EL PAíS › MEMORIA ACTIVA LE LLEVó A GARAVANO SUS PLANTEOS SOBRE EL CASO AMIA

La inquietud de los familiares de las víctimas

Familiares de víctimas del ataque a la AMIA nucleados en Memoria Activa se reunieron ayer con el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, a quien le llevaron una serie de planteos y preocupaciones relacionados con las múltiples aristas que comprenden actualmente el esclarecimiento del atentado: el juicio por encubrimiento que se le sigue al ex juez del caso Juan José Galeano y al ex titular de la DAIA Rubén Beraja, entre otros, por el cual Memoria Activa requirió la continuidad de la Unidad AMIA que funciona dentro del ministerio y está al frente de la querella; la desclasificación de los archivos de la ex SIDE, y la posibilidad de realizar un “juicio en ausencia” a los acusados iraníes, propuesta que según trascendió el nuevo gobierno está evaluando y que la agrupación rechazó por su inviabilidad jurídica.

De la reunión participó Mario Cimadevilla, nuevo secretario de Investigación del atentado, a quien los familiares le manifestaron su desacuerdo con que la flamante secretaría lleve el nombre del ex fiscal Nisman.

Los familiares se llevaron del encuentro el compromiso de Garavano de concretar los reclamos, según contó a Página/12 Diana Malamud. “El ministro estuvo abierto a escuchar, tomó nota y se comprometió. Veremos si cumple en la práctica, lo único que vale son los hechos”, advirtió.

Una de las principales preocupaciones de Memoria Activa gira en torno a la continuidad de la Unidad AMIA que funciona dentro del ministerio y forma parte de la querella en el juicio oral y público por encubrimiento. Según la agrupación, Garavano dio su palabra de que la unidad seguirá en pie. “Es importante que la querella quede, porque realizaron un trabajo intenso que el nuevo Gobierno no debería desarticular. El encubrimiento fue por algo, y el juicio es clave para llegar a la verdad”, apuntó Malamud.

Garavano prometió también llevar a fondo los compromisos asumidos por el Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a partir del decreto 812 de 2005 firmado por el entonces presidente Néstor Kirchner. Sobre Cimadevilla, quien fue nombrado como secretario y tendrá a cargo coordinar las distintas causas relacionadas con el atentado, desde la causa madre hasta la muerte de Nisman, Malamud señaló que el intercambio fue mayoritariamente con Garavano y que el nuevo funcionario se limitó a escuchar. “La causa es tan grande y compleja que el nuevo Gobierno aún debe ponerse al tanto de muchas realidades que desconoce”, dijo Malamud. Una de las diferencias proviene del rechazo de la agrupación a que la nueva secretaría lleve el nombre del fallecido fiscal Nisman. “Solicitamos no confundir la muerte de Nisman con el asesinato impune de nuestros familiares en la AMIA”, aclaró Memoria Activa en un comunicado difundido tras la reunión.

El que estuvo ausente en el encuentro fue el flamante secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, aunque este diario pudo saber que su designación fue uno de los temas de la reunión. “Claudio Avruj ha sido el ladero de Beraja durante muchísimos años, no puedo creer que sea un secretario de Estado. Le hicimos saber al ministro lo que pensábamos”, afirmó Malamud.

El tema que quedó fuera de la discusión fue el Memorándum de Entendimiento con Irán, que el gobierno decidió dejar caer. “No forma parte de nuestra agenda desde que Irán no lo ratificó. El memorándum nunca entró en vigencia y con él se ha hecho un uso y abuso político, ha sido usado como cortina de humo para la impunidad”, dijo Malamud.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.