ECONOMíA › DENUNCIAN A SEIS BANCOS Y UNA PETROLERA POR MANIOBRAS ACORDADAS PARA PROVOCAR LA SUBA DEL DOLAR

Pacto para desestabilizar y devaluar

La fiscalía general y la Procelac imputaron ante la Justicia Penal Económica a seis bancos y a la petrolera Shell, por “colusión” de intereses y maniobras para provocar la devaluación de enero. Exorbitantes beneficios e impacto social.

Directivos de seis entidades bancarias, entre ellas Citibank y JP Morgan, y de una petrolera multinacional, Shell, fueron imputados ante la Justicia Penal Económica “por atentar contra el orden económico al actuar, en conjunto, para generar una drástica suba del dólar” en el mes de enero de este año. “En cuestión de minutos, una corrida cambiaria les significó una ganancia exorbitante”, afirma la presentación formulada por los fiscales Emilio Guerberoff y Carlos Gonella. Esta es la primera vez, señalaron fuentes de la investigación, que empresas que incurrieron en maniobras especulativas son imputadas ante la Justicia por el intento de manipulación del mercado a su favor. “No sólo hubo compras y ventas de divisas por encima de los valores que en esos momentos regían en el mercado, con la evidente intención de subir la cotización, sino que además esto fue inmediatamente aprovechado para remarcar los precios de insumos para la construcción, alimentos y otros rubros para generar mayores ganancias en las empresas formadoras de precios, lo que ata el origen de un proceso inflacionario con estas maniobras especulativas”, aseguró Gonella ayer en declaraciones radiales.

Guerberoff, fiscal general, y Gonella, a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), requirieron la investigación de la responsabilidad de los directivos locales del Banco Galicia, HSBC, Citibank, BBVA Francés, BNP Paribas, JP Morgan Chase Bank, Banco de la Provincia de Córdoba y de la petrolera Shell, en las maniobras perpetradas en el mes de enero en el mercado cambiario, que derivaron en “extraordinarios beneficios económicos”. En particular, en el caso de los bancos mencionados, se señala una utilidad de casi 10 mil millones de pesos en enero de este año, frente a 427 millones de pesos en el mismo mes de 2013: un aumento de más del dos mil por ciento.

La presentación elaborada por la Procelac, que recayó en el Juzgado Penal Económico Nº 7 a cargo de Juan Pedro Galván Greenway, cita diversos casos de subas de precios que se dieron tras la devaluación, y señaló “la importancia de juzgar este tipo de conductas que afectan la situación económica y social de millones de personas”. Las maniobras, precisa la denuncia, tuvieron “impacto directo sobre el sistema financiero y, por su intermedio, en la determinación de los precios del resto de la economía”, en un contexto de escasez de divisas por “la no liquidación de la totalidad de la cosecha por parte de los exportadores agropecuarios”.

Señala también el informe “las llamativas operaciones realizadas en el mercado minorista por la petrolera Shell y el HSBC por volúmenes y precios de cotización exorbitantes”. En esas jornadas, recuerda, “el HSBC concretó tres operaciones de venta de dólares a Shell por más de 4,5 millones de dólares a una cotización de 8,70, cuando el día anterior había cerrado la cotización a 7,12”.

Por otro lado, la presentación ante el Juzgado Penal Económico refiere que las ganancias “en concepto de diferencia de cotización” del Citibank en el mes de enero ascendieron a 733 millones de pesos; el BBVA Francés logró 548 millones; HSBC, 356 millones; BNP Paribas, 198 millones; JP Morgan, 92 millones; Galicia, 51 millones, y el Banco de Córdoba, 50 millones de pesos.

En la denuncia, la Procelac destacó 17 operaciones realizadas el 23 de enero en el mercado mayorista, produciendo “un alza drástica de la cotización” hasta cerrar la jornada. “La primera operación inusual ocurrió a las 12.18, cuando uno de los bancos compró un millón a otra entidad a una cotización de 8 pesos. Esa operación fue consolidada por otras operaciones millonarias en cuestión de segundos. A las 12.26, se ofreció 8,25 pesos en una compra de 500.000 dólares y dos minutos después, se vendió un millón a 8,30 pesos por dólar. Y un minuto más tarde, se pagó 8,40 pesos por dólar en otra compra de un millón. A esa altura, durante la mañana el aumento registraba un porcentaje acumulado del 16,8 por ciento.” “A las 12.30 horas –continúa–, el Banco Central intervino en el mercado vendiendo 4 millones a 8 pesos. Pero cuatro minutos después, uno de los bancos denunciados reinició las operaciones especulativas, con una compra de un millón a 8,40 pesos a otro banco. Al mismo tiempo, se concretó otra operación por 5 millones a 8,50; para ese entonces, el porcentaje (de aumento) acumulado durante el día era de 18,21 por ciento.”

Para la Procelac, “las operaciones realizadas por los seis bancos denunciados reflejaron un comportamiento anormal que no guarda correspondencia con la evolución que presentaba el mercado mayorista de divisas en el correr de la semana ni tampoco al inicio de la jornada”.

Compartir: 

Twitter
 

Shell fue involucrada en la denuncia por compras a 8,70 pesos, cuando el dólar cotizaba muy por debajo.
Imagen: Jorge Larrosa
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.