ECONOMIA

El abuelito va a comprar la sidra y el pan dulce

La Anses adelantó para diciembre la liquidación del medio aguinaldo a los jubilados. La medida es general.

La Navidad feliz de este año vendrá devaluada. No habrá un paquete de aumentos como a fines de 2004, sino apenas el adelanto del aguinaldo a jubilados y pensionados. El titular de la Anses, Sergio Massa, anunció ayer la medida tras una reunión con Néstor Kirchner en la Casa Rosada. Los beneficiarios son los 3,5 millones de inscriptos en el organismo, incluidos los ex combatientes de Malvinas y los que reciben pensiones no contributivas. La segunda noticia que dio a conocer el funcionario es el anticipo de las jubilaciones de enero a quienes cobran por arriba de la mínima.
“El objetivo es dar previsibilidad para diciembre y enero y garantizar que todos los jubilados de la Argentina perciban sus haberes antes de las Fiestas”, destacó Massa en rueda de prensa. La liquidación del aguinaldo se realizará entre el 2 y el 23 de diciembre y alcanzará a la totalidad de los integrantes de la clase pasiva. La medida tendrá un costo fiscal de 1950 millones de pesos. En rigor, son gastos que ya están presupuestados, sólo que habían sido divididos entre el mes que viene, en su mayor parte, y enero. La Anses tiene un superávit que le permite afrontar las erogaciones sin inconvenientes.
La pregunta que no quiso contestar Massa fue cuándo habrá un aumento generalizado de jubilaciones. Los periodistas le recordaron al funcionario que Kirchner dijo antes de las elecciones que “ojalá que en algunos meses podamos anunciar subas para todos”. Todavía no parece haber llegado el momento. De hecho, Roberto Lavagna anunció hace tres semanas que el Gobierno no hará ningún gasto extra respecto de lo que figura en los presupuestos hasta abril de 2006. De eso se desprende que no se otorgarán mejoras de jubilaciones, ni de salarios de empleados públicos ni de planes sociales. La única chance es que el Congreso decida incorporar partidas especiales para cubrir esos gastos el próximo año. De todos modos, el Ejecutivo dejó en claro que su intención es frenar la salida de dinero como estrategia para contener la inflación.
En relación con el anticipo del cronograma de pagos de diciembre, el jefe de la Anses destacó que se reduce de 20 a 15 días hábiles y resaltó que por primera vez los jubilados cobrarán a mes vigente el haber y el medio aguinaldo. En un informe distribuido por el organismo, se recordó que el medio aguinaldo de la segunda mitad de 2001 se terminó de cobrar en febrero de 2002. A partir de 2003, quienes ganan la mínima empezaron a cobrar antes de las Fiestas y ahora la medida se extendió a todos los jubilados y pensionados, más los ex combatientes y beneficiarios de pensiones no contributivas. En aquellos años, el objetivo también fue disminuir el superávit fiscal del ejercicio para no mostrar un resultado tan abultado en medio de las negociaciones con el FMI. De lo contrario, se convalidaba que las exigencias del organismo eran alcanzables.
En relación con los haberes de enero, los jubilados y pensionados que perciban por arriba de la mínima y hasta 450 pesos cobrarán ese beneficio entre el 11 y el 24 de ese mes, de acuerdo con la terminación de su número de documento de identidad, medida que alcanza a 130 mil personas. En tanto, quienes cobran más de 450 pesos percibirán su haber entre el 25 y el 31 de enero. En este último caso están incluidos aquellos que superan los 1000 pesos y que habitualmente cobran en la primera semana del mes siguiente. La medida tiene un costo fiscal de 450 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.