ECONOMíA › LA AFIP FIRMARá UN ACUERDO CON LAS ISLAS CAIMáN

Tras las huellas que deja la fuga

 Por Tomás Lukin

El próximo 13 de octubre, la AFIP firmará un acuerdo de intercambio de información con las autoridades fiscales de las Islas Caimán. El archipiélago caribeño es el quinto centro financiero a nivel global y uno de los paraísos fiscales predilectos de empresas y grandes contribuyentes argentinos para fugar millones de dólares. Una investigación reciente realizada por el organismo recaudador argentino identificó más de cien firmas que utilizan los servicios ofrecidos en el territorio británico de ultramar para ocultar al fisco sus operaciones y aliviar cargas impositivas. También se descubrieron contribuyentes argentinos de alto poder adquisitivo que introducen en el país fondos propios sin declarar mediante transacciones ficticias. El convenio de cooperación forma parte de un conjunto de acuerdos (TIEA, por sus siglas en inglés) que la AFIP firmó desde 2009 con distintos centros de opacidad financiera, como Bahamas, Mónaco o la Isla de Jersey.

Los paraísos fiscales alojan, canalizan y blanquean alrededor de 11,8 billones de dólares de fondos irregulares. Esos territorios funcionan como una herramienta fundamental en la fuga de capitales desde países como Argentina. La magnitud de los servicios ofrecidos por las Islas Caimán ubican a esa dependencia británica entre las principales jurisdicciones del secreto, solo detrás del estado de Delaware en Estados Unidos, Luxemburgo y Suiza. El secreto bancario, los bajos impuestos y laxas regulaciones permitieron que se consolide como paraíso fiscal. Más de 1000 firmas multinacionales radicaron subsidiarias en ese territorio para evadir impuestos.

La fiscalización realizada en los últimos meses por la AFIP detectó millonarias maniobras irregulares canalizadas a través del sistema financiero de las Islas Caimán. Entre las faltas más relevantes figuran las operaciones comerciales con “traders” –sociedades comercializadoras– de firmas vinculadas con la industria de los hidrocarburos, cereales y oleaginosas, la actividad pesquera y la citrícola. Además, se identificaron abusos en el uso de compañías “holdings” –inversoras– radicadas en Caimán creadas para ocultar a los verdaderos dueños, fundamentalmente en la actividad forestal y los servicios financieros. Finalmente, se registraron irregularidades con operaciones denominadas “back to back”. Según explicaron desde el organismo recaudador, “se trata de autopréstamos donde contribuyentes argentinos de alto poder adquisitivo introducen fondos propios al país sin declarar utilizando la figura de préstamos ficticios con familiares”.

En AFIP consideran que el convenio permitirá conocer los detalles de esas operaciones irregulares y desestimular las prácticas abusivas a través de la percepción de riesgo que genera. No obstante, la evidencia internacional refleja que incluso cuando existe este tipo de acuerdos bilaterales, los paraísos fiscales son reticentes a compartir información sobre sus clientes. Los especialistas de la Red de Justicia Fiscal explican que el elevado nivel de detalle necesario para efectuar el intercambio de información limita las posibilidades de cooperación. Por eso reclaman que el flujo de datos sea automático y multilateral.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.