ECONOMíA › EL INDEC DIFUNDIó UN ALZA DEL IPC DEL 3,1 POR CIENTO EN JUNIO

La inflación no da respiro

A pesar de la recesión y la caída de las ventas, los aumentos se mantienen firmes. Dentro del IPC, el nuevo cálculo de la “inflación núcleo”, que excluye los servicios públicos y otros items, se aceleró el mes pasado. Trepó 3 por ciento contra 2,7 de mayo.

El Indec informó que los precios aumentaron en junio un 3,1 por ciento en relación al mes anterior. A pesar de la lenta salida del apagón estadístico, que se produjo en los meses con mayor inflación, los datos difundidos ayer siguieron sin dar cuenta del incremento acumulado en el primer semestre ni tampoco la variación interanual. Los índices de precios al consumidor publicados por organismos provinciales, sindicatos y consultoras privadas arrojan aumentos del orden del 25 por ciento entre enero y junio. De acuerdo a esas estimaciones, durante los primeros seis meses de 2016 se alcanzó la pauta autoimpuesta por el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, para todo el año. En tanto, esas mismas fuentes arrojan subas superiores al 45 por ciento en términos interanuales.

Los distintos voceros económicos del Gobierno y los economistas de las consultoras privadas prevén una desaceleración inflacionaria en el segundo semestre que, si bien no lo explicitan, tendrá entre sus principales factores la caída del poder adquisitivo y la contracción de las ventas. Pese a ello, las señales de disminución de la suba de precios todavía no aparecen. Por el contrario, el denominado “IPC-Núcleo” aumentó en junio 3,0 por ciento, más que el 2,7 que había registrado en mayo. Ese nuevo indicador publicado por el Indec desde el mes pasado excluye los precios de la energía y los alimentos por su elevada volatilidad de corto plazo para intentar mostrar una tendencia sobre cómo evoluciona la inflación. La divulgación de ese nuevo dato forma parte del proceso de instalación de un régimen de metas de inflación en el Banco Central, un diseño institucional que subordina los objetivos de crecimiento, empleo y equidad social al combate del aumento de precios. Pero fundamentalmente el Indec recreó el concepto de “inflación núcleo” para intentar mostrar una tendencia descendente en el costo de vida.

Para su “core inflation”, como se denomina en inglés a esa medición, el organismo estadístico deja fuera la electricidad, el agua, el gas, los servicios de salud, la educación, el transporte, los cigarrillos, las frutas, las verduras y los viajes, entre otros ítems donde se observó una marcada aceleración de precios en lo que va del año. Pero el intento de distracción sobre la disparada inflacionaria inflingida por las políticas de Cambiemos todavía no funciona, ya que la medición del IPC-Núcleo subió el mes pasado, cuando los pronósticos del Ministerio de Hacienda y del Banco Central eran que bajaría.

El informe del Indec mostró aumentos significativos en rubros centrales del presupuesto familiar durante junio: 11,1 por ciento en verduras, que ya habían trepado 20,1 por ciento el mes anterior, y 10,9 por ciento en aceites, mientras que también se verificaron fuertes aumentos en los rubros Vivienda y servicios básicos y Atención médica, del 7,1 y 7,0 por ciento, respectivamente. También tuvieron alzas por encima del promedio los precios de los medicamentos (5,1) y los productos panificados (3,8), lo mismo que el rubro Alimentos y bebidas, con un alza del 3,2 por ciento, dentro del cual la carne registró alzas de entre 0,4 y 4,8 por ciento, según los cortes. En frutas y verduras, la papa subió 17,2 por ciento; el tomate, 13,0; la cebolla, 11,5, y el zapallo, 9,9, mientras que la banana subió 9,5. El rubro Educación aumentó 2,2.

Todos los valores surgen de la medición para el área metropolitana de Buenos Aires, ya que otra de las novedades del nuevo IPC es que el Indec abandonó la toma de precios en el resto del territorio nacional. Los bienes, que representan un 61,5 por ciento de la canasta, mostraron una variación de 2,2 por ciento mensual en junio, mientras que los servicios, que explican el restante 38,5 por ciento del indicador, tuvieron una variación de 4,5 por ciento con respecto a mayo.

Anteayer el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, revalidó la meta inflacionaria prevista para este año de hasta 25 por ciento, pese a que el acumulado de la primera mitad del año ya supera ese nivel. Como sucedió con la postergación de la fecha esperada para una reactivación económica, el funcionario prorrogó la baja de la inflación para el primer trimestre del año que viene: “Si no lo hacemos entre diciembre y diciembre, lo obtendremos entre marzo y marzo”, se desentendió.

Compartir: 

Twitter
 

El rubro Alimentos y bebidas subió 3,2 por ciento en junio, con alzas del 11,1 en verduras y 10,9 en frutas.
Imagen: Pablo Añeli
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.