ECONOMíA › FUERTE ESPECULACION CON PAPELES DE DEUDA ARGENTINA

Bonos subieron hasta el 30 por ciento

 Por Cristian Carrillo

La Bolsa porteña operó ayer como una tienda de saldos. Los inversores se abalanzaron sobre los títulos públicos para aprovechar las actuales cotizaciones, muy castigadas semanas atrás y ahora consideradas ganga luego de que la Cámara de Apelaciones de Nueva York suspendiera el fallo del juez de Distrito Thomas Griesa, que obligaba al país a pagarles a los fondos buitre. Los bonos finalizaron la rueda con alzas de hasta 20 por ciento, mientras que los cupones atados a la marcha de la economía alcanzaron a 30 por ciento en la emisión en dólares y bajo legislación extranjera. El volumen de operaciones cuadruplicó el promedio de días atrás. La mejora respondió, según analistas consultados, a que la cautelar de no innovar de la Cámara aleja los fantasmas de default técnico. El resultado fue una caída de 200 puntos en el riesgo país, mientras que los seguros por impago de deuda (Credits Default Swaps) a lo que apostaron los fondos especulativos perdieron más del 20 por ciento de su valor, tanto en la cobertura de uno como de diez años.

El litigio entre el país y los fondos buitre hizo retroceder fuertemente los títulos públicos. Las cotizaciones de estos papeles venían además castigadas por operaciones especulativas que se realizaron a partir de que varias provincias decidieran pesificar sus vencimientos ante la imposibilidad de acceder al mercado de cambios para obtener los dólares para afrontar los pagos. No obstante, el mayor desplome coincidió con la confirmación del fallo de Griesa por parte de la Cámara, argumentando la existencia de discriminación del país a los fondos buitre. Luego de varias instancias de apelación, la Cámara rechazó el fallo del magistrado de Manhattan, que establecía que el país abonase en efectivo y en un solo pago los 1330 millones de dólares que piden los demandantes. La mejora fue inmediata en los precios de los bonos.

“El derrotero respondió a una apreciación de los inversores de que había riesgo de default. La suba descarta ahora ese riesgo, y además no lo concibe como una eventualidad, sino que existen muchas posibilidades para que se resuelva la cuestión de fondo, dado que la Cámara mostró que escuchó los argumentos de la Argentina”, explicó a Página/12 el titular de Arpenta, Julio Bruni. El plazo dispuesto por Griesa coincidía con el pago de 3300 millones de dólares en vencimientos del Cupón PIB, el cual podía haber sido presa de embargo de los fondos buitre. Es por eso que el revés que sufrió Griesa impactó en mayor medida sobre estos papeles. Los cupones en dólares con ley argentina ganaron 20 por ciento, mientras que las series bajo legislación de Nueva York sumaron un 30 por ciento. Estos papeles habían sido los más castigados y se los utilizó para justificar la suba en los seguros contra default, pese a que no se los considera técnicamente como bono y la práctica de redireccionar el pago no gatillaría la cláusula de este incumplimiento. Además, los CDS dan un período de gracia de 30 días.

Otro papel sumamente beneficiado en la rueda fue el Global 2017, con una suba de 14 por ciento. Este papel paga su vencimiento el lunes próximo. Este bono también recibió el castigo de los inversores, pese a que incluso en el fallo de Griesa había quedado al margen de cualquier riesgo de embargo. En esa misma línea, los bonos Discount completaron el podio, con subas de 15 por ciento en el caso de la emisión en dólares y Ley de Nueva York. Este bono, que se entregó en 2005 y 2010 a los bonistas que ingresaron en sendos canjes, paga intereses el 30 de diciembre. Este título también hubiese quedado rehén del litigio con los fondos buitre. La suba en estos papeles repercutió en las acciones del sector bancario, favorecidos con la mejora en sus tenencias en bonos. El panel MerVal subió 3,5 por ciento. “La tendencia alcista va a continuar, aunque se prevé algo más de volatilidad previo a la fecha del fallo definitivo de Cámara”, explicó Agustín Trella, de Puente.

Sin embargo, el reflejo más evidente de la desaparición de los fantasmas de default se constituyó en el precio de los propios seguros contra riesgos de impago. El CDS a un año perdió 2765 puntos, para cerrar en 9296 unidades. Este vence el 20 de diciembre. También a dos años sufrió una fuerte caída, de 1684 puntos básicos, a 6427 unidades; y siempre con estas mismas proporciones (20 por ciento) cayeron para cinco años a 4014 puntos y a diez años a 3209 puntos.

Compartir: 

Twitter
 

El volumen de operaciones cuadruplicó el promedio de días atrás.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.