EL MUNDO › SUSPENDIERON UNA FILMACION EN MEXICO PORQUE LOS PRODUCTORES DE LA PELICULA RECIBIERON AMENAZAS DE MUERTE

No hay peor crítico que un narcotraficante

Queen of the South, basada en la novela de Arturo Pérez-Reverte, iba a ser filmada en Sinaloa, pero el director venezolano Jonathan Jakubowicz y dos de los productores del film decidieron cerrar el proyecto y mandarse a mudar.

 Por Guy Adams *

A los carteles de droga mexicanos no les gusta tener competencia en su territorio; no les gusta tener a la policía husmeando cerca de ellos; y ahora, parece, tampoco les gusta demasiado que Hollywood se interese en ellos y su negocio. Los productores de una película sobre el asesinato de un traficante de cocaína, que tendría como protagonistas a Eva Mendes, Josh Hartnett y Ben Kingsley, tuvieron que abandonar el set de filmación en la costa mexicana esta semana, tras recibir cartas con amenazas de muerte.

Queen of the South, basada en la novela de Arturo Pérez-Reverte, iba a ser filmada en Sinaloa, una de las zonas más violentas de la costa norte del país. Pero el director venezolano Jonathan Jakubowicz y dos de los productores del film decidieron cerrar el proyecto y mandarse a mudar. “Trabajé muy duro para hacer realidad esta bella película, pero la seguridad de mi familia y mi equipo vienen primero”, le dijo recientemente Jakubowicz a la revista Variety. “Hacer esta película nos hubiese puesto a todos en peligro en México, pero también en Estados Unidos”, agregó.

La noticia de la suspensión de la filmación provocó temores en México de que las producciones de Hollywood, un creciente contribuyente a la economía del vecino del sur, podrían copiar la decisión de Jakubowicz. Después de todo, la amenaza no es la única alerta que recibieron en los últimos tiempos. En México el año pasado más de siete mil personas fueron asesinadas en una ola de violencia narco que continúa sin detener su marcha este año.

Jakubowicz y su familia habrían recibido las amenazas de muerte en su casa en Los Angeles, California. Visiblemente asustado, el director venezolano le advirtió esta semana a sus colegas que piensen dos veces antes de embarcarse en proyectos en el país vecino. “Les ruego a todos los que están envueltos en este tipo de proyectos que sean responsables y conscientes del peligro que significa ese territorio”, aseguró.

“Nosotros queríamos filmar en la ciudad de Culiacán, en Sinaloa, en el norte de México y epicentro de la guerra narco en ese país, pero fue realmente imposible. El mundo debería rezar para que se alcance la paz en México”, agregó el director.

Muchos de los productores de Hollywood, que suelen tentarse con los bajos costos de producción y los incentivos impositivos del país latinoamericano, ahora pensarán dos veces antes de cruzar el Río Bravo. La falta de seguridad ha sido uno de los problemas más graves de México desde 2005, cuando Jennifer López y Antonio Banderas tuvieron que mudar el set de Bordertown al estado norteamericano de Nuevo México, después de que asaltaran y saquearan las habitaciones de hotel de parte del equipo de producción.

El año pasado los productores de una película de Paramount, El Traspatio, que filmaban en Ciudad Juárez, denunció que una de las actrices locales había encontrado una oveja muerta en la puerta de su casa, con una carta con una amenaza de muerte. La reemplazaron por su seguridad, informaron entonces. Otras personas que trabajaban en la producción de la película, basada en la historia de narcotraficantes locales, denunciaron haber recibido llamadas anónimas en las que las amenazaban si seguían adelante con la filmación.

Los temores de Hollywood podrían devenir en una muy mala noticia para la economía mexicana, que ya fue severamente golpeada por la crisis global, en general, y por la caída del turismo estadounidense, en particular. El año pasado el Departamento de Estado norteamericano emitió un comunicado, en el que les recomendaba a sus ciudadanos evitar el territorio mexicano dada la creciente violencia. En estos días los resorts de lujo de ciudades turísticas como Tijuana están prácticamente vacíos, cuando otros años habrían estado llenos de extranjeros con billeteras abultadas y jóvenes disfrutando sus vacaciones de verano.

Esta semana la secretaria de Estado, Hillary Clinton, visitó México y reconoció que los problemas de seguridad de ese país están financiados y fomentados, en gran parte, por la incapacidad de Estados Unidos de frenar el narcotráfico y el contrabando de armas en su propio territorio.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Los cadáveres de las víctimas de los narcos se apilan en una ambulancia, camino a la morgue.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.