ECONOMIA › LA DISPUTA COMERCIAL CON BRASIL TODAVIA NO ENCUENTRA UN CAUCE QUE PERMITA ELIMINAR LA TENSION

Por ahora se discute sobre cómo discutir

El gobierno argentino reclamó al de Brasil que levante las trabas que impuso a la importación de vehículos antes de iniciar cualquier diálogo formal. La respuesta llegaría recién mañana. El conflicto impacta sobre el rubro industrial más importante del país.

 Por Javier Lewkowicz

La ministra de Industria, Débora Giorgi, le comunicó por teléfono a su par brasileño, Fernando Pimentel, que está dispuesta a participar de una reunión bilateral en Foz de Iguazú para analizar la delicada situación del comercio bilateral, aunque sólo si Brasil levanta las restricciones que impuso a la importación de vehículos. El pedido del gobierno nacional fue diagramado entre Giorgi y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quienes estuvieron reunidas por la tarde de ayer. Pimentel le respondió a Giorgi que necesitaba 48 horas para pensar la propuesta. El brasileño le había solicitado un encuentro en Brasilia a la titular de la cartera industrial luego de recibir una extensa carta ayer a la mañana de parte de Giorgi. De esta manera, se abre la puerta a una negociación que promete ser ardua. La medida comercial impuesta por Brasil se explicaría por el creciente malestar de los industriales de ese país, en particular del sector de alimentos, por las trabas locales, y el desvío de inversiones en favor de la Argentina en el sector automotor a partir de los acuerdos del gobierno nacional con las terminales para equilibrar su ecuación comercial.

Desde el martes a la noche están varados en el cruce a Brasil por Uruguayana camiones cargados con 2800 vehículos: 90 picks-up Toyota, 2000 autos de General Motors y el resto son camiones Mercedes Benz. Cuando salieron desde sus plantas de producción en Zárate, Rosario y Córdoba, tenían el ingreso asegurado porque gozaban de licencias automáticas de importación. En tránsito, Brasil cambió y les puso licencias no automáticas, por lo que tiene hasta 60 días para evaluar su ingreso.

A diferencia del sistema manual argentino de registro de licencias no automáticas, que requiere un procedimiento burocrático para la implementación, Brasil cuenta con un método electrónico que incluye cinco mil posiciones arancelarias. De forma inmediata, cualquiera de esas líneas puede pasar de tener licencias automáticas a no automáticas. Ese procedimiento utilizaron con los vehículos, lo que irritó a los funcionarios locales que recuerdan que cuando Argentina agregó 200 nuevas licencias se lo anticipó a Brasil y salió publicado varias semanas antes de su vigencia. En esta oportunidad, Giorgi se enteró de la medida por las quejas que recibió desde las automotrices locales.

La medida brasileña está destinada a todos los vehículos de cualquier origen, pero afectó a esas tres marcas porque son las que hacen el envío al país vecino por vía terrestre. En el caso de Toyota, su lógica de producción “Just in time” implica que cada 8 pick-up salidas de la fábrica, éstas sean inmediatamente subidas a un camión para su traslado a Brasil, en lugar de “stockearlas” para llegar a un número lo suficientemente grande para enviarlas por barco. En los próximos días la traba de Brasil se podría sentir en otros puestos fronterizos y afectar a las otras marcas. “Es un problema, porque el grueso de nuestra producción se dirige al país vecino. Pero también le perjudica a Toyota Brasil, porque se reduce una buena parte de sus ventas de autos, que se fabrican en Argentina. Por eso la filial allá ya hizo las presentaciones para que se liberen los vehículos. Esperamos que el gobierno argentino pueda solucionar la situación”, indicó a Página/12 Daniel Afione, de Toyota.

La filial local de la automotriz japonesa se especializa en la fabricación de las pick-up, mientras que en el país vecino, en el Corolla. La lógica es de complementación. En el caso de General Motors, la planta de Rosario fabrica los autos medianos, y la de Brasil, los más livianos. Con matices, todas las terminales utilizan una estrategia regional de producción y ventas, por lo que desde el sector dudan que las trabas puedan consolidarse. “Si la Argentina no puede exportar autos a Brasil, los autopartistas del país vecino que les proveen de partes a las terminales locales también se perjudicarían”, analizó ante este diario el titular de AFAC (Asociación de Fábricas de Componentes), Fabio Rozenblum. En esa lógica, Brasil habría jugado una primera carta fuerte para forzar una negociación. De hecho, ante la misiva que Giorgi le envió ayer a la mañana a Pimentel, éste le pidió una reunión en Brasilia. La ministra retrucó solicitando que el encuentro se haga en Foz de Iguazú y sólo si se levantan las trabas en la frontera.

El gobierno de Brasil dio lugar a los fuertes reclamos de algunos de sus industriales, en especial los de la alimentación, que no sólo tienen que esperar la entrega de licencias no automáticas, sino que en algunos casos cuando el producto llega al país los certificados sanitarios demoran y la mercadería no puede salir al mercado. Eso sucedió con los artículos brasileños importados para abastecer la demanda durante las últimas Pascuas. Además, el acuerdo del gobierno argentino con las automotrices para que equilibren su ecuación comercial estaría generando, como en el caso de FIAT y su inversión en maquinaria agrícola a través de una empresa controlada, una desviación de inversiones desde Brasil a Argentina, lo que irrita al gobierno vecino.

En su carta enviada a Pimentel, Giorgi argumentó que el déficit estructural que mantiene la Argentina con Brasil, sobre todo en materia de bienes industriales, se profundizó en 2010 (ver aparte). También le citó “los variados problemas que tienen los productos argentinos para acceder a Brasil”, que perjudicarían a empresas argentinas por unos 7 mil millones de dólares, que de corregirse haría “desaparecer el déficit estructural industrial argentino”.

Compartir: 

Twitter
 

Si la Argentina no puede exportar autos a Brasil, el perjuicio llegará a las autopartistas del país vecino que proveen de piezas.
Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.