EL MUNDO › RAJOY SE COMPROMETIó AL AJUSTE PRESUPUESTARIO

Bruselas presiona a España

Aunque los países de la Zona Euro reconocieron el esfuerzo realizado por España para alcanzar la meta de déficit planteada para 2012, los ministros de Finanzas de los 17 países que adoptaron el euro, reunidos ayer en Bruselas, presionaron a ese país bajo la máxima de que España “va a alcanzar su objetivo presupuestario para 2013, al 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)”, dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. El ministro de Finanzas español, Luis de Guindos, explicó ante sus pares por qué España modificó la meta del déficit para este año hasta un 5,8 por ciento del PIB, tras haber pactado un año atrás con Bruselas que sería de un 4,4 por ciento. España ha insistido en que el objetivo de déficit es una decisión soberana y no incumple el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) europeo, ya que mantiene la meta del 3 por ciento para el próximo año, lo que representa el tope autorizado por la UE. De Guindos destacó que los esfuerzos de su país son bien valorados entre sus socios de la Unión Europea.

“El compromiso de España con las reglas fiscales es absoluto y además creo que va a demostrar cómo las reformas económicas pueden devolver a una economía de la Zona Euro a una senda del crecimiento”, señaló durante una rueda de prensa, tras reunirse con su par alemán, Wolfgang Schaüble. “No hay la más mínima duda del compromiso de España con lo que es el ajuste presupuestario en un entorno complejo de recesión y que lo básico es volver al crecimiento y la generación de empleo”, agregó. Como cuarta economía de la Eurozona, desde la Península Ibérica argumentan que la meta de déficit del 4,4 por ciento fue pactada en un contexto diferente, cuando se esperaba un repunte económico para 2010 y un cierre de 2011 con un déficit del 6 por ciento.

Sin embargo, la CE pronosticó una recesión para la economía española este año y Rajoy anunció, poco después de asumir al frente del Ejecutivo, que el país había cerrado 2011 con un déficit del 8,5 por ciento, bastante más de lo que había estimado el gobierno anterior. “España va a compensar lo que no se hizo el año pasado en términos de ajuste estructural y lo que había comprometido para este año”, afirmó De Guindos. Pero no todos los países de la Eurozona se mostraron flexibles, sobre todo aquellos calificados con la máxima nota de solvencia, triple A: temen que ceder con España sería dar un mal ejemplo. La ministra austríaca Maria Fekter exhortó a sus socios a una severa reacción y a España a hacer un esfuerzo. “Tenemos que ser duros de manera que todos sepan que somos serios”, señaló. Por su parte, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, defendió ante el comisario europeo de Política Regional, Johannes Hahn, la necesidad de que se compensen las exigencias de austeridad que aplicarán en sus presupuestos los países miembro con recursos suficientes para contribuir al desarrollo económico.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.