desde el Ministerio de Economía. “Argentina es buena opción financiera para los inversores. Lo que no entendemos es que si Roubini anticipó la crisis de las hipotecas al ver que se estaba formando una burbuja que iba a reventar, ¿para qué necesitaría Argentina que ingresen capitales? ¿Para formar otra burbuja?”, remarcaron en el Palacio de Hacienda.

Además del cuestionamiento por la ausencia de un clima de negocios favorable a los capitales externos y el alza de precios, el analista también rechazó el uso de reservas internacionales para el pago de deuda externa, al que consideró “confiscatorio” y generador de “incertidumbre”. “Ninguna de las catástrofes que pronosticaron a partir del uso de reservas sucedió: no se disparó la inflación, tampoco la fuga de capitales y las reservas siguen quebrando records. Ese tipo de cuestionamientos busca impulsar al país en la lógica del financiamiento externo de los noventa”, apuntaron desde el directorio del Central.

Para Roubini, el crecimiento del 9,1 por ciento en el nivel de actividad registrado en los primeros nueve meses de 2010 es “artificial” y está “alentado por la expansión monetaria y la política fiscal expansiva”. En el Banco Central cuestionaron la causalidad del razonamiento del analista. En la entidad consideran que la expansión monetaria es el resultado del crecimiento económico y enfatizan que si la cantidad de dinero no acompaña la actividad, el BCRA estaría enfriando la economía.

Compartir: 

Twitter
 

“Debido a la alta inflación, el tipo de cambio real se aprecia y se pierde competitividad”, afirmó Roubini.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.