ECONOMIA › EL SECTOR FINANCIERO ACEPTARA UNA FUERTE BAJA DE COMISIONES

Bancos agitan bandera blanca

Un comité de bancos y de las tarjetas de crédito tradicionales está puliendo una propuesta de rebaja de comisiones a los supermercados para presentarle al secretario de Comercio Interior. De ese modo, esperan desactivar la Súper Card.

 Por Javier Lewkowicz

En un clima de hermetismo en el sector financiero y expectativa por parte del segmento comercial, los bancos y las tarjetas de crédito resolvieron conformar un comité que consolide una propuesta para llevarle al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, con la idea de reducir el costo financiero que pesa sobre los supermercados. Esa iniciativa responde a una exigencia del Gobierno, que quiere que las comisiones bajen del 3 al 0,75 por ciento. Los bancos y las tarjetas buscan cómo distribuir el perjuicio, al tiempo que buscarán incorporar otras variables a la negociación, como cambios en las bonificaciones para las compras con los plásticos. El resultado de esa puja se analizará el martes que viene en una reunión convocada por Moreno a la que asistirán las cadenas de supermercados. Allí se terminaría de definir cómo continúa el congelamiento general de precios, que se extendería –por lo menos– hasta el 1º de junio.

Por lo pronto, Moreno ya autorizó que Papelera del Plata aumente los precios el 17 de abril, y lo propio haga en mayo Coca-Cola, con el usual esquema de subas escalonadas, según el producto sea “masivo”, “selectivo” o “premium”. La idea del Gobierno es que los aumentos para la industria no se reflejen en las góndolas, a partir de la reducción de costos que significaría la baja en las comisiones que cobran las tarjetas de crédito, junto a una reducción del margen de rentabilidad de los supermercados.

“La Argentina es el país donde más alto es el costo de gestión de tarjetas de crédito. Una baja en esos valores aumentaría la rentabilidad de los canales de distribución y permitiría absorber determinados aumentos en los precios de la industria, sin que afecte al consumidor final”, explicó a este diario Alberto Guida, titular de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam), que ayer celebró su jornada anual (ver aparte).

En el sector comercial descreen que los bancos vayan a negarse a bajar comisiones y con ello desatar una fuerte disputa con el Gobierno. Si así lo hicieran, se pondría en marcha la Súper Card, iniciativa que los supermercados presentaron a Moreno y que desplazaría a las tradicionales tarjetas de crédito. Sin embargo, fuentes del sector financiero indicaron a este diario que los bancos y las tarjetas de crédito presentarían una propuesta de reducción de las comisiones que “dejará conforme a Moreno”. El Gobierno quiere que las bajen de 3 a 0,75 por ciento, en línea con el costo que se cobra por ese servicio a los comercios en los países industrializados.

El acuerdo de precios, según Moreno le comunicó a los supermercadistas, se ampliará al menos hasta el 1º de junio. En ese período ya comenzarán a impactar las paritarias en los supermercados, lo que despierta preocupación en esos empresarios, que sin embargo en los últimos años ganaron mucho dinero a partir del crecimiento del consumo. A pesar de la extensión del congelamiento de precios, Moreno autorizó subas para Coca-Cola y Papelera del Plata, y hay varias empresas que iniciaron el trámite para pedir por subas y están a la espera de la contestación. Guida señaló que hasta ahora el congelamiento no afecta la rentabilidad del sector y que “en general la lectura sobre el acuerdo es positiva”. “Permitió frenar un poco las expectativas inflacionarias. Hoy ya no se habla con el grado de locura que había antes. Es posible extenderlo, pero también se puede ir saliendo de una manera gradual, a través de la mejora en la rentabilidad de los comercios que permitiría la reducción de comisiones de las tarjetas de crédito”, agregó. Explicó que la baja del costo financiero beneficiaría también a los mayoristas, ya que un 20 por ciento de sus clientes minoristas utilizan las tarjetas de crédito para operar.

La subsecretaria de Defensa al Consumidor, María Lucila “Pimpi” Colombo, señaló ayer que el acuerdo de precios vigente en la comercialización de productos de consumo masivo “va muy bien” y confirmó que la reducción en el costo financiero “se resolverá, ya sea porque se conforme una tarjeta única o bien porque las tarjetas bajen las actuales comisiones”. Aseguró que habrá “tolerancia cero” frente a aumentos de precios en Semana Santa. Por su parte, Yolanda Durán, titular de la Cedeapsa, que agrupa a supermercados del sudeste asiático, manifestó que “en nuestro sector estamos trabajando tranquilos con el esquema de precios congelados”.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Guida, titular de la Cámara de Mayoristas, analizó el tema en una conferencia del sector.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared