ECONOMíA › EL GOBIERNO ADVIRTIO AL BONY Y A EUROCLEAR POR IMPEDIR QUE LOS BONISTAS COBREN LO QUE LES CORRESPONDE

Cartas de intimación a los agentes de pago

El equipo económico les envió dos duras misivas a las entidades que deben distribuir los fondos a los acreedores del canje para que cumplan con su obligación. Les advirtió que podría iniciar acciones legales en su contra por no haberlo hecho.

 Por Tomás Lukin

El Bank of New York recibe presiones del gobierno argentino y de los bonistas que participaron de la reestructuración de la deuda.

El Ministerio de Economía intimó al Bank of New York Mellon (BoNY) y Euroclear, intermediarios de la cadena de pago de la deuda, a que cumplan con sus obligaciones contractuales y permitan cobrar a los bonistas. Las dos cartas enviadas ayer advierten a las entidades que el país analiza iniciar acciones legales en su contra si persisten las irregularidades en la transferencia de los fondos. Las breves pero contundentes misivas a las que accedió Página/12 enfatizan que el país cumplió en tiempo y forma con su obligación de depositar 832 millones de dólares en las dos cuentas que tiene el BoNY en el Banco Central. Se trata del pago de los vencimientos de capital e intereses en moneda extranjera correspondientes a tres tipos de emisiones, donde el agente fiduciario y la caja compensadora intimados intervienen: bonos bajo ley estadounidense, títulos con legislación inglesa y papeles regidos por el derecho local.

El fallo del juez Griesa restringe en forma difusa la capacidad de los intemediarios para canalizar los pagos si Argentina no les entrega 1500 millones de dólares a los fondos buitre. La decisión del Gobierno de transferir los recursos la semana pasada y así evitar declarar un default puso a la cadena de pagos en un aprieto. El BoNY y Euroclear ya le hicieron saber al magistrado que se encuentran en una situación incómoda. Por el momento, no cursaron ninguno de los pagos a sus propietarios y se limitaron a preguntarle a Griesa cómo proceder.

El banco neoyorquino reconoció en una carta al juez que los recursos son propiedad de los acreedores y no pueden ser reintegrados a la Argentina como él sugirió. Pero el “pánico” ante una represalia judicial es tan grande que llega incluso a los intermediarios que no están alcanzados por la jurisdicción del magistrado. Es el caso de Euroclear, la caja compensadora para los bonos con ley inglesa y los títulos con ley local. La cancelación de esos bonos no atraviesa nunca Estados Unidos ni involucra firmas de ese país. Sin embargo, no fueron procesados.

Las intimaciones del Gobierno se sumaron a las presiones directas de los distintos fondos de inversión con bonos argentinos del canje ante Griesa y los mismos intermediarios, para que habiliten la transferencia de sus recursos. Los primeros en reclamar para cobrar los vencimientos en euros regidos por ley inglesa fueron los denominados Eurobondholders y Fintech, propiedad del magnate mexicano David Martínez (el dueño de una porción de Cablevisión que está negociando su salida de la firma para comprar parte de Telecom). Ambos le advirtieron al tribunal que su decisión sobre los eurobonos fue inducida erróneamente por los buitres. Pero incluso, como informó anteayer este diario, el BoNY fue emplazado por un importante fondo internacional, que reclamó cobrar sus acreencias emitidas con ley norteamericana.

Intimar al BoNY

“Se pone en su conocimiento que Argentina ha cumplido en tiempo y forma con sus obligaciones de pago bajo el Trust Indenture [el contrato firmado en 2005] a los fines de que proceda en tiempo y forma a la cancelación de los intereses”, reclama la misiva del Gobierno girada ayer al BoNY en referencia a los 832 millones de dólares. El escrito del Palacio de Hacienda le recuerda al banco que “Argentina se encuentra en un proceso de diálogo en el marco de la causa para lograr una solución justa, equilibrada y legal con la intervención de la Corte a cargo de Thomas Griesa, quien ha designado a tales efectos al abogado Daniel Pollack como ‘special master’ [mediador]”. Argentina solicita que el BoNY publique en los medios una copia de la misiva “a los fines de deslindar cualquier responsabilidad y/o incumplimiento que pretenda imputársele a la Argentina por cualquier orden judicial que obstruya el cobro definitivo de los importes depositados para el vencimiento de intereses que operó el 30 de junio de 2014, y/o que recaiga sobre el patrimonio fiduciario de los tenedores”.

La carta concluye con la advertencia de posibles demandas judiciales: “Argentina se reserva todos los derechos y acciones que correspondan contra el BoNY en cuanto el mantenimiento de su conducta en el tiempo constituya o pudiere constituir un evento de incumplimiento ajeno a la República, que afecte sus derechos e intereses, como los de los tenedores, y una violación a sus obligaciones como Agente Fiduciario”.

Bonos con ley inglesa y local

Hasta ahora, Griesa, a quien todos piden disculpas en sus escritos por molestarlo durante las vacaciones, sólo le respondió al Citibank. El magistrado dijo que ese banco no tiene ningún impedimento legal para canalizar los pagos de bonos en dólares emitidos bajo ley argentina. Sin embargo, Euroclear no procesó los pagos. “El juez Griesa reconoció que los bonos locales son diferentes de los demás bonos emitidos en las ofertas de canje de 2005 y 2010, y que los pagos de dichos bonos están permitidos”, sostiene la intimación de Economía a Euroclear.

“Los Eurobonos se rigen por la ley de Inglaterra y Gales y se pagan en euros. Por ello, en ningún momento de la cadena de pagos los fondos pasan por Estados Unidos”, advierte Economía a Euroclear y recuerda que el banco involucrado –Bank of New York Luxembourg– “es una entidad extranjera constituida en Luxemburgo y por ello la Corte de Distrito Sur de Nueva York no tiene jurisdicción”. El equipo económico enfatiza a la caja compensadora que todas sus transferencias de dinero “gozan de inmunidad incondicional”. Como esas series de deuda –ley local e inglesa– no están alcanzadas por la jurisdicción del juez norteamericano, si se efectivizan sus pagos, los vencimientos afectados por la demanda buitre se reducirían hasta, solamente, 230 millones de dólares.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.