EL PAíS › LINO BARAñAO, MINISTRO DE CIENCIA Y TECNOLOGíA

“Los jóvenes cambiaron apatía por entusiasmo”

 Por Adrián Pérez

“La Presidenta es la que encarna el proyecto de cambio histórico y la única capaz de profundizarlo”, asegura el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao. Antes de acompañar a la presidenta Cristina Fernández en una gira por Kuwait, Qatar y Turquía, Barañao recibe a Página/12 y adelanta detalles sobre la inauguración del Polo Científico Tecnológico, el lanzamiento de Tecnópolis y proyectos con subsidios para biotecnología, nanotecnología y tecnologías de la información y comunicación por un monto de 53,7 millones de dólares, además de la inauguración de un canal de televisión destinado exclusivamente a la divulgación de la ciencia.

–A partir de la presidencia de Néstor Kirchner incrementaron los recursos en Ciencia y Tecnología. Sin embargo, existe una brecha entre la asignación de becas del Conicet y el ingreso de los investigadores a carrera.

–Entrar a carrera del Conicet no es la única salida. Estamos pensando en implementar un sistema para doctores que quieran hacer su experiencia en el ámbito privado, a los cuales les vamos a pagar el sueldo durante dos años.

–¿En qué áreas específicas se necesitan doctores?

–El país necesita no sólo doctores en el ámbito privado sino también en la administración pública, que se tiene que profesionalizar y jerarquizar. Las áreas tecnológicas son las que tienen más impacto económico. Necesitamos doctores en computación que marquen el rumbo del desarrollo tecnológico. Esa es una gran falencia que tenemos con respecto a los países desarrollados. Sobre todo, necesitamos doctores en biotecnología, nanotecnología y tecnologías de la información y comunicación.

–¿Qué otros sectores piensa impulsar?

–Aunque todavía no está desarrollada en el país, la nanobiotecnología como apoyo de nuevas estructuras en pequeños tamaños y con efectos biológicos es una de las áreas que pretendemos fomentar en uno de los centros que se van a crear en el Polo de Giol.

–¿Cuándo se inaugurará el Polo Científico?

–Probablemente, nos mudemos en julio. Será un proceso de instalación de laboratorios y mudanza del sector administrativo. En la primera etapa se prevé la instalación del ministerio y de la Agencia (Nacional de Promoción Científica y Tecnológica). También la puesta en marcha de I4 (Institutos Internacionales de Innovación Interdisciplinaria), un concepto nuevo de institutos con una contraparte internacional como Max Planck (Berlín), el Instituto de Ingeniería Genética y Biotecnología de Trieste y el CNRS (Centre National de la Recherche Scientifique) de Francia. Tenemos un proyecto para asociar empresas y desarrollar modelado de ondas, que se aplica en el diseño de radares, donde Invap estará involucrado, y en el estudio sísmico que permite detectar depósitos de petróleo, donde participará YPF. Pensamos en el Polo como un espacio donde confluya gente de distintos países, trabajando en diferentes temas, que se reúnan en el restaurante, que estará abierto al público, e intercambien ideas. Esa interacción es la que genera innovaciones trascendentes.

–¿Cómo será el canal de ciencia que esperan lanzar en mayo?

–Será un canal destinado no sólo a difundir la actividad científica y tecnológica que se realiza en todo el país, sino también cumplirá con dos objetivos fundamentales: promover las vocaciones por las carreras científicas y tecnológicas en los jóvenes e incentivar el comportamiento innovador en los empresarios de las pymes. El canal tendrá un ritmo, una estética y formatos atractivos para el público joven y está previsto que también se pueda acceder a sus contenidos a través de los celulares, y la web. Posiblemente, se lance en mayo. Tendrá un presupuesto de 30.000.000 de pesos.

–¿Cuándo se lanzará Tecnópolis? ¿Habrá modificaciones en el concepto original?

–Probablemente sea el 25 de mayo, en un predio de Villa Martelli cercano al centro de tecnología de las fuerzas armadas. Es una zona de alta concentración de instituciones como Citefa, INTI, Cnea o la Universidad de San Martín. En lugar de ser una exhibición única va a ser una muestra permanente donde el público accederá a los avances en materia de ciencia y tecnología del país y del exterior. Será una vidriera para que representantes de distintos países puedan detectar aquellas áreas tecnológicas de Argentina que puedan ser de interés a la hora de invertir en el país. Va a ser una vidriera distinta. Tecnópolis será no sólo una exhibición permanente de tecnología sino un polo tecnológico donde se va a producir conocimiento y se instalarán empresas de base tecnológica.

–¿Cuáles serán los ejes del Plan Nacional de Ciencia y Tecnología 2011-2014?

–Casi por primera vez en la historia de la ciencia argentina se asocia la planificación con el conocimiento. Todas las actividades que estamos proponiendo tienen financiamiento asegurado. Este año vamos a lanzar proyectos con subsidios para biotecnología, nanotecnología y tecnologías de la información y comunicación por un monto de 53,7 millones de dólares. Esto se da en una nueva concepción: financiar con socios donde interviene el Estado, junto al sector productivo, para en el corto y mediano plazo tener un producto de mercado.

–¿Cómo analiza la presentación de Cristina Fernández en las próximas elecciones presidenciales?

–Su presentación surge naturalmente por el éxito de la gestión actual y el manifiesto apoyo de la opinión pública. La Presidenta es la que encarna este proyecto de cambio histórico y la única capaz de profundizarlo. Es muy significativo el apoyo que ha logrado en los sectores más jóvenes, en quienes ha conseguido cambiar la apatía por el entusiasmo. Creo que ese compromiso con los jóvenes es el que más va a pesar a la hora en que la Presidenta decida su candidatura.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.