EL MUNDO › LA FISCALíA LO RESPONSABILIZA DE LA MUERTE DE CIENTOS DE MANIFESTANTES Y DE LA CORRUPCIóN DE SU RéGIMEN

Las causas contra Hosni Mubarak

Los fiscales tienen tres días para presentar el caso, dijo Abu Bakr, quien representa a familiares de las víctimas. El ex líder egipcio podría enfrentar el veredicto a fin de mes.

El proceso contra el ex presidente egipcio Hosni Mubarak se reanudó ayer en la Corte Penal que lo juzga en las afueras de El Cairo. Al ex hombre fuerte de Egipto se lo acusa de la muerte de al menos 850 manifestantes durante la represión de las protestas que se iniciaron el 25 de enero de 2011 y culminaron con su caída. Mubarak podría enfrentarse al veredicto cerca de fin de mes, según informó un abogado que participa en el juicio. “Espero el veredicto antes del 25 de enero, el aniversario de la revolución”, dijo el abogado Khaled Abu Bakr refiriéndose a la fecha en que comenzó la revuelta popular. Los fiscales tienen tres días a partir de ayer para presentar el caso, dijo Abu Bakr, quien representa a familiares de las víctimas.

El fiscal Moustafa Souleimane presentó ante el tribunal a Mubarak como “un dirigente tiránico, que falsificó la voluntad del pueblo egipcio en las elecciones y que, bajo presión familiar, intentó pasar el poder a su hijo Gamal”. Souleimane dijo que el dictador dedicó todos sus esfuerzos a asegurar “el proyecto de herencia del poder”, en particular durante la última década que gobernó. La audiencia fue la primera de las tres que el presidente de la Corte, Ahmed Refaat, fijó para mañana a la Fiscalía.

Mubarak, de 83 años, fue conducido al tribunal en camilla, al igual que en audiencias precedentes, tras la crisis cardíaca que sufrió en abril del año pasado, después de ser arrestado. La sala judicial se encuentra ubicada en la periferia de El Cairo y fue fuertemente custodiada por la policía y el ejército.

El ex rais debe responder además por algunos episodios de corrupción que involucran a sus hijos Alaa y Gamal, ambos en prisión. El tribunal también pidió que fueran convocados a las audiencias el jefe del Consejo Supremo de las fuerzas armadas, mariscal Hussein Tantawi, y su vice, general Sami Anan, para reexaminar sus declaraciones sobre lo sucedido tras el 25 de enero del año pasado, pues la defensa las juzgó excesivamente favorables a Mubarak. Tantawi, ex ministro de Defensa de Mubarak durante 20 años, y Anan absolvieron al ex presidente de toda responsabilidad en los sangrientos hechos de la plaza Tahrir. En este proceso se juzga asimismo al ex ministro del Interior Habib al Adli y a otros seis funcionarios de la seguridad, que de ser condenados podrían enfrentar la pena de muerte. Souleimane acusó también a Al Adli de establecer un sistema de seguridad autocrático, imponiendo su control para servir al régimen y sus planes de sucesión.

Souleimane agregó que “Mubarak difundió la corrupción abriendo la puerta del poder a sus amigos y compañeros y condujo el país a la ruina sin rendir cuentas a nadie”. En otro tramo de su intervención, el fiscal explicó que Mubarak dejó de lado la justicia y la transparencia y priorizó su interés personal por encima del común. Denunció además ante el tribunal aspectos centrales de las políticas, la gestión económica y la corrupción del largo régimen antes de que la sesión quedara aplazada hasta mañana.

Mubarak, sus hijos Alaa y Gamal y Hussein Salem, un hombre de negocios que está prófugo, enfrentan cargos de corrupción y de abuso de fondos públicos y están acusados de vender exportaciones a Israel a precios por debajo del valor de mercado, de los cuales todos se declararon inocentes.

La fiscalía llamó también a restaurar la dignidad y la justicia social que fue despreciada por un “régimen tirano opresor que intentó mantener su autoridad y su trono”, puntualizó. “Esta corte es el futuro de Egipto y será una lección para elegir a los que ostenten el poder después de esto”, citó a Souleimane la web de noticias del diario Al Ahram.

Sin embargo, varios egipcios son críticos de los procedimientos judiciales y temen que Mubarak sea absuelto de los cargos de asesinato. Cinco oficiales de la policía acusados de matar a manifestantes fueron absueltos la semana pasada. Las muertes en manos de estos policías habían ocurrido enfrente de una comisaría cerca del centro de El Cairo durante los días 28 y 29 de enero. “La mayoría de la gente que se asombró con el veredicto no sabe que las dos familias de las víctimas de ese caso retiraron los cargos contra los policías”, dijo el abogado Abu Bakr. Su caso fue considerado en legítima defensa, dado que los oficiales defendían la comisaría, lo que es muy distinto de aquellos casos en los que los manifestantes fueron asesinados por francotiradores que dispararon a la gente que estaba en la plaza Tahrir, epicentro de las protestas.”

Mubarak se encuentra retenido en un centro médico militar en las afueras de El Cairo, desde agosto, y el resto de los acusados en una prisión en Tora, en la capital egipcia. Las audiencias, que en esta etapa proseguirán hoy, se habían iniciado el 3 de agosto de 2011.

Compartir: 

Twitter
 

Mubarak, de 83 años, fue llevado en camilla.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.