ECONOMíA › PARA RATO, LA SUBA DEL CRUDO DEBE TRASLADARSE

El mejor amigo del consumidor

El director del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, aseguró ayer que “hay que trasladar al consumidor los nuevos precios de la energía”. Además, señaló que “antes el precio subía por la demanda y eso reflejaba una economía robusta, pero ahora sube por problemas de oferta y el riesgo está creciendo. Hay un 15 por ciento de probabilidades de que el precio del barril supere los 80 dólares a mediados de 2006”. Pese a las declaraciones del burócrata, las empresas productoras que operan en el país y las compañías que refinan y comercializan nafta aseguraron que no tienen previsto modificar sus precios en el mercado interno.

Mientras tanto, el crudo marcó un nuevo record histórico en el mercado mundial, al llegar a 72,49 dólares el barril en Nueva York, aunque luego la cotización terminó retrocediendo para cerrar a 71,95.

Rato advirtió que, si los países no toman medidas, es posible que la energía cara se convierta en lo que no ha sido hasta ahora, un “límite al crecimiento de la economía mundial”. Por eso instó especialmente a los países en desarrollo a no subvencionar los carburantes para atenuar el efecto que tiene la subida en el bolsillo de los ciudadanos. Según el organismo, cada alza del 10 por ciento del precio del crudo resta entre una décima y una décima y media al crecimiento del producto bruto.

En Buenos Aires, en tanto, el presidente de la Federación de Empresarios de Combustibles, Carlos Calabró, aseguraba que no habría aumentos en el precio de la nafta. Remarcó que “el Gobierno está teniendo en los últimos tres años una política de precios congelados, que perjudica a las estaciones de servicio a las que se les duplicaron los gastos”.

En igual sentido se expresó el director de Asuntos Públicos de Esso, Tomás Hess, quien descartó aumentos en los combustibles, aunque sin dejar de señalar el diferencial de precios entre el mercado local y los valores vigentes en Brasil. “Los precios deberían tener un sentido más realista”, argumentó. “Cada productor y cada refinador negocian individualmente y eso genera un clima difícil cuando el precio (del crudo) se dispara tanto”, explicó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.