EL MUNDO › EL DALAI LAMA OFRECE REUNIRSE CON EL PRESIDENTE HU JINTAO

Crece la represión de China contra los tibetanos

 Por Ana Gabriela Rojas *

Desde Nueva Delhi

China informó ayer que los enfrentamientos entre manifestantes tibetanos y la policía se ha extendido fuera de Lhasa, la capital de Tíbet, a las provincias vecinas con gran población tibetana. La entrada de periodistas internacionales a la región continúa bloqueada, mientras que los grupos protibetanos acusan a Beijing de actuar con mano dura. “Personas dentro de Tíbet nos han informado de una fuerte presencia militar. Las protestas siguen y muchos manifestantes son arrestados o asesinados”, aseguró a este diario la portavoz del Parlamento tibetano en el exilio, Dolma La. Otros parlamentarios han enseñado a esta reportera decenas de fotos de personas asesinadas por disparos –entre ellas mujeres y monjes–, que aseguran fueron enviadas muy recientemente desde Tíbet. Cientos de vehículos militares con miles de soldados han estado llegando a la región, según han contado testigos a varios medios de comunicación. Las organizaciones de derechos humanos habían anunciado ya un día antes de las revueltas y la represión a los opositores del régimen.

Según China, los brotes de violencia buscan dividir al país y perturbar los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Los nuevos incidentes en las provincias de Sichuan y Gansú “están relacionados con los primeros en Lhasa, que han sido organizados, premeditados y planeados cuidadosamente por la camarilla del Dalai Lama”, dijo Zhang Yusheng, portavoz del gobierno de Gansú. Desde su exilio en India, el Dalai Lama, el líder espiritual y político de Tíbet, ha reiterado su interés de reunirse con el presidente chino, Hu Jintao, si éste le brinda “ofertas concretas”. El Premio Nobel de la Paz ha asegurado que dimitirá si la mayoría de sus seguidores deciden continuar por el camino de la violencia.

Beijing ha informado el arresto de 24 personas por “crímenes graves” tras la revuelta en Lhasa y ha aumentado a 170 el número de personas que “se entregaron voluntariamente” tras el ultimátum que amenazaba con castigar duramente a quienes no lo hicieran. Fuentes tibetanas han asegurado a este diario que estas rendiciones son en realidad detenciones encubiertas y que los registros casa por casa habían comenzado antes de que venciera el ultimátum. Los arrestados en Lhasa enfrentan cargos por “poner en peligro la seguridad nacional, así como golpear, destrozar, saquear, incendiar y otros crímenes graves”, según reportó ayer el Diario de Tíbet. Más detenciones se esperan en los próximos días, ya que el gobierno chino ha estado difundiendo fotografías de los sospechosos en búsqueda y captura, según el Servicio Chino de Noticias. “La evidencia sobre los crímenes es sólida y los acusados deben ser castigados severamente”, aseguró un fiscal de Lhasa, Xie Yanjun.

Los disturbios siguieron a las manifestaciones de tibetanos en la región el pasado 10 de marzo por el 49º aniversario del alzamiento del Dalai Lama contra la dominación china y que terminó con su fracaso y exilio, en el que acompañaron al menos 80.000 tibetanos. En los disturbios actuales, los más graves en los últimos 20 años, el gobierno chino cifra los muertos en 16 –entre ellos trece inocentes y tres alborotadores–, mientras que el gobierno tibetano en el exilio asegura que ya ha superado el centenar. Por otra parte, la prestigiosa organización de derechos humanos Human Rights Watch denunció ayer al gobierno de Nepal por arrestar arbitrariamente, acosar y golpear a periodistas y a los manifestantes tibetanos exiliados en ese país. “Un hombre fue golpeado en la cabeza con tal fuerza que cayó al suelo. Allí tres policías le pegaron hasta que le rompieron los huesos de las dos piernas.” Da como ejemplo el reporte de la fuerza que se usa en los arrestos masivos. El portavoz del Ministerio del Interior de Katmandú, Mod Raj Dhotel, aseguró que no pueden permitir las protestas porque siguen una política de “una sola China”.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Las organizaciones de DD.HH. denuncian la mano dura de China.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.