SOCIEDAD › SE OFICIALIZó LA OBLIGATORIEDAD Y GRATUIDAD PARA LAS NIñAS DE 11 AñOS

A vacunarse contra el VPH

La resolución ministerial que establece la vacunación obligatoria contra el virus del papiloma humano entró en vigencia ayer, con su publicación en el Boletín Oficial. La vacunación comenzará en todo el país en la próxima primavera.

 Por Pedro Lipcovich

En la próxima primavera comenzará la vacunación gratuita y obligatoria de todas las niñas de 11 años contra el virus del papiloma humano, causante de cáncer de cuello de útero. La Argentina es el primer país de América latina en incorporar al calendario obligatorio esta vacuna, que debe aplicarse antes del comienzo de la vida sexual y otorga una inmunidad del 70 por ciento. Claro que la vacunación no reemplaza los programas de detección de lesiones precancerosas centrados en el test de Papanicolaou. En la Argentina mueren por cáncer de cuello de útero 2000 mujeres al año, en su mayoría de las provincias del norte y de sectores sociales vulnerables.

La incorporación de la vacuna al calendario oficial había sido anunciada en febrero por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y avalada en abril por entidades científicas como la Sociedad Argentina de Infectología, la Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica. Ayer el decreto fue publicado en el Boletín Oficial.

Según anticipó Carla Vizzotti –directora del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud de la Nación–, “calculamos empezar con la vacunación en septiembre u octubre, en cuanto lleguen al país las 1.200.000 dosis que se compraron mediante el sistema de licitaciones administrado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). La vacuna es elaborada por el laboratorio GlaxoSmithKline: como todas las que existen, no protege contra todas las cepas del virus, sino, en su caso, contra las cepas 16 y 18, causantes de más del 70 por ciento de los cánceres de cuello de útero en la Argentina”. La inmunidad requiere tres dosis a lo largo de seis meses.

Por cuanto la vacuna no protege contra todas las cepas, “la población vacunada deberá en su momento hacerse el test de Papanicolaou y los controles que componen la estrategia de prevención del cáncer de cuello de útero”, advirtió Vizzotti. “La vacuna debe administrarse antes de que la chica haya tomado contacto con el virus, que se transmite por vía sexual. Se eligió hacerlo a los 11 años porque a esa edad reciben otras vacunas del calendario oficial”, agregó.

El virus del papiloma humano causa el 98 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero. Se registran unos 3000 casos anuales, y mueren 2000 mujeres por año. Las provincias más afectadas son Jujuy, Formosa, Chaco, Misiones y Salta, donde la cobertura del Papanicolaou es baja en mujeres socialmente vulnerables; las tasas crecen aún más en las regiones más apartadas de esas provincias. En Jujuy, la mortalidad por cáncer de cuello uterino llega a 15 mujeres por cada cien mil: casi cuatro veces más que en las regiones más favorecidas del país.

Compartir: 

Twitter
 

El programa prevé la vacunación antes de la iniciación de la vida sexual de las chicas.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.