EL MUNDO › CHINA APUESTA A LAS REDES SOCIALES AUTOCTONAS Y A LOS CONTROLES EN INTERNET

Un mundo sin Twitter ni Facebook

El visitante puede constatar que en China no están permitidas las redes Facebook y Twitter. Y el buscador Google funciona en un 30 por ciento de su capacidad. El viceministro de Información explica lo que no se puede permitir.

 Por Mercedes López San Miguel

Desde Pekín

Noventa años cumplió el Partido Comunista en China: pasados los actos oficiales, aún se puede ver esa conmemoración en las lámparas de color rojo que cuelgan de los árboles y los arreglos florales que dibujan el número 90 en pequeños espacios verdes. A la parte privilegiada de la nueva generación de chinos se la ve en el subte como en la calle hiperconectada a los aparatos tecnológicos. Desde 2009, esos jóvenes no pueden usar Facebook, que es como la Biblia de los imberbes occidentales. Sin embargo, se especula con que China compre acciones de esta popular red social. Para Facebook, el país asiático tiene el atractivo de ser el mayor mercado mundial de Internet por usuarios.

Enormes edificios y un constante tráfico humano. Así se percibe a primera vista esta ciudad de casi 20 millones de habitantes. Pekín tiene entre sus principales atractivos turísticos la Ciudad Prohibida. Fue Puyi el último emperador que pasó por la Puerta Meridional o eje de la ciudad. Pero el tiempo es otro y la puerta de conexión con el mundo es Internet. El visitante puede constatar que en China no están permitidas las redes Facebook y Twitter. Y el buscador Google funciona en un 30 por ciento de su capacidad. El año pasado Google se retiró parcialmente del país tras denunciar “ciberataques”.

El gobierno chino afirma que toma medidas para evitar que se genere inestabilidad social a través de la web. Desde una amplia sala de reuniones y secundado por varios colegas, Wang Guoqing, viceministro de Información del Consejo de Estado, así lo explica a un grupo de periodistas invitados de América latina, entre ellos Página/12. “Los países de Occidente tienen opiniones irresponsables y distorsionadas sobre las políticas de Internet en China. Aquí la gente puede gozar del uso de las nuevas tecnologías: si ustedes se meten en Internet en chino van a poder encontrar todo tipo de información. Por el contrario, si vemos que no se respeta la ley y la moral del país, y si el contenido que se sube va en contra del partido único y tiene fines desestabilizadores, entonces aplicamos medidas para acabar con esas páginas web.”

Interrogado sobre qué tipo de acciones son consideradas “de- sestabilizadoras”, el funcionario da un ejemplo. “En Estados Unidos un joven escribió un poema en Internet en el que decía que iba a matar a Barack Obama. Lo detuvieron.”

En cuanto a la red Facebook, el responsable de Información señala por qué actualmente está bloqueada en China. “Para el uso de Facebook cada país tiene que realizar el trabajo de coordinar con los generadores del sitio. No se concretó por problemas técnicos. Además, una página web extranjera tiene que cumplir con nuestras leyes para ser incluida.”

Su colega Hong Lei, vicedirector general del Departamento de Información de la cancillería, agrega que existen sitios locales que son muy populares entre los jóvenes y estudiantes. “Los internautas chinos usan las redes sociales y las páginas web desarrolladas por compañías de nuestro país como Renren.com. Es como Facebook de China, es muy popular.”

Las redes sociales locales como Renren o Kaixin, basadas en el mismo principio que la compañía de Mark Zuckerberg, ocupan el mercado chino: la primera con unos 150 millones de usuarios y la segunda con 80 millones. Twitter o YouTube cuentan con sus “equivalentes” como Weibo y Youku, respectivamente, y son cada vez más visitadas.

El gobierno no afirma ni desmiente planes para comprar una parte de Facebook. “No escuché sobre el asunto”, dice Hong Lei a Página/12. Según el sitio de noticias de negocios Business Insider, fondos con capital estatal chinos adquirirían acciones de empleados y otros inversores seducidos por la influencia mundial de la red social de Zuckerberg. La compra asiática no sería de gran escala: 1200 millones de dólares no representan una importante adquisición de acciones.

El acercamiento de Zuckerberg a China va más allá de su noviazgo con Priscilla Chan. El ex estudiante de Harvard se reunió en diciembre pasado co

n el dueño de Baidu, Robin Li. Baidu es el mayor buscador chino: cuenta con 300 millones de internautas. De hecho, los medios especializados vienen especulando con una asociación Facebook-Baidu. La presidenta de operaciones de Facebook, Seryl Sandberg, comentó a Reuters el interés que tienen por llegar al mercado chino. “La misión de nuestra compañía es clara: queremos conectar a todo el mundo. Y es imposible pensar en conectar al mundo entero ahora mismo sin también conectar a China.”

Zuckerberg podría volver a Pekín en septiembre con el objetivo de seguir sumando usuarios. El joven empresario comenzó un largo proceso, como si subiera los peldaños de la Gran Muralla.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Estudiantes chinos participan de un desfile por el Día Nacional en el 2009.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.