SOCIEDAD

“No se trata así a una persona”

 Por Eduardo Videla

“Me ha tocado traer contingentes de trabajadores desde Santiago del Estero. Venían con colchones y con los utensilios para cocinar. Y los dejaba en el medio del campo, al rayo del sol, donde ni siquiera había agua”, relató a Página/12 el dueño de un micro que trabajo para empresas cerealeras, en el transporte ida y vuelta de trabajadores golondrina.

“Venía de Ojo de Agua, de Sumampa, de Mailín, en Santiago del Estero, a la provincia de Buenos Aires y a Santa Fe. Algunos estaban contratados en blanco, pero los que venían para la desfloración del maíz, cuando llegaban antes de la floración, tenían que quedarse esperando en el campo. Sin cobrar nada”, relató el transportista.

El hombre contó que muchas veces los trabajadores vuelven a su pueblo como vinieron, sin un peso, porque se gastaron todo. “El ingeniero que está a cargo del campo, por lo general, tiene un arreglo con un comerciante del pueblo. Les ofrecen a los trabajadores alimentos extra, bebidas y hasta pornografía. Tienen que comprarse los elementos de trabajo, cuando no los traen. Así se gastan casi todo lo ganado. Y el comerciante le da un porcentaje al ingeniero.” El chofer dice que las empresas no ahorran en transporte. “Cuando los reclutan en los pueblos los traen en colectivos viejos, pero para traerlos a Buenos aires contratan micros con aire acondicionado. Hasta ponen plata para arreglar a la policía o los gendarmes en la ruta, porque los micros viajan sin lista de pasajeros.”

“Odio a la gente del campo”, dice el hombre, que ha vivido siempre de la actividad rural. “No se trata así a una persona.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.