EL MUNDO › LA FAMILIA PRESENTARA LOS PAPELES PORQUE TIENE CANCER EN LA LENGUA

Otra vez piden indultar a Fujimori

El gobierno del presidente Ollanta Humala tendrá que decidir si deja libre al ex mandatario condenado por homicidios y corrupción, lo que crea una bomba política. Dijeron que se evaluará “con criterio médico y técnico”.

Los familiares del ex presidente peruano, Alberto Fujimori, formalizarán esta semana ante el actual mandatario Ollanta Humala un pedido de indulto. El encarcelado ex jefe de Estado tiene nuevamente cáncer en la lengua pero sin riesgo terminal.

Su abogado, César Nakazaki, informó que esta semana la familia de Fujimori –en la que tienen protagonismo dos de sus hijos, la ex candidata presidencial Keiko y el congresista Kenji– presentará al gobierno la solicitud de indulto. “Estamos recabando una serie de documentos para poder cumplir con todos los requisitos del indulto humanitario”, dijo Nakazaki. La defensa de Fujimori recopila, además de exámenes médicos sobre el tipo de cáncer bucal que afecta al ex mandatario de 74 años, casos en el país de reos enfermos crónicos indultados por razones humanitarias. “Estamos haciendo cuadros de todos los indultos humanitarios que se han dado para establecer las enfermedades que fueron calificadas como razones humanitarias”, añadió Nakazaki. El ex jefe de Estado, quien gobernó desde 1990 hasta el 2000, fue condenado por dos de varias masacres perpetradas por el destacamento militar Colina, de cuya actuación estaba plenamente enterado, según el tribunal que lo juzgó. El ex presidente de derecha radical también recibió otras condenas por corrupción, pero no tienen efecto práctico porque en el Perú sólo se paga la pena mayor.

El anuncio, que para muchos analistas coloca a Humala contra las cuerdas, desata una polémica intensa. El gobierno, a través del presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, anticipó que examinará el asunto con criterio técnico y médico pero los analistas coinciden en que lo que está en juego es una decisión política y será en ese campo en el que se sientan las consecuencias. En lo político, quienes se oponen al indulto afirmaron que sería darle paso a la impunidad. El partido centrista Perú Posible, del ex presidente Alejandro Toledo, que rechaza un hipotético “negociado” oficialista-fujimorista, pide que el potencial beneficiado pague, al menos antes, las multas que se le han impuesto como reparación civil, que ascienden a unos 380 mil soles, es decir, unos 150 mil dólares.

El diagnóstico de Fujimori se conoció la semana pasada mientras se fortalecía la posibilidad del pedido de indulto. “Es muy claro: el paciente es portador de cáncer epidermoide de la cavidad oral, que presenta recaídas y está dentro del curso de esta enfermedad crónica”, informó el especialista que lo atiende, Pedro Sánchez, jefe de Cirugía de Cabeza y Cuello del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). El médico aclaró que en este momento el ex presidente no es un paciente terminal. En tanto, oncólogos que dudan de la imparcialidad de sus colegas del INEN sostienen que Fujimori, de 74 años, no puede ser considerado un enfermo de cáncer sino portador de lesiones que, de no ser tratadas con prontitud, pueden derivar en esa enfermedad. Para esos expertos, los cuidados que necesita el ex presidente se le pueden suministrar en prisión, como sucede con otros reos que están incluso mucho más graves.

Otro ángulo del debate es si se puede indultar a un condenado por delitos de lesa humanidad. El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el peruano Diego García Sayán, se negó a anticipar opinión ante la intención de algunos sectores de recurrir a ese tribunal hemisférico para evitar el perdón presidencial. “Tienen que hacer un riguroso examen, tanto jurídico como médico, para determinar si dentro de las normas vigentes y los principios generales del derecho eso (el indulto) procede”, dijo García Sayán.

En este contexto, organizaciones civiles llamaron el jueves al presidente del Perú a “no ceder a las presiones”, pedido que se incrementó el viernes cuando alrededor de un millar de personas se concentró en el centro de Lima para protestar contra la petición de indulto. Fujimori fue operado el 19 de septiembre en una clínica por una lesión en la lengua, a la que tuvo que regresar nueve días después por presentar complicaciones en la cicatrización de la herida. A partir de este hecho, sus familiares y seguidores volvieron a poner el tema del indulto en el ojo de la opinión pública.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.