ECONOMíA › EL BCRA RECONOCERá 50 MIL MILLONES POR FUTUROS

Acuerdo por una pérdida millonaria

Cuando comiencen a cancelarse los contratos de dólar a futuro, la AFIP aplicará una retención sobre las utilidades que obtengan los compradores. El Banco Central perdería unos 50 mil millones de pesos por la devaluación. El mecanismo presentado ayer por el director general del organismo, Alberto Abad, contempla a las personas físicas y las empresas que hayan realizado esas operaciones y podrán computar las percepciones contra el pago de los impuestos correspondientes. Las alícuotas para las empresas y bancos serán del 35 por ciento a cuenta del Impuesto a las Ganancias. En el caso de las personas físicas la tasa llegará al 0,5 por ciento en cabeza de Bienes Personales. Cuando se trate de sujetos que no sean contribuyentes de esos tributos la norma prevé un régimen de devolución.

El establecimiento de las nuevas reglas de juego y la instrumentación del acuerdo con el sistema financiero terminó con la discusión sobre la pérdida que reconocerá el Banco Central en los contratos de futuros luego de la devaluación y habilitó la reapertura del mercado a partir de los próximos días.

Las retenciones dispuestas por la nueva conducción de la AFIP deberán ser practicadas por los agentes intermediarios ya sean las entidades bancarias que operen bajo la órbita del BCRA o los agentes de liquidación y compensación registrados en la Comisión Nacional de Valores (CNV). Asimismo, cuando las operaciones sean propias de las entidades intermediarias, éstas deberán autorretenerse el 35 por ciento. La utilidad sobre la que se calculará la retención será la cifra que surja entre el precio del dólar al momento del vencimiento o cancelación del contrato y el valor convenido entre las partes.

La nueva conducción del organismo regulador del mercado oficializó ayer a través de una resolución el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el sector financiero. Como anticipó Página/12, a los inversores minoristas que compraron futuros hasta el 29 de septiembre último se les canjeará el papel por un contrato similar pero con un precio más alto al originalmente pactado, lo que reducirá la ganancia que obtendrán al efectivizar el acuerdo respecto a la devaluación de ese momento. A los bancos privados que operan en el MAE (Mercado Abierto Electrónico) se les entregará un bono por la diferencia, aunque éstos a sus clientes deberán pagarle la eventual ganancia en pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.