EL PAíS › LOS FISCALES QUIEREN INVESTIGAR LOS GASTOS DE CLAUDIO UBERTI

Los secretos de la tarjeta

Los fiscales buscan conocer los consumos del ex titular del Occovi. Su abogado se niega porque dice que no se lo investiga por enriquecimiento. La decisión deberá tomarla el juez Petrone, que sigue la causa por la valija.

 Por Irina Hauser

Los gastos con tarjeta de crédito del ex titular del Occovi Claudio Uberti desataron un mano a mano entre la fiscalía, el juez y el defensor en la causa de la valija. Todo empezó cuando los fiscales María Luz Rivas Diez y Mariano Borinsky pidieron informes sobre los consumos del ex funcionario que viajó junto a Guido Alejandro Antonini Wilson y su maletín en un avión de Enarsa. El juez Daniel Petrone les pidió explicaciones sobre el objetivo de rastrear esa información. El abogado de Uberti protesta porque dice que “en la causa no se investiga enriquecimiento ilícito”, sino lavado de dinero y/o contrabando. Su Señoría tendrá que definir si se lleva a cabo o no la medida.

El pedido de análisis de los gastos de Uberti forma parte de una batería de nuevas medidas de prueba impulsadas por la fiscalía, que deben pasar por el filtro del juzgado. Ante la pregunta de Petrone sobre el sentido de rastrear esa información, Rivas Diez respondió que quiere verificar si los movimientos de las tarjetas de Uberti tienen algún vínculo con la maniobra y/o las personas investigadas. El defensor del ex funcionario, Diego Pirota, rechazará por escrito la iniciativa, anunció, y el juez tendrá que definir. “No veo la relación con un supuesto contrabando. Si quieren una investigación patrimonial deberían hacer una denuncia aparte”, señaló.

“No parece irrazonable que en una investigación se usen hasta las medidas más minuciosas, aunque sea una causa por lavado o contrabando”, explicó un funcionario del fuero penal económico consultado por PáginaI12. “Es una decisión del juez, que debe medir la utilidad”, añadió.

En los últimos días desfilaron por el juzgado de Petrone empleados del Occovi (Organo de Control de Concesiones Viales) que tuvieron alguna cercanía con Uberti por su papel de choferes o asistentes, pero habrían aportado poco. Así como la ex agente de la Policía Aeroportuaria que descubrió los 800 mil dólares, María Luján Telpuk, declaró por cuarta vez la semana pasada, el juzgado volvió a citar para el 15 de octubre al aduanero Jorge Lamastra, que participó de la revisación de equipaje, y al piloto del jet que alquiló Enarsa, Daniel Pucciarelli, para el 22. Hoy declararía una empleada de Pdvsa en Argentina.

Tanto desde en juzgado como desde la fiscalía intentan reforzar la reconstrucción de los hechos, incluso desde el momento en que se organizó el vuelo en Caracas, donde subirían el titular de Enarsa, Exequiel Espinosa, Uberti y su secretaria, pero se terminaron sumando tres ejecutivos de Pdvsa, Antonini y Daniel Uzcátegui, hijo del ex vicepresidente de la petrolera venezolana. Cuando declaró el piloto Pucciarelli dijo que el avión salió muy demorado porque esperaban a tres personas de Pdvsa, pero no quedó claro quiénes. Tampoco precisó quién llevó qué equipaje al avión.

Lamastra hasta ahora coincidió con la ex agente en que Antonini dijo que la valija era suya. A diferencia de la chica, señaló que el control siempre es selectivo. También contó que Antonini, en medio del episodio, propuso “arreglar” todo de otro modo, pero no dijo si se concretó algún soborno ni qué hicieron los funcionarios presentes. En su última declaración, Telpuk sostuvo que revisó todas las valijas que vio traer a los pilotos, pero admitió que no podía garantizar que algún pasajero se hubiera llevado equipaje por otro pasillo. No escuchó hablar de “arreglos”.

Los investigadores porteños parecen más concentrados ahora en precisar la relación entre Antonini y Uberti y entre ambos y Pdvsa, que en el misterio de la “segunda” valija de la que habló el Gordo en Miami. Pidieron más análisis telefónicos porque sospechan que Uberti utilizaba más celulares de los dos que se conocían. La ubicación de los aparatos podría ayudar a precisar si se vio con Antonini dos días después de la incautación del dinero. No sería un dato menor: Uberti tiene falta de mérito –concedida por Petrone– que está siendo revisada por la Cámara.

Los fiscales apuntarían a constatar si los imputados (Antonini, Uberti y los Uzcátegui) y miembros de Pdvsa coincidieron en una cumbre en el Hotel Radisson de Montevideo en 2006, si también convergieron en el Hotel Panamericano en Buenos Aires, y quién pagó los gastos. Se sabe que en al menos uno de los seis viajes que Antonini hizo a Montevideo entre 2006 y 2007 su reserva la hizo Pdvsa. Allí lo investigan por el desvío de 23 millones de dólares en un convenio Uruguay-Venezuela para la producción de casas prefabricadas.

Compartir: 

Twitter
 

Los consumos de Uberti figuran dentro de una batería de medidas pedidas por la fiscalía.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.