EL MUNDO › LA CORTE SUPREMA FALLó A FAVOR DE LA CúPULA MILITAR HONDUREñA

Sobreseimiento a los golpistas

La decisión del máximo tribunal se anunció en la víspera de la toma de posesión de Porfirio Lobo. El derrocado mandatario Manuel Zelaya prepara su partida a República Dominicana. Sus seguidores marcharán hacia el aeropuerto.

La Justicia hondureña sobreseyó en forma definitiva a los miembros de la Junta de Comandantes de las fuerzas armadas, acusados de expulsar del país al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya. El juez especial y presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera, absolvió al jefe del Estado Mayor, Romeo Vásquez, y al subjefe del Estado Mayor, general Venancio Cervantes, por los delitos de abuso de autoridad en perjuicio de la administración pública y expatriación en perjuicio de la seguridad.

El fallo tuvo lugar en la víspera a la asunción de Porfirio Lobo. Los cargos contra la cúpula militar fueron presentados ante el alto tribunal el pasado 6 de enero, luego de que el Ministerio Público hondureño estimara que hubo delito en la orden de expatriar a Zelaya a Costa Rica tras el golpe de Estado. También se acusó a los militares de no cumplir con la disposición judicial de poner al ex mandatario a la orden de la autoridad competente.

Los jefes del ejército, general Miguel Angel García Padgett, de la fuerza aérea, general Luis Javier Prince; de la fuerza naval, el contraalmirante Juan Pablo Rodríguez, y el inspector general de las fuerzas armadas, general Carlos Cuéllar fueron favorecidos por el fallo de ayer. El juez Rivera ordenó la libertad definitiva de los procesados. “Si bien existe el indicio racional y de reconocimiento por parte de los imputados de ser los responsables de los actos que el Ministerio Público señala como criminosos, ante la falta del dolo no se ha podido acreditar la plena prueba de la comisión de delitos”, afirmó en la resolución judicial. “Al no poderse conceptualizar ninguna acción como delito, es procedente dictar el sobreseimiento correspondiente”, determinó el juez.

Rivera dio por válidos los argumentos presentados por la defensa. La misma aseguró que, aunque los militares aceptaron la disposición del traslado de Zelaya fuera de Honduras, lo hicieron buscando la mejor solución para el momento crítico vivido tras el golpe. “Los implicados justifican lo que hicieron tomando en cuenta el gran peligro que corría el país y para proteger los bienes y las vidas de los hondureños y de los extranjeros residentes. Así concluyó que en ese momento era preferible el derecho de la sociedad de vivir en paz y sin derramamiento de sangre”, explicó Rivera en la resolución judicial.

Tras conocerse el dictamen, el general Vásquez salió a celebrar la noticia. “Teníamos una situación bastante grave en el país, estuvimos a punto de llegar a una guerra civil”, subrayó el líder de los golpistas y jefe del Estado Mayor en declaraciones a Radio América. “Nos sentimos sumamente contentos”, dijo Vásquez mientras que destacó “el compromiso de la institución castrense de cumplir con los mandatos constitucionales”.

La decisión de la Corte Suprema se anunció horas antes de la toma de posesión del nuevo presidente hondureño, Porfirio Lobo (ver aparte). El electo mandatario recibirá hoy a las delegaciones de los pocos países que lo reconocen en tanto nuevo presidente de Honduras. Entretanto, Manuel Zelaya abandonará la embajada de Brasil después de 4 meses. Viajará a la República Dominicana, donde recibirá asilo político tras el acuerdo de salvoconducto alcanzado por el gobierno de Lobo. Desde la sede diplomática, el ex mandatario habló a sus seguidores y mostró su voluntad de volver a Honduras. “Mi idea es salir y regresar un día. No sé cuánto tiempo va a pasar pero sí regresaré a suelo hondureño”, dijo en entrevista con Radio Globo. Zelaya se mostró agradecido con la invitación del presidente dominicano, Leonel Fernández, mientras que explicó el porqué de su partida. “Se ha solicitado la salida precisamente por la persecución política, los juicios pendientes y porque los jueces hondureños no son parciales”, indicó.

Se espera que el presidente derrocado viaje hoy con su esposa, Xiomara Castro, dos de sus cuatro hijos y su asesor Rasel Tomé. Por su parte, el presidente Lobo confirmó ayer que acompañará a Zelaya al aeropuerto, junto con el presidente de Guatemala, Alvaro Colom y el dominicano Fernández.

Ante la partida, el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado, prepara una gran manifestación para rendir un homenaje al depuesto mandatario en el aeropuerto de Tegucigalpa. “No estamos diciendo que lo despedimos porque eso sería afirmar que no va a regresar, entonces lo que vamos a hacer es a saludarlo”, dijo el dirigente campesino Rafael Alegría, uno de los líderes de la Resistencia. “Tiene que ser un acto pacífico y controlado”, dijo el campesino quien espera con entusiasmo despedir a su líder. “Vamos a hacer una gran marcha que va a salir de la Universidad Pedagógica y vamos a ir a la parte sur del aeropuerto, a la plaza Isy Obed”, anunció Alegría.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe del Estado Mayor, Romeo Vásquez, fue absuelto ayer por el delito de abuso de autoridad.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.