EL MUNDO › CUMBRE EN EL DISTRITO FEDERAL DE LOS PRESIDENTES DE EE.UU. Y MEXICO

Agenda abierta para Obama y Peña Nieto

La seguridad y la economía serán los temas que dominarán en las conversaciones de dos días. En cambio, el asunto de la migración será abordado cuando Washington avance en una reforma migratoria que depende del acuerdo bipartidista.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llegó ayer a México para una visita oficial, la primera que realiza a este país bajo el mandato de Enrique Peña Nieto. México es el primer destino de la gira latinoamericana de tres días que lo llevará mañana a Costa Rica, última parada.

“Hemos coincidido que la relación entre México y Estados Unidos debe ser multitemática, debe permitirnos abrir espacios de oportunidad, de la colaboración en distintos ámbitos”, dijo Peña Nieto en rueda de prensa junto a su par estadounidense en el Palacio Nacional. “Estados Unidos y México tienen una de las relaciones más amplias en el mundo”, opinó Obama, en línea con los dichos de su anfitrión.

En México, la visita oficial del presidente de los Estados Unidos ha concitado expectativas porque permitirá a ambos mandatarios definir la línea que tomarán las relaciones bilaterales bajo la recién iniciada administración de Peña Nieto y el segundo mandato de Obama. El gobierno de Peña Nieto ha manifestado que le gustaría dar un nuevo énfasis a la agenda bilateral, para que no sólo se traten temas de seguridad y migración, que históricamente han dominado las relaciones.

Sin embargo, el tema de la inmigración será abordado en el momento en que Washington debate una reforma migratoria acordada entre republicanos y demócratas. No obstante, se prevé que la seguridad y la economía serán los temas que dominarán en las conversaciones en los próximos dos días.

México registra en la actualidad altos índices de violencia e inseguridad, a causa principalmente de la guerra que libran bandas del narcotráfico y del crimen organizado, que en los últimos años ha dejado más de 70.000 muertos. A pesar de la violencia, la economía mexicana registró el año pasado un saludable crecimiento de un cuatro por ciento, es la segunda más grande de la región después de Brasil.

Ante la situación del país, organizaciones defensoras de derechos humanos consideran que la cumbre es una buena oportunidad para enfrentar la cuestión de los derechos humanos. “Los presidentes Obama y Peña Nieto tienen una oportunidad única para abordar los problemas que afectan las vidas de personas en ambos lados de la frontera”, dijo este jueves Frank Jannuzi, director ejecutivo interino de Amnistía Internacional en Estados Unidos.

Durante su primer día en México, Obama sostuvo una reunión de trabajo con Peña Nieto en el Palacio Nacional, al término de la cual brindaron la rueda de prensa conjunta. Peña Nieto afirmó que seguirá combatiendo el crimen organizado, mientras su par estadounidense señaló que es su intención continuar con una estrecha cooperación en seguridad entre los dos países.

Hoy, Obama mantendrá un encuentro con estudiantes universitarios en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en el que hablará sobre los lazos económicos, intercambios académicos, culturales y otros aspectos que definen la relación bilateral.

Al concluir este evento Obama se reunirá con varios empresarios con quienes también tratará el tema del crecimiento económico que está en marcha. De hecho, México es el segundo destino de las exportaciones totales estadounidenses. El comercio bilateral entre ambos países se ha recuperado luego de superada la recesión en los Estados Unidos.

La gira latinoamericana de Obama culminará mañana, cuando viaje a Costa Rica para encontrarse con la presidenta Laura Chinchilla y otros mandatarios que integra el Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Obama arribó a la capital mexicana para su visita de dos días a bordo del avión presidencial Air Force One. A su llegada, fue recibido por el canciller mexicano, José Antonio Meade, y el embajador de Estados Unidos, Earl Anthony Wayne. Aunque ambos presidentes habían sostenido un encuentro previo en Washington en noviembre pasado, cuando el mexicano aún no había asumido como presidente, la reunión en Ciudad de México es la primera cita de trabajo oficial.

La visita de Obama es la cuarta que realiza a México, ya que el mandatario estadounidense estuvo en tres oportunidades en la nación vecina durante el gobierno del ex presidente Felipe Calderón entre 2006 y 2012.

Compartir: 

Twitter
 

Obama con Peña Nieto en México, donde hablaron de seguridad e inmigración.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.