EL MUNDO › EL PREMIER SOCIALISTA GIORGOS PAPANDREU DEJO PARA HOY EL CAMBIO DE GABINETE EN MEDIO DE RENUNCIAS

Grecia, en la encrucijada ante su peor crisis

Papandreu pidió a los diputados de su formación unidad y respaldo a las políticas de austeridad, las cuales suscitan manifestaciones en las calles de Atenas. El domingo someterá al nuevo gobierno a un voto de confianza.

El primer ministro griego Giorgos Papandreu dejó para hoy el cambio de gabinete, tras sendas renuncias de dos parlamentarios de su partido. Presionado por el FMI para lograr que el Congreso apruebe su proyecto de austeridad, el premier intenta mantener un gobierno fuerte que lo respalde el domingo, cuando se someta en el Parlamento a un voto de confianza.

El puesto más importante que puede cambiar de manos es el del ministro de Finanzas, muy impopular por ser el diseñador de las medidas de austeridad destinadas a evitar la bancarrota y garantizar la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE).

Fuentes cercanas a Papandreu informaron a los medios que entre los candidatos se baraja al ex vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Lucas Papademos, y el ministro de Defensa, Evangelos Venizelos.

Papandreu trató durante toda la jornada de ayer que los diputados de su partido en desacuerdo con las últimas medidas de austeridad aprobadas no lo abandonen en su lucha para evitar la quiebra del país. “La remodelación se anunciará mañana (por hoy) y el nuevo gabinete jurará su cargo (horas después)”, aseguró el portavoz gubernamental Yorgos Petalotis.

En una tensa reunión de cinco horas, Papandreu pidió a los diputados de su formación unidad y respaldo a las políticas de austeridad, después de que dos parlamentarios dimitieran y fueran sustituidos por políticos de las listas socialistas. Estas renuncias se unen a la de un tercer diputado en días pasados y la posibilidad de que otros muchos también abandonen las filas socialistas por discrepar de las medidas de austeridad.

En la reunión, Papandreu debió escuchar numerosas críticas de sus legisladores, entre ellas la de la ex comisaria europea y ex ministra Vaso Papandreu, quien le dijo: “Debes comprometerte a que cambiarán las cosas y que estás dispuesto a cambiar”. La intensidad del debate hizo temer que la remodelación del Ejecutivo quedara en el aire, pero finalmente se anunció a primera hora de hoy.

“El país pasa por horas cruciales y ahora lo más importante es la estabilidad”, dijo ayer el premier a sus diputados. “Estamos pasando por un momento difícil y no debemos rendirnos”, concluyó con dramatismo. El gobierno socialista griego cuenta con una mayoría absoluta de 155 diputados en una Cámara de 300 escaños y requiere de 151 votos para aprobar las nuevas medidas de austeridad que permitan la llegada de liquidez internacional de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por su parte, la oposición conservadora de Nueva Democracia, que descartó el miércoles participar de un gobierno de unidad nacional, volvió a pedir ayer elecciones anticipadas, debido al descontento con las políticas del Ejecutivo.

Por su parte, Papandreu pidió unidad, en búsqueda de conseguir una aprobación parlamentaria a un paquete clave de medidas fuertes de austeridad. “Europa hará historia o la historia barrerá a la Unión Europea”, dijo en un tiro por elevación a los demás países de la Eurozona para que cumplan con la ayuda financiera que su gobierno pide. El gobierno sufrió grandes presiones acerca de las medidas de austeridad requeridas para cumplir con los pedidos que plantea el FMI y la Unión Europea, al frente de su rescate financiero de 100 millones de euros para Grecia.

El programa que Papandreu está tratando que el Parlamento apruebe es de 28 mil millones de euros para gastar en recortes y nuevos impuestos. En un anuncio que parecía destinado a alivianar a los mercados inestables, los países de la Eurozona le pagarán a Grecia los próximos 12 mil millones de euros para el primer rescate. Eso evitaría un riesgo de entrar en default. También se avanzó en que se reducirá el número de ministerios para mejorar la aplicación de las reformas estructurales, del control de los gastos del Estado y la recaudación de impuestos, además de sacar adelante un gigantesco programa de privatizaciones hasta 2015.

Los partidos de oposición volvieron a solicitar elecciones anticipadas, tras negarle a Papandreu ayer por tercera vez participar en un gobierno de unidad nacional para afrontar los duros recortes y privatizaciones para recaudar, entre 2011 y 2015, unos 78 mil millones de euros.

Papandreu insistió en la necesidad del mayor consenso posible para aprobar el programa de nuevas medidas y tendió la mano a los partidos de la oposición para negociar juntos con los socios europeos el nuevo paquete de rescate. Papandreu reveló también que mantuvo una conversación telefónica con la canciller alemana Angela Merkel sobre la situación económica de Grecia. También alabó el apoyo expresado a Grecia por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y elogió que hubiera pedido responsabilidad de todos hacia Grecia y pidiese unidad para el futuro común en Europa.

El Fondo Monetario Internacional confirmó ayer en un comunicado que condicionará la continuación de su ayuda financiera a Grecia a la adopción de medidas económicas prometidas por el gobierno de Atenas. “Estamos dispuestos a continuar apoyando a Grecia con la condición de que se adopten las reformas de política económica acordadas con las autoridades griegas”, afirmó la portavoz del Fondo, Caroline Atkinson.

Compartir: 

Twitter
 

“Indignados” griegos se manifestaron contrarios a las medidas de ajuste del gobierno socialista.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.