EL PAíS › EN SU PRIMERA VISITA COMO MINISTRO DE DEFENSA, CELSO AMORIM RESALTó LA RELACIóN ESTRATéGICA CON ARGENTINA

“No hay nada más importante para Brasil”

Fue canciller durante el gobierno de Lula, ahora Dilma Rousseff lo colocó a cargo de Defensa. Ayer se reunió con su par argentino, Arturo Puricelli, y analizó el encuentro del jueves de Unasur, en el que se revisará la ayuda a Haití.

 Por Adrián Pérez

En su primer viaje como ministro de Defensa, Celso Amorim destacó que su visita a Argentina demuestra el interés del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff en priorizar la relación bilateral entre Brasil y Argentina y la integración sudamericana. El titular de la cartera de Defensa brasileña dijo que la reunión con su par argentino, Arturo Puricelli, había sido muy productiva y significó un avance en la cooperación industrial y tecnológica. En la reunión que se llevó adelante en el edificio Libertador, los ministros también analizaron la posibilidad de hacer del Atlántico sur una zona de paz y cooperación libre de armas nucleares. “Nada ha sido más importante para Brasil que la aproximación con Argentina”, aseguró Amorim. Entre las prioridades de ambos países, además, se incluyó la posibilidad de realizar ejercicios combinados con la eventual participación de terceros, y la coordinación de acciones respecto de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah). Amorim confirmó que estará el jueves en Montevideo para participar en una reunión de Unasur, donde se discutirá la situación en Haití.

Según el ministro brasileño, la reunión en Uruguay se centrará en la estrategia general que los países de Unasur llevarán adelante en el país caribeño a corto, mediano y largo plazo. “Debemos tener una posición responsable en relación con Haití, pero no es bueno que nuestra presencia se perpetúe –reconoció el ministro, durante la rueda de prensa con una decena de periodistas brasileños, de la que también participó Página/12–. Es preciso que Naciones Unidas tenga en cuenta que Haití deberá tomar las riendas de la seguridad y nosotros tenemos que contribuir a que eso ocurra gradualmente.” Amorim admitió que es natural que se revise la labor de la misión de paz en Haití, que comenzó en 2004 y cuyo mandato se extiende hasta el 15 de octubre, período que podrá renovarse con el consentimiento de Naciones Unidas.

–¿Cree que los abusos cometidos por los militares uruguayos afectan la imagen de la Minustah?

–No estoy en condiciones de responder objetivamente, me estoy enterando por su pregunta. Desde una opinión general puedo decirle que esos casos son lamentables. Infelizmente, ocurren en otras situaciones también, pero no puede contaminarse la misión de paz por un episodio específico.

A partir de su asunción al frente de la cartera de Defensa –luego de la salida del ministro Nelson Jobim, quien puso en duda la formación de una Comisión de la Verdad por entender que “podía reabrir viejas heridas entre civiles y militares”–, Amorim planteó la posibilidad de reducir la presencia de los militares brasileños en Haití.

Ayer manifestó que el retiro de las tropas debe hacerse en forma ordenada y coordinada, en el marco de una decisión que no puede tomarse unilateralmente. “Tampoco podemos hacer una salida desorganizada que podría generar una situación de caos. Debemos tener una actitud responsable en relación con la situación en Haití y en relación con nosotros mismos. Esa decisión tiene que ser objeto de discusión, en forma serena, con el gobierno de Haití y con Naciones Unidas, porque de lo contrario se crea un falso confort entre los haitianos. Nosotros no vamos a tener una actitud irresponsable”, aseguró Amorim.

En ese sentido, el flamante ministro y ex canciller de Luiz Inácio Lula da Silva señaló que todavía no existe un cronograma para la reducción de efectivos brasileños de la Minustah. “La reunión en Uruguay no será sobre eso, pero sí discutiremos sobre la estrategia general de Unasur, que tiene que ser desarrollada a corto, mediano y largo plazo”, adelantó el ministro.

Consultado sobre si la creación de la Comisión de Verdad en Brasil (que contaría con el apoyo de la oposición) podría basarse en el trabajo de Argentina en materia de derechos humanos, Amorim señaló que cada país tiene una experiencia diferente y tiene que atender a su especificidad. Durante el encuentro de ayer en el edificio Libertador, Puricelli y Amorim celebraron la puesta en funcionamiento del Mecanismo de Diálogo Político Estratégico de nivel Vice Ministerial (Mdpevm), instrumento pensado para fortalecer la sostenibilidad y profundización de la cooperación en áreas de políticas de defensa entre ambos países.

El trabajo de cooperación bilateral tendrá en cuenta, a su vez, la coordinación de posturas y acciones en el ámbito del Consejo de Defensa Suramericano de Unasur y otros foros multilaterales; la profundización de los intercambios de formación y capacitación, especialmente en materia de ingeniería en defensa; y el incremento de la cooperación en materia de entrenamiento y apoyo logístico antártico. Buenos Aires será nuevamente sede de la Mdpevm en noviembre, con el objetivo de tratar y aprobar un plan de acción para el desarrollo de los proyectos acordados durante la visita del ministro de Defensa brasileño.

Compartir: 

Twitter
 

Amorim visitó muchas veces Buenos Aires como canciller de Lula, pero ayer lo hizo como ministro de Defensa.
Imagen: Daniel Dabove
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.