EL PAíS › REUNIóN ENTRE LOS CANCILLERES TIMERMAN Y ALMAGRO POR LA NUEVA PASTERA

“Argentina no tiene reparos”

Timerman explicó que la megaplanta que se construirá en las afueras de Colonia “respeta” el Tratado del Río de la Plata. Reconoció que el proyecto original tuvo cambios, pero el gobierno argentino igual dio el visto bueno.

 Por Laura Vales

El canciller Héctor Timerman aseguró que el Gobierno “no tiene reparos” a la instalación de la planta de celulosa en la margen uruguaya del Río de La Plata. Ayer, su par Luis Almagro pasó por Buenos Aires para reunirse con él e informarle sobre la habilitación concedida a la nueva papelera, cuyas dimensiones y capacidad de producción serán aún mayores que las que tiene UPM-Botnia. Timerman aseguró que la habilitación “respeta” el Tratado del Río de la Plata, aunque reconoció que el proyecto al que la Argentina había dado su visto bueno tuvo “cambios”.

Los cancilleres dieron una conferencia de prensa conjunta al término de su encuentro. Al hablar con los medios, el diplomático uruguayo buscó diferenciar a la futura pastera de UPM-Botnia, con el argumento de que “cada planta que se hace tiene nuevos componentes técnicos que la hacen más eficiente”.

Aseguró, por ejemplo, que “algunos residuos no van a existir” porque “las maderas que entrarán en la planta no tendrán corteza, ya que el descortezado se va a hacer antes”. Así, ese tipo de efluentes orgánicos, que causarían un seguro desequilibrio, ya no serán volcados al cauce. También aseguró que la chimenea que se instalará será menor a la que existe en Fray Bentos.

Timerman, en ese sentido, invitó a los integrantes de la asamblea de Gualeguaychú a que “lo llamen” si tienen inquietudes al respecto. El canciller dijo que el proyecto “respeta el Tratado (del Río de la Plata) tal cual fue ratificado por Argentina y Uruguay en 2009”, por lo que “no hay reparos”. Con respecto a los cambios introducidos, aseguró que “van a ser informados a través de la Comisión (Administradora) del Río de la Plata (CARP)”.

La nueva fábrica de celulosa será construida por el consorcio empresarial Montes del Plata, de capitales suecos y finlandeses. Continuará el fallido intento de la española ENCE, que originalmente iba a ser instalada en Fray Bentos y que, a raíz de las protestas de la asamblea ambiental de Gualeguaychú, y como parte del acuerdo político entre los dos países que intentó destrabar el conflicto, accedió a ser relocalizada sobre el Río de la Plata, en Punta Pereyra, en cercanías de Colonia. Esto ocurrió en 2006, cuando el gobierno argentino dio su visto bueno a ese sitio para la relocalización de la pastera.

Montes del Plata le compró a ENCE el proyecto y los terrenos ubicados en Punta Pereira por 340 millones de dólares, en octubre de 2009. Lo que generó rechazos –el proyecto es cuestionado en el Uruguay por el fiscal Enrique Viana– es que aquel proyecto tuvo modificaciones.

La nueva planta tendrá un tamaño aún mayor que el de UPM-Botnia, con una capacidad producción anual de un millón y medio de toneladas de pasta de celulosa, y utilizará el sistema Kraft, cuestionado por las organizaciones ambientalistas. Fuentes ligadas al consorcio empresarial estimaron que la planta estará operativa en el primer trimestre del 2013. Una vez en funcionamiento, dará empleo a unas quinientas personas.

Para exportar la producción, junto con la pastera será construido un puerto. Ayer, al finalizar la conferencia de prensa, Cancillería distribuyó un comunicado en el que precisó que el canciller Almagro “ratificó que el canal de acceso a la terminal portuaria Punta Pereira, y su conexión al sistema canal Martín García, permanece inalterable en relación al proyecto originalmente presentado por el Uruguay y que ya fuera receptado en el ámbito de la CARP”.

Timerman informó también que durante la reunión se analizaron las relaciones bilaterales entre ambos países, las que calificó de “muy profundas e importantes”, y confirmó una reunión de ministros en marzo próximo, que será preparatorio de un encuentro entre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y José “Pepe” Mujica.

Al encuentro entre los cancilleres también asistió el ministro de Industria, Energía y Minería del Uruguay, Roberto Kreimerman.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Héctor Timerman recibió a su par uruguayo en la puerta del edificio de la Cancillería.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.