SOCIEDAD › LA APLICACION DE LA LEY EN LAS ESCUELAS RELIGIOSAS

Los peligros del “ideario”

 Por P. L.

Dos de las legisladoras que impulsaron la Ley de Educación Sexual examinaron, en diálogo con Página/12, el controvertido artículo 5º, que admite “la adaptación de las propuestas al ideario y las convicciones” de cada institución educativa. Según la diputada Marta Maffei, los colegios “podrán graduar los tiempos pero no podrán eliminar temas”. Según la senadora Marita Perceval, “ningún colegio podrá apartarse de las leyes de Protección de la Niñez y de Procreación Responsable, en las que se enmarca la educación sexual”.

–La ley admite que cada colegio “adapte las propuestas a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros”. ¿Esto no implica que, por ejemplo, si las autoridades de una escuela se oponen al uso del preservativo, harán valer este ideario? –preguntó Página/12 a Marta Maffei, quien impulsó la media sanción en Diputados.

–No. El programa es único y sus contenidos son de carácter nacional. Lo que cada comunidad educativa podrá graduar, según sus convicciones, es el tiempo para aplicarlo; no podrá eliminar temas.

–Sin embargo, la ley no define temas.

–Según la ley, el ministro de Educación deberá convocar a una comisión multidisciplinaria para determinar las características de los programas, que el ministro establecerá en consenso con el Consejo Federal de Educación.

Marita Perceval, quien sostuvo el proyecto en el Senado, destacó que “esta ley se enmarca en otras dos: la de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, y la que creó el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable: ninguna institución podría dar marcha atrás respecto de esas leyes, que especifican la protección de los derechos humanos de los chicos y conceptualizan la salud sexual. Hay espacio para el ideario institucional, pero a partir de contenidos comunes y básicos”.

Perceval subrayó que “la comisión multidisciplinaria terminará con la hegemonía biologista que muchas veces existe en la información sexual. Se trata de favorecer el desarrollo integral de la personalidad, en el orden de una sexualidad libre, placentera y responsable”. Maffei agregó que “la ley tiene aristas muy importantes, como la planificación familiar o a las enfermedades de transmisión sexual”.

–Pero esas aristas no se mencionan en la ley.

–Ya la ley de procreación responsable estableció la necesidad de la educación sexual y de que se conozcan los métodos anticonceptivos –contestó Maffei.

Perceval recordó que “en los países donde ya se imparte educación sexual, se constataron avances en la prevención del embarazo adolescente y en la prevención del VIH, así como una iniciación más tardía de la actividad sexual.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.