ECONOMíA › LA PRESIDENTA DE LA NACIóN PRESENTó LAS CONCLUSIONES DEL PLAN AGROALIMENTARIO Y VOLVIó A RECLAMAR EL VOTO A LA LEY DE TIERRAS

“Un recurso estratégico que debe ser protegido”

Cristina Fernández eligió Tecnópolis para la presentación como símbolo de la identidad de la producción agropecuaria con lo tecnológico. Defendió la agroindustria como motor del desarrollo y reclamó mayor participación de las cooperativas.

 Por Sebastián Premici

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó formalmente las conclusiones del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2020 (PEA). Lo hizo en Tecnópolis, ante un auditorio colmado de empresarios, productores, cooperativistas, gobernadores y funcionarios del gabinete. La mandataria, con un estilo descontracturado y algunas bromas durante su discurso, afirmó que en los próximos diez años el país alcanzará una producción de más de 160 millones de toneladas de granos, con un fuerte impulso al valor agregado para alcanzar la tan mentada “industrialización de la ruralidad”. También abogó por una mayor participación de las cooperativas en el sistema de comercialización. “Antes se creía que era mejor lo de afuera que nuestra propia producción. Debemos terminar con esa subordinación cultural que ponía la mirada en lo de afuera. Todo esto que estamos presentando acá lo estamos haciendo nosotros, con nuestros recursos”, afirmó Cristina Kirchner. Como cierre de su discurso, la funcionaria les dedicó un párrafo a los legisladores (sus ex colegas, como los llamó) tanto del oficialismo como de la oposición: “Hay que aprobar la ley que limita la venta de tierras a manos extranjeras. Este es un recurso estratégico no renovable, quizás el más importante, que debe ser protegido”.

El PEA comenzó a gestarse en mayo del año pasado. Había sido presentado durante un acto en el Banco Nación. En aquel entonces, los dirigentes de la Mesa de Enlace ningunearon la iniciativa, al calificarla de “electoralista” y como un texto cerrado y sin consensos. Sin embargo, los contenidos de este trabajo fueron elaborados con los aportes de 53 universidades, 24 complejos productivos, 470 escuelas agrotécnicas de todo el país. Incluso, contó con la participación de varios técnicos de la Federación Agraria. El clima con los sectores agropecuarios ya no es el mismo que el que se vivía en pleno conflicto por la resolución 125. Y un dato que dio cuenta del acercamiento estratégico entre el Gobierno y algunos sectores de las entidades agropecuarias fue la presencia –con discurso incluido– de Carlos Trevisi, titular de la cooperativa Agricultores Federados Argentinos, entidad vinculada a FAA.

La Presidenta llegó al predio de Tecnópolis cerca de las 20.30, primero recorrió varios stands, pasó por donde estaban ubicados los tractores Pampa, luego por un corral donde comía la oveja clonada de nombre Victoria, cuya cría fue nombrada ayer mismo por la mandataria como Libertad, y por último pasó por una empresa encargada de clonar plantas. Por último subió al escenario, acompañada por Amado Boudou, ministro de Economía; Julián Domínguez (Agricultura) y Aníbal Fernández (jefe de Gabinete). De fondo, aplausos y el tema de Fito Páez “Dar es dar”.

“Argentina es líder en la exportación de biocombustible, maíz, soja, cebada, carne, vinos y pollos. La clave de este Plan Estratégico es la interacción de todo lo que nos ha dado Dios –la tierra–, con la ciencia, la tecnología y el trabajo de nuestros productores. Esta es la clave, incluso, del desarrollo de la Argentina”, afirmó la mandataria, en un discurso a tono con el clima que se vive entre el Ejecutivo y el sector empresario del país. Atentamente, escuchaban a la funcionaria Cristiano Rattazzi, titular de FIAT, y el presidente de Cargill, Hugo Krajnc, entre otros referentes de la industria agropecuaria.

Las palabras clave del trabajo presentado ayer fueron “valor agregado en origen”, “ciencia y tecnología” (no por nada el encuentro se realizó en Tecnópolis), asociativismo y cooperativismo. Las últimas dos palabras, también, las más pronunciadas por el ministro del área, Julián Domínguez. “No es que nosotros queramos desplazar a las empresas por las cooperativas. Pero entendemos que éste es el momento político para poner énfasis en un cambio de estas características. Es el momento político para hacerlo”, explicó a Página/12 Oscar Solís, subsecretario de Agricultura.

El PEA prevé que en 2020 la producción de granos llegará a 157,5 millones de toneladas, un aumento del 58 por ciento frente a 2010. “Me parece que nos quedamos cortos, creo que con la implementación de tecnología vamos a superar este número”, señaló Fernández de Kirchner, mirando de reojo al ministro. Por otro lado, la superficie sembrada sería de 42 millones de hectáreas, un crecimiento del 27 por ciento.

Otro de los ejes tiene que ver con el sector ganadero. El trabajo plantea la posibilidad de alcanzar un stock bovino de 54 millones, una suba del 8 por ciento, mientras que la producción de lácteos crecería un 77 por ciento, hasta 18,3 millones de litros. Y la producción total de carnes –porcina, ovina, bovina, caprina, etc.– podría incrementarse un 70 por ciento. En este punto específico, en todo lo referido a carnes, participó Mariano Bondone, un hombre de la Federación Agraria. “Las exportaciones agroindustriales y agroalimentarias podrían alcanzar, al cabo de diez años, los 100 mil millones de dólares. Una porción se venderá como materia prima, pero también apostaremos al valor agregado, lo que significará mayor generación de empleo, y un equilibrio más sustentable de nuestra balanza comercial”, aseveró la Presidenta.

Dentro de los lineamientos del PEA está contemplada la posibilidad de que todo ese trabajo sea institucionalizado a través de una ley. Si bien la mandataria no hizo mención del tema, recibió un petitorio por parte de una representante de las universidades para que el PEA pueda ser discutido en el Congreso. “La presentación de esta iniciativa llega en un momento óptimo para nosotros”, afirmó a este diario Agustín Rossi, titular del bloque de diputados del FpV. Si bien el legislador no tenía información sobre un proyecto de estas características, se mostró optimista frente al nuevo escenario parlamentario.

Todo indica que Domínguez dejará el ministerio en diciembre, con las elecciones de octubre ya consumadas. Tras su paso por esa cartera dejará como saldo la desarticulación de la Mesa de Enlace y un mayor acercamiento hacia otras entidades, como la cooperativa AFA. Por otro lado, la presencia de tantos legisladores del oficialismo fue interpretada ayer, por los mismos integrantes del bloque, como un aval político para quien podría ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados.

Compartir: 

Twitter
 

CFK y un recinto colmado por dirigentes del campo y la industria. “Con la meta de 160 millones de toneladas nos quedamos cortos.”
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.