ECONOMíA › MACRI, EN LA BOLSA DE COMERCIO. GABBI, SU TITULAR, LE PIDIó EL AJUSTE POR INFLACIóN DE BALANCES

Les compartió la “alegría” del blanqueo

Con euforia, los financistas bursátiles recibieron a Macri, que les prometió impulsar la expansión del mercado de capitales. Gabbi le endulzó el oído hablando de la “decadencia de la última década” y de funcionarios que “sólo nos dirigían palabras de desprecio”.

 Por Federico Kucher

“Citando al queridísimo Bambino Veira: la base está”. La frase no la dijo Julio Jorge Olarticoechea, el nuevo técnico de la selección argentina de fútbol. Fue del presidente Mauricio Macri, quién la mencionó ayer ante 1100 hombres de negocios dedicados a las finanzas en el 162° aniversario de la Bolsa de Comercio. El mandatario se quiso referir a que el país ya está avanzando en un camino de desarrollo y pobreza cero, pese a que el aumento de la inflación de los alimentos, el tarifazo y la caída del salario llevaron a 1,5 millones de individuos a convertirse en nuevos pobres en los últimos seis meses. Macri pidió a los asistentes, muchos de ellos dueños de importantes empresas que cotizan en el Merval, que se “pongan en regla” con el pago de impuestos y declaración de patrimonio aprovechando el nuevo blanqueo de capitales. “Es la última oportunidad. Porque Alberto (por Abad, titular de la AFIP) los va a perseguir y los va a encontrar”, dijo con una risa cómplice más que amenazante, mientras miraba al titular del organismo recaudador. Abad no fue el único funcionario que participó del evento. Estuvieron en el palco junto a Macri el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quién se sentó en el mismo escenario pero en la silla más alejada del presidente, incluso más que la del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El discurso del presidente en el aniversario de la Bolsa de Comercio era muy esperado por los hombres de las finanzas, que comenzaron a llegar al edificio del MerVal dos horas antes del discurso y comentaban en forma reiterada que hacía tiempo no se veía en la celebración anual una cantidad tan amplia de asistentes. La mayoría se quedó al cóctel de cierre del evento, en el que se sirvió salmón y champagne, pese a que Macri se retiró ni bien terminó su presentación.

“Cambiamos muchas cosas. Estamos en una nueva época, con nuevos horizontes, que nos hace sentir una energía vital. En los festejos del Bicentenario se sintió esta alegría en la calle. Es lo que percibí en Jujuy, en Tucumán y también en Buenos Aires, donde se festejó sin banderías políticas y se vivió un momento de alegría y reencuentro”, dijo el presidente, que utilizó la palabra alegría al menos 10 veces en un discurso de pocos minutos. Aseguró que “ya estamos yendo hacia el camino de la pobreza cero y para eso es central enfocarnos en la educación. Tenemos también que comprometernos en luchar contra el narcotráfico, igualar oportunidades, conseguir los frutos del diálogo y generar empleo de calidad, para lo que necesitamos despertar confianza todos los días para que lleguen las inversiones”. Planteó que esta nueva etapa del país requiere mantener las “reglas del juego” (garantizar seguridad jurídica) para un mundo al que le generamos curiosidad y ganas de participar con nuevos negocios. “Pensamos que tenemos que recuperar un mercado de capitales importante a nivel internacional, no puede pasar que la capitalización bursátil represente menos del 10 por ciento del PIB y que sólo el 1 por ciento de los argentinos ahorren acá (invirtiendo en la bolsa)”, apuntó.

Adelmo Gabbi, el presidente de la Bolsa porteña, festejó la llegada del nuevo Gobierno y destacó que se tomaron medidas centrales para regularizar la economía. “Ya no le tenemos que pedir al Gobierno de turno que saque el cepo, que liberalice los flujos de capitales, que honre las leyes internacionales o que recupere la confiabilidad de índices públicos. Porque todo eso ya lo hizo en muy poco tiempo. Esta es una administración que finalmente entiende que para que haya crecimiento y empleo no alcanza con gasto público subiendo año a año”, planteó. El empresario, tras los elogios a la nueva gestión, le pidió a Macri que se cumpla con un reclamo histórico de las empresas del MerVal, que es la posibilidad de ajustar los balances por inflación. Gabbi aseguró que se va a trabajar hombro a hombro con el Gobierno para erradicar la pobreza y conseguir todas las inversiones necesarias para generar trabajo y movilidad social. Planteó que uno de los desafíos de corto plazo de la bolsa es salir de la clasificación de país fronterizo, para poner al MerVal en condición de emergente, con el objetivo de facilitar la llegada de nuevos capitales del exterior que requieren esta clasificación como piso para invertir. “Tenemos que volver al Investment Grade”, dijo, al asegurar que los últimos diez años fueron “el proceso de decadencia más largo de la historia argentina, con funcionarios que venían a la Bolsa a dirigirnos palabras de desprecio”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri compartió con la dirigencia bursátil risas cómplices sobre el blanqueo de capitales.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.