EL PAIS › EL FPV RATIFICO SU POSTURA SOBRE LOS CANDIDATOS PARA LA CORTE SUPREMA

Un conflicto que sigue latente

El kirchnerismo advirtió que, pese a la postergación hasta febrero, no acompañará los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz si los candidatos juran “en comisión” antes de cumplir el trámite regular en la Cámara alta. Macri recibe hoy al PJ federal para bajar la tensión.

 Por Sebastian Abrevaya

La decisión de postergar la asunción de los dos jueces de la Corte Suprema designados por decreto le permitió a Mauricio Macri ganar un poco de tiempo y descomprimir la tensión que había generado tanto en el terreno político como judicial. Sin embargo, el camino para completar la composición del máximo tribunal sigue lejos de quedar allanado. Senadores del Frente para la Victoria advirtieron ayer que más allá de que se haya iniciado en paralelo el procedimiento regular establecido por el decreto 222, no acompañarán ninguna designación si se intenta saltear previamente la opinión de la Cámara alta. “Si quieren que los pliegos se aprueben que hagan las cosas bien”, advirtió en diálogo con Página/12 un importante senador kirchnerista. En concreto, ratificaron que si Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz juran antes de que su pliego se analizado por el Congreso, votarán en contra. En este contexto, la titular del Senado, Gabriela Michetti, anunció que hoy Macri recibirá en la Casa Rosada a los senadores del peronismo federal, con quienes abordará el tema.

En línea con el comunicado de la Corte Suprema emitido el miércoles, el ministro de Justicia, Germán Garavano, se encargó de aclarar ayer que el decreto que cubre las vacantes del tribunal supremo “sigue firme”. “El tema se fue analizando incluso con diferentes líderes del espacio, se vio la situación de emergencia, algo que se convino ayer con (el titular de la Corte, Ricardo) Lorenzetti y se postergó incluso hasta los primeros días de febrero la toma de juramento como consecuencia de que en enero no hay actividad”, explicó Garavano.

Michetti, por su parte, reconoció que “la situación generó ruido” aunque fue “una tensión que no llegó a ser tan honda ni complicada”. “La suspensión de la jura descomprimió totalmente la situación”, consideró la titular del Senado, que anunció la realización una auditoría para revisar la planta de personal que trabaja en la Cámara.

Lo cierto es que la postergación de la jura hasta febrero no resolvió el problema de fondo: para que Rosatti y Rosenkrantz sean nombrados en la Corte de manera permanente, deben conseguir el aval de los dos tercios de los senadores. Dada la correlación de fuerzas, ese número no podría alcanzarse sin el apoyo de al menos una cantidad importante de legisladores kirchneristas. Actualmente el FpV-PJ tiene un bloque de alrededor de 40 senadores, mientras que Cambiemos (UCR-PRO-CC) suma apenas 17. El peronismo federal podría hacer su aporte pero de todas maneras es insuficiente para conseguir la mayoría calificada establecida en la Constitución.

Originalmente se preveía que todos los presidentes de bloque del Senado mantuvieran un encuentro con Macri pero Michetti explicó que “por la tensión que se generó por el tema de la Corte” esa reunión se pospuso hasta enero. En cambio, se llevarán a cabo reuniones con todos los bloques por separado.

Hasta el momento entonces, el oficialismo se encontrará con el mismo problema al terminar la feria judicial de enero. Según fuentes del macrismo, no prevén por ahora constituir la comisión de Acuerdos del Senado, que es la encargada de analizar los pliegos.

Una vez cumplido el proceso de presentación de avales e impugnaciones en el marco del Ministerio de Justicia, el Ejecutivo tiene 10 días para elevar los pliegos al Senado. Pero para que los mismos tomen estado parlamentario y puedan comenzar a tratarse en la comisión de Acuerdos debe previamente realizarse al menos una sesión. Además, el kirchnerismo ya elevó a Michetti la lista con los 9 miembros del bloque que integrarán esa comisión. Si bien deberá resolverse al momento de constituirse, el kirchnerismo ya avisó que pretende retener la presidencia, en manos del salteño Rodolfo Urtubey. Con ese panorama, difícilmente el macrismo pueda lograr que los juristas propuestos tengan el aval parlamentario que requiere el artículo 99, inciso 4 de la Constitución Nacional, antes de que se reanuden las sesiones ordinarias, el 1º de marzo próximo.

Compartir: 

Twitter
 

La titular del Senado, Gabriela Michetti, adelantó ayer que revisará la planta de personal de la Cámara.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.