EL MUNDO › LA DERECHA ISRAELI CONDICIONA LAS NEGOCIACIONES

Sin concesiones en el valle del Jordán

Cientos de miembros del ala más derechista del oficialista partido Likud se congregaron ayer en el valle del Jordán para defender la presencia militar israelí en ese territorio. La marcha fue liderada por el viceministro de Defensa israelí, Dany Danón, quien busca condicionar el camino emprendido por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, para retomar el truncado proceso de paz. “A cambio de cada árbol que quitemos, podemos esperar el lanzamiento de misiles contra nuestros centros urbanos civiles”, lanzó Danón. “Las comunidades judías permanecerán para siempre en el valle del Jordán”, agregó. Danón recuperó las críticas realizadas a principios de esta semana por el ministro israelí de Defensa, Mo-shé Yalón, contra los esfuerzos de paz de Kerry. Yalón se vio obligado a disculparse después de que se filtrara en la prensa una conversación privada en la que tachaba al jefe de la diplomacia estadounidense de obsesivo y mesiánico y en la que aseguraba que todo su plan no era más que papel mojado.

Kerry lleva meses entrevistándose con las dos partes con el objetivo de avanzar en asuntos tan espinosos como el estatus de Jerusalén, el regreso de los refugiados o el reparto de los recursos hídricos. Sin embargo, los sectores israelíes más ultranacionalistas lograron poner sobre la mesa el tema de la seguridad en el valle de río Jordán.

Pero el malestar con el funcionario norteamericano viene también por el lado palestino. Nabil Shaath, miembro del comité central del movimiento nacionalista Al Fatah, que gobierna en Cisjordania, se quejó de que Kerry haya abandonado el programa original de las conversaciones para centrarse en sólo dos asuntos que no estaban en la agenda. “Ahora está volcado en el carácter judío del Estado de Israel y el futuro del valle del Jordán”, criticó Shaath, también asesor de la presidencia palestina, en una rueda de prensa en la ciudad cisjordana de Ramalá, capital administrativa de la Autoridad Nacional Palestina. “La única declaración sólida sobre la agenda de las negociaciones del estatus permanente está en los Acuerdos de Oslo que menciona Jerusalén, las fronteras, los asentamientos, el reparto del agua, la seguridad y los refugiados” como únicos temas a resolver, aseguró.

La exigencia israelí de ser reconocida como Estado judío fue sólo introducida por Netanyahu en la anterior Legislatura como contrapeso a la demanda palestina de no volver a la mesa de negociaciones antes de que cesara la construcción en las colonias. Para Shaath, “ningún líder palestino en su sano juicio” podría aceptar esta condición porque “reconocer el Estado de Israel como un Estado judío supone rendirse, definitivamente, en la aspiración a conseguir el derecho al retorno” de los refugiados palestinos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.