EL MUNDO › NOMBRó UN GABINETE CON FIGURAS VARIOPINTAS

Lugo puso a liberales y socialistas

Fernando Lugo ya tiene a su equipo. El presidente electo de Paraguay anunció ayer su gabinete, a un mes de la asunción. Al contrario de lo que se esperaba, el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), la principal fuerza política de su coalición, no se quedó con la mayoría absoluta del gobierno. Tendrán los ministerios de Justicia y Trabajo, Obras Públicas y Comunicación, Agricultura y Ganadería, y de Industria y Comercio. En Cancillería sorprendió al designar a la historiadora y socióloga Milda Rivarola, y en la Secretaría de Acción Social, a un ex compañero de la Iglesia, el sacerdote Pablino Cáceres. Las únicas incógnitas que quedan son la cartera de Educación y las secretarías de Ambiente, Turismo, Planificación y Mujer.

Lugo había adelantado hace semanas al ex ministro de Economía de Nicanor Duarte Frutos, Dionisio Borda, para retomar el cargo y al general retirado Luis Bareiro para la cartera de Defensa. Según aseguró ayer la futura canciller, su designación busca sumar fuerzas de distintas disciplinas para negociar mejor con Brasil la revisión del contrato de la empresa hidroeléctrica binacional Itaipú. “Brasil está movilizando a todos sus ensayistas e historiadores y teóricos para defender el tratado de Itaipú”, advirtió Rivarola, que hasta ahora se desempeñaba como analista política. Una de las principales promesas de campaña de Lugo fue renegociar el acuerdo, que establece que Paraguay debe venderle lo que no utilice de energía a Brasil a precio de costo, es decir, muy por debajo del cada vez más caro precio de mercado.

Rivarola no será la única socialista del equipo. Rafael Filizzola, del Partido Democrático Progresista (PDP), una pequeña fuerza de la coalición de Lugo, se hará cargo de la cartera de Interior. La figura de Filizzola creció junto a la del futuro presidente durante la campaña y en el entorno del ex obispo lo consideran uno de sus hombres de confianza. Otro dirigente surgido durante la campaña es el futuro secretario general de la Presidencia, Miguel Angel López Perito.

La segunda y última mujer del gabinete paraguayo es la futura ministra de Salud, Esperanza Martínez, una ex dirigente sindical del Movimiento Popular Tekojojá. Esta organización indígena es una de las patas del apoyo popular de Lugo y su coalición. A la cabeza de sus reclamos siempre está la Reforma Agraria. Ayer, ni bien se hizo pública la nominación, Martínez salió a recorrer hospitales públicos.

De los cuatro ministros liberales, uno es un hombre de confianza de Lugo y los otros tres, representantes las facciones, internas del partido, al que pertenece el vicepresidente, Federico Franco. El titular de Justicia y Trabajo, Blas Llano, y el de Obras Públicas y Comunicación, Efraín Alegre, fueron elegidos diputados en las últimas elecciones. El primero fue uno de los que negociaron la alianza en el Congreso entre los legisladores de Lugo y los de la Unace, el partido dirigido por el ex coronel golpista Lino Oviedo. Gracias a este acuerdo, el ex obispo consiguió, por ahora, el control de las dos Cámaras.

Los otros dos liberales son el ministro de Agricultura y Ganadería, Cándido Vera Bejarano, y el de Industria y Comercio Martín Heisecke. Vera Bejarano es un dirigente de peso en el departamento de San Pedro, uno de los más pobres del país y donde Lugo fue obispo durante más de una década. Heisecke, en cambio, viene del mundo empresarial y fue uno de los financiadores más importantes de la campaña de Lugo.

Compartir: 

Twitter
 

Fernando Lugo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.