EL MUNDO › NO OCULTA SU SIMPATIA POR EL DEMOCRATA

Zapatero, con Obama

El jefe de gobierno de España manifestó su temor al New York Times de que una victoria del candidato republicano suponga una vuelta a la Guerra Fría entre EE.UU. y Rusia.

 Por Miguel González *

Desde San Petersburgo

La campaña electoral estadounidense persigue a José Luis Rodríguez Zapatero. Incluso en Rusia. El jefe del gobierno español, que ya fue protagonista del único debate celebrado hasta ahora entre Obama y McCain, se vio interpelado sobre una indiscreción de The New York Times, en presencia del presidente ruso, Dmitri Medvedev. Según el columnista Nicholas Kristof, el presidente español expresó la semana pasada, durante una reunión a puerta cerrada con el consejo editorial de dicho diario estadounidense, su temor a que una victoria del candidato republicano suponga una vuelta a la Guerra Fría entre EE.UU. y Rusia.

Zapatero, que no oculta su simpatía por Obama, pero no quiere indisponerse con McCain, matizó sus palabras. Aseguró que lo que dijo en ése y otros foros es que “el próximo presidente de EE.UU., sea quien sea, tiene una tarea prioritaria, que es mantener buenas relaciones con Rusia, para evitar cualquier tentación de una vuelta a la Guerra Fría”.

Más displicente se mostró su anfitrión, quien aseguró que no hay ningún indicio de que se pueda resucitar la tensión entre bloques y agregó que lo que debe hacer el futuro inquilino de la Casa Blanca es arreglar la crisis financiera, “que nos afecta a todos”.

El presidente español, que no ha sido invitado por el francés Nicolas Sarkozy a la reunión que celebrarán mañana en París los europeos del G-8 para analizar la crisis financiera, restó importancia a su ausencia, asegurando que se celebran “muchas reuniones informales a distintas bandas” y que las importantes son las que reunirán el lunes a los ministros de Economía y Finanzas, y el 15 de octubre, a los jefes de Estado y Gobierno de la UE.

El presidente francés intentó compensar a Zapatero con un encuentro bilateral que debía celebrarse hoy mismo y que anoche llegó a anunciar por televisión el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, pero el presidente español declinó la oferta e incluso criticó veladamente la cita de París al asegurar que prefiere respetar “el cauce y el método comunitario”. A esa reunión han sido invitados los mandatarios de Alemania, Reino Unido e Italia, así como los presidentes de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, aunque algunos de ellos no habían confirmado el miércoles su presencia.

Con quien sí se verá José Luis Rodríguez Zapatero en los próximos días, cuando “encajen las agendas”, es con el líder del PP, Mariano Rajoy, a quien, según dijo, informará sobre la situación económica y pedirá opinión “sobre algunas cuestiones concretas” que afectan al largo plazo, más allá de la coyuntura actual, según sus palabras.

La de anteayer es la primera entrevista que mantienen el presidente del gobierno español y su homólogo ruso desde que el segundo, de 42 años, asumió la presidencia en mayo pasado en sustitución de Vladimir Putin, quien pasó a ser primer ministro.

La cita se celebró en el Palacio Konstantinovski, a las afueras de San Petersburgo, la capital de la Rusia zarista y la ciudad donde tanto Medvedev como Putin iniciaron su carrera política.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Zapatero aconsejó al futuro presidente de EE.UU. evitar un enfrentamiento con Rusia.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.