ECONOMíA

Ya no habrá reintegros de IVA por las compras con tarjeta de crédito

La devolución de tres puntos del impuesto en las operaciones con plásticos finaliza el próximo lunes. El subsidio demandó este año 700 millones de pesos. Se prorroga para tarjetas de débito.

El Gobierno decidió eliminar el reintegro del IVA sobre las compras realizadas con tarjetas de crédito. El mecanismo, que le devuelve al consumidor tres puntos del gravamen por cada compra de hasta 1000 pesos, seguirá vigente hasta el próximo lunes. En cambio, el Poder Ejecutivo prorrogó por un año la devolución de 5 puntos del IVA para las operaciones con tarjetas de débito. Durante 2007, el Estado reembolsó alrededor de 700 millones de pesos por los consumos con tarjetas de crédito. La medida tiene impacto en las compras financiadas.

Por los consumos realizados a lo largo del año, el Gobierno terminará reintegrando unos 1170 millones de pesos a los usuarios de plásticos. De ese total, unos 700 millones corresponden a los clientes de tarjetas de crédito y otros 470 millones a los de débito, de acuerdo con la estimación peliminar brindada a Página/12 por fuentes oficiales.

La decisión de quitar el beneficio fue impulsada desde el Ministerio de Economía. Hasta ahora, Alberto Abad, titular de la AFIP, había sido un férreo defensor de los reintegros, ya que juegan a favor del blanqueo de la economía.

La devolución a los consumos con tarjetas comenzó a fines de 2001, cuando la economía se encontraba en un pozo recesivo. El objetivo de Domingo Cavallo era doble: por un lado, el blanqueo de la economía y, por el otro, incentivar el consumo. En los primeros dos años de vigencia sólo incluyó a las tarjetas de débito. Al adquirir un producto o servicio, el consumidor se ahorra un 4,1 por ciento del precio.

Las tarjetas de crédito se sumaron al incentivo en 2003, una medida impulsada por Roberto Lavagna. En un principio, unos pocos bancos adhirieron a la iniciativa, pero luego se extendió a todo el sistema financiero. Para el consumidor, en este caso el ahorro fue del 2,48 por ciento en compras de hasta 1000 pesos. Hasta septiembre del año pasado también estaban incluidos los combustibles, aunque con un reintegro menor, de 1,27 peso por cada 100 pesos gastados.

La devolución del IVA con compras con tarjetas de crédito creció de la mano del boom del consumo y también de la inflación. Desde su puesta en vigencia, el volumen de reintegros se duplicó. Durante 2004, el Estado devolvió 366 millones de pesos y un año más tarde, 452 millones. En 2006 ese monto saltó a 600 millones y se estiman unos 700 millones a lo largo del actual período. El ahorro para el año que viene le ayudará al Gobierno a conseguir su objetivo de tener un superávit fiscal superior a tres puntos del Producto Bruto.

La evaluación que hicieron en el Gobierno es que el impacto del blanqueo de las operaciones comerciales es bajo en el caso de las tarjetas de crédito, ya que ese tipo de consumidores está habituado a hacerlo con plásticos y los seguirá utilizando a pesar de la desaparición del incentivo fiscal. Desde la AFIP señalaron a este diario que no esperan una desaceleración en las operaciones financiadas. En cambio, se cree que los pagos con tarjetas de débito ayudan más a luchar contra la evasión debido a que esas operaciones compiten directamente con los pagos en efectivo.

La medida que hoy saldría publicada en el Boletín Oficial tendrá impacto sobre las compras en cuotas. Las grandes cadenas de artículos para el hogar basan su estrategia de venta en las financiaciones de hasta 12 y 15 cuotas, en los acuerdos con distintos bancos para ofrecer un descuento adicional, de entre 10 y 20 por ciento, y en la devolución del IVA.

En el Gobierno evaluaron como una situación injusta beneficiar con recursos fiscales al comprador de un plasma o de un artículo electrónico. Existen datos, incluso, que dan cuenta que una misma tarjeta era pasada en reiteradas oportunidades para eludir la restricción del tope de 1000 pesos en cada compra. En un caso hipotético, al comprador de un televisor LCD de 32 pulgadas que vale 6 mil pesos se le deberían reintegrar 24,8 pesos por la aplicación del 2,48 por ciento sobre el tope de 1000 pesos. Pero si el comercio vende el producto haciendo constar seis operaciones de 1000 pesos cada una, el Estado le terminará devolviendo al consumidor 148,8 pesos. Es decir, el Estado, en forma involuntaria, terminaba subsidiando la compra de artículos suntuosos.

Compartir: 

Twitter
 

Los reembolsos de IVA en tarjetas de crédito empezaron en 2003 para alentar el consumo.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.