ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL DISPUSO UN OPERATIVO ESPECIAL DE DISTRIBUCIóN DE BILLETES EN LOS CAJEROS AUTOMáTICOS

Fin de semana de recarga para frenar el enojo

Los problemas para acceder a efectivo siguen en distintos puntos del país, aunque no son generalizados y finalmente se resuelven. El BCRA armó un plan para reforzar la entrega en los puntos más complicados. Quejas sindicales por la demora en la solución definitiva.

 Por Tomás Lukin

El Banco Central realizará un operativo especial durante el fin de semana para reforzar la distribución de billetes en los cajeros automáticos de todo el país. El plan de acción surgió frente a las persistentes dificultades que aparecen en distintas entidades bancarias para responder a la creciente demanda de efectivo. El mayor abastecimiento de dinero, que comenzó ayer y se prolongará hasta el martes, estará concentrado en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, pero alcanzará a todo el interior, donde se registraron problemas. El objetivo del operativo es aliviar los cuellos de botella generados en bancos que concentran pagos de salarios, jubilaciones y planes sociales. La iniciativa busca reducir las cargas durante los próximos días, pero no ofrece una solución definitiva para los inconvenientes. En la autoridad monetaria esperan que hacia fin de mes desaparezcan las complicaciones.

Desde el miércoles volvieron a surgir dificultades en sucursales del Banco Provincia en La Plata y del Banco Nación en González Catán y Lomas de Zamora. Aunque la falta de billetes no se limita a los bancos públicos y alcanza a establecimientos de entidades privadas. También se observan en otras regiones como Córdoba y el noroeste del país. Las dificultades en el Nación y el Provincia adquieren mayor magnitud y relevancia por tratarse de entidades pagadoras de salarios públicos, jubilaciones y distintos planes sociales. En esos bancos no se responsabilizan por las dificultades de los programas sociales o los pagos extras de la seguridad social, sino que alegan problemas de logística del Banco Central en la distribución de los billetes y aseguran que se trata de dificultades aisladas que se terminan solucionando. En las sucursales donde las cámaras de TV registraron los inconvenientes ayer, la atención se extendió algunas horas y finalmente los clientes fueron atendidos.

Desde la entidad que conduce Mercedes Marcó del Pont decían que las largas colas y las demoras comenzarían a menguar en las primeras semanas del año ante la llegada de los billetes de 100 pesos importados desde Brasil y la producción de la Casa de la Moneda. Las demoras en la llegada de los aviones que trasladan el dinero desde el país vecino –la próxima semana arribará un nuevo embarque–, los problemas de producción de la empresa local y el desconcierto que genera la televisación constante de los inconvenientes, agregan presión sobre una elevada demanda de papel moneda. Esa situación hace prever a los directivos del organismo que continuarán surgiendo “dificultades aisladas” en distintos bancos alrededor del país hasta fin de mes.

En ese escenario, las autoridades del Banco Central están analizando distintas iniciativas para efectuar en los próximos meses un abordaje integral de la problemática que contemple desde la renovación tecnológica de los productores de billetes hasta las prácticas bancarias de los usuarios. Mientras tanto, algunos bancos están recurriendo a los rezagos que poseen en sus tesoros para alivianar las cargas. Son aquellos billetes viejos que guardan para descartarlos porque están gastados o presentan alguna enmienda que dificulta el trabajo de los cajeros en las ventanillas.

“Las dificultades en los bancos más grandes del país generan un comportamiento fuera de lo habitual que agrega presión sobre la elevada demanda de dinero. Los billetes de 100 pesos siguen llegando desde Brasil, pero algunas personas atemorizadas, en lugar de retirar una porción de sus salarios de los cajeros como sucede normalmente, sacan todo. Eso no es común y no es descabellado que genere problemas”, explicaron a Página/12 desde una entidad pública.

Por su parte, los trabajadores públicos bonaerenses del sindicato UPCN se manifestaron duramente contra las autoridades del BCRA por la falta de billetes. “Hay negligencia por parte de quienes deben garantizar la prestación de los cajeros. Ningún funcionario ha salido a dar una explicación coherente”, consideró el secretario general del gremio, Julio Sarragoicochea. El dirigente remarcó que los trabajadores “necesitan imperiosamente contar con sus haberes para hacer frente a diversos compromisos”. Desde el Central y distintos bancos privados instan a los consumidores a utilizar sus tarjetas de débito en lugar de recurrir al efectivo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Hubo largas filas para sacar dinero en cajeros automáticos de bancos públicos, que liquidan sueldos a trabajadores estatales.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.