ECONOMíA › EL GOBIERNO AVANZA EN LA CREACION DE UN SEGURO RURAL PARA TODO RIESGO

El seguro está por germinar

El Ministerio de Agricultura desarrolla junto al Banco Nación y la Superintendencia de Seguros un instrumento que sirva al productor agropecuario para cubrirse de las inclemencias climáticas. Su contratación será obligatoria.

 Por Sebastián Premici

“Vamos a trabajar muy fuertemente en la instalación del seguro contra todo riesgo”, había manifestado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso. El Poder Ejecutivo ya tomó la decisión política de crear un seguro multi-riesgo para todo el sector agropecuario, que será de carácter obligatorio. El Ministerio de Agricultura, a cargo de Norberto Yauhar, está trabajando en el tema junto a la Superintendencia de Seguros, el Banco Nación y las propias empresas aseguradoras y reaseguradoras. El objetivo será crear un único producto que contemple los distintos siniestros, incluida la sequía (para diseminar el riesgo), con una prima promedio del 3 por ciento del valor asegurado. “Esto es darle previsibilidad a la economía”, había manifestado la Presidenta. La cartera de Agricultura también está estudiando la aplicación de una línea de crédito por 170 millones de dólares para financiar proyectos de riego artificial.

Durante los primeros días de enero, las cámaras patronales del sector agropecuario habían denunciado que Argentina estaba pasando por la peor sequía de los últimos años. Sin embargo, la actual cosecha 2011-2012 está estimada entre los 97 y 99 millones de toneladas, según fuentes de Agricultura, apenas por debajo del record de las 100,6 millones de la campaña anterior. Más allá de que la situación resultó más benévola de lo que pretendían instalar desde algunos sectores, el Gobierno está analizando la creación de algunos instrumentos para que los productores puedan anticiparse a las inclemencias climáticas. “Si podemos lograr esto, va a servir también para que cada vez que haya un problema no tengan que recurrir al Estado sino que el productor esté cubierto de antemano”, había dicho Fernández de Kirchner.

“Estamos apuntando a que se arme un solo producto que sea comercializado en todo el sector agropecuario y que llegue a las 35 millones de hectáreas. De esta manera podremos abaratar el instrumento”, indicó Yauhar a Página/12. Según indicó el funcionario, el valor de un seguro de estas características ronda el 7,5 por ciento más IVA del valor asegurado. “La idea es bajar la prima a un 3 por ciento más IVA. El productor deberá cubrir, en el caso de la sequía, hasta un 40 o 50 por ciento de su producción”, agregó.

Este instrumento será de carácter obligatorio, aunque todavía no se definió cuál será el mecanismo de implementación. Los productores que no tengan seguro multi-riesgo no podrán acceder a los créditos con tasa subsidiada que ofrece Agricultura, ni recibir aportes no retornables, ni subsidio alguno. “En una primera etapa creo que llegaremos al 85 por ciento de los productores. El restante 15 por ciento hoy está en la informalidad, que serán incorporados periódicamente a partir de la implementación del monotributo social para productores”, agregó Yauhar (ver aparte).

“Estamos dispuestos a dar préstamos a los productores a tasas subsidiadas para que hagan sus programas de riego artificial”, había adelantado CFK. En este sentido, Agricultura tiene pensados dos programas. Por un lado, invertirá 16 millones de dólares para que los productores (pequeños o grandes) puedan capacitarse en el uso de las tecnologías de riego artificial. El Ministerio montará, juntamente con el INTA, las universidades y colegios agrotécnicos, 10.000 hectáreas donde podrán realizarse las capacitaciones.

La otra arista apunta a generar un mecanismo de financiamiento para que los productores puedan llevar el riego artificial a sus propios campos. Agricultura pondrá a disposición, junto al Banco Nación, 170 millones de dólares, para que los interesados puedan comprar los equipos necesarios, a pagar en cinco años, con uno de gracia y una tasa de interés del 8 por ciento, fija en pesos.

“Vamos a trabajar para incorporar miles de hectáreas al riego complementario. Por ejemplo, en áreas donde hoy el maíz rinde seis toneladas por hectárea, con riego artificial podrían expandirse a 13 toneladas”, concluyó Yauhar.

Compartir: 

Twitter
 

“El productor estará cubierto y no tendrá que recurrir al Estado cada vez que haya un problema”, sostuvo Yauhar.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.