ECONOMíA › PROTESTA TAMBERA EN CORDOBA. SEQUIA EN BUENOS AIRES

Pérdidas por 300 millones

En medio de un cuadro de situación ensombrecido por la sequía que afecta a buena parte de la pampa húmeda, los establecimientos industriales lácteos de la provincia de Córdoba quedaron bloqueados ayer, por segundo día consecutivo, por la medida de fuerza producida por los tamberos de esa cuenca lechera, en reclamo de una mejora del precio de la leche fluida puesta en tranquera. La recomposición exigida por los productores representaría llevar el precio por litro de los 48 centavos actuales a 60. En cuanto a la situación en la provincia de Buenos Aires, el gobernador, Felipe Solá, afirmó que la prolongada sequía que afecta al agro de su provincia ya “ha sellado la suerte del trigo, oscurece el desarrollo ganadero y del tambo y complica la siembra de maíz y girasol, al no haber perspectivas de lluvias abundantes en los próximos meses”. Estimó que las pérdidas por la sequía ya rondan los 300 millones de pesos.

En tanto, los establecimientos afectados por la medida de fuerza de los tamberos de Córdoba son los de Vitalus y DPA en Villa Nueva (ex plantas número 1 y 2 de Nestlé); de Noal en Villa María; de Saputo (La Paulina) en Tío Pujio y La Serenísima en Canals. También alcanzó a dos unidades industriales ubicadas dentro de los límites de Santa Fe. La protesta consiste en impedir la salida de los productos industrializados de las plantas, pero se permite el ingreso de la leche de los tambos. El bloqueo, según lo dispuesto por los productores, se extenderá por el lapso de 48 horas.

“Estas acciones están dentro de las medidas que habíamos anunciado; dijimos que no obteníamos respuestas por parte de la industria, que iban a ir de menor a mayor, y lo estamos llevando a cabo”, señaló Lorenzo Bruera, vicepresidente de la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba (Caprolec). Los organizadores dijeron que en caso de que no se abra una negociación, seguirán con las acciones “por tiempo indeterminado”.

“Desde hace cuatro años venimos trabajando por un ordenamiento de la lechería, con la intención de lograr un marco jurídico que haga más previsible la actividad”, agregó Bruera. “No se trata únicamente de lograr una recomposición del precio de la leche, sino de solucionar los problemas estructurales del sector”, explicó. Según el sector productor, los costos de producción por litro están en el orden de los 53 a 54 centavos.

Al problema de rentabilidad en la cuenca lechera cordobesa se suma la que padecen los productores tamberos bonaerenses, duramente afectados por la sequía. Horacio López, intendente de Puán, indicó que por la falta de pastos “ha disminuido la producción de leche en tambos”. El fenómeno climático también provocó importantes deterioros en cultivos de trigo, falta de cama de siembra para el implante de granos gruesos y carencia de pasturas para vacunos en engorde.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.