ECONOMíA › ALINEADOS TRAS LA CONDUCCIóN ESTATAL

Empresarios post 50

 Por Sebastián Premici

La idea que sobrevoló reiteradamente sobre la cena que se realizó en Tecnópolis, en honor al lanzamiento del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustial, fue que “todos los sectores de la economía deben avanzar, tanto el agro y la industria, con la fuerte conducción del Estado”. La presencia de los hombres de negocios de las distintas ramas productivas del país confirmaban esa idea. Después de las elecciones primarias, donde el oficialismo obtuvo más del 50 por ciento de los votos, los discursos del empresariado empezaron a converger con algunas ideas expresadas desde el oficialismo. Se vivió la semana pasada, durante la conmemoración del Día de la Industria, y volvió a percibirse ayer.

El titular de Fiat, Cristiano Rattazzi, le dijo a Página/12 que el lanzamiento del PEA era “algo lógico, si la Argentina quería posicionarse como un líder internacional en la producción de lácteos, carnes, quesos, etc.”. Esta fue la tercera vez que el italiano asistió a Tecnópolis a un evento oficial. “Está en la decisión del Gobierno y la Argentina de alcanzar estas metas”, agregó el empresario.

Otro de los presentes, Alberto Rodríguez, titular de la Cámara de la Industria Aceitera, destacó ante este diario la idea de “planificación”, detrás del proyecto oficial. “Nunca antes fuimos tan escuchados, acercamos propuestas y la mayoría de ellas fueron aceptadas. Ahora debemos constituir mesas permanentes de debate para seguir adelante”, indicó.

Las palabras de este empresario contrastaron con las primeras expresiones de los llamados agrodiputados. Por ejemplo, Jorge Srodek, referente de Carbap y diputado provincial por Unión Celeste y Blanca, dijo que “no se busca dialogar ni consensuar sino imponer condiciones sin tener a los actores involucrados”. El dirigente envió esta opinión vía e-mail, dos minutos después de que finalizara el discurso de la Presidenta.

“El desarrollo que se ve en Tecnópolis es todo un símbolo de nuestras capacidades y es una realidad”, indicó en cambio a este diario el diputado Héctor Recalde. El legislador estaba sentado muy cerca del ex senador Roberto Urquía, dueño de la aceitera General Deheza. Urquía parecía distanciado, desde lo político, del FpV. Su presencia fue más que comentada entre algunos comensales integrantes del bloque oficial de la Cámara baja.

“Las capas productivas se van juntando, acá vemos los desarrollos agropecuarios, con la biotecnología y el trabajo argentino”, señaló Cristina Fernández de Kirchner, e inmediatamente contó cuando el año pasado participó del momento inicial de la clonación de una oveja, a partir de la ejecución de un software. La oveja hoy se llama Victoria y acaba de tener cría, a la que ella misma llamó Libertad.

Tecnópolis es un símbolo en sí mismo. Es un relato de la Argentina que habla de lo que alguna vez se logró. “Nunca debimos dejar el desarrollo científico e industrial. Vamos por más”, concluyó Fernández de Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.