EL MUNDO › NACIONES UNIDAS, PAISES ARABES Y ORGANIZACIONES PACIFISTAS

La condena ya es universal

Distintos actores de la comunidad internacional criticaron la violencia del ejército israelí en Gaza y destacaron las consecuencias que la operación militar tiene sobre la vida de civiles inocentes. Detenciones en el Líbano.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, líderes de países árabes y organizaciones que reclamaron la paz en Medio Oriente condenaron la violencia del ejército israelí en Gaza y destacaron las consecuencias que la operación militar tiene sobre la vida de civiles inocentes. “El Consejo de Seguridad expresa su seria preocupación por la crisis de Gaza y la protección y el bienestar de los civiles de ambos bandos”, señaló el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas en una breve declaración leída por su presidente de turno, el embajador ruandés Eugene Richard Gasana.

El Consejo, que hasta ayer no se había pronunciado oficialmente sobre los últimos acontecimientos en Medio Oriente, instó a las dos partes a reducir la tensión y recuperar la calma. El embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansur, lamentó la tardanza del órgano en responder y confió en que Israel cumpla la solicitud de la ONU. Mansur dijo esperar que la “agresión” israelí contra Gaza “termine inmediatamente” y aseguró que si eso no ocurre Palestina seguirá presionando al Consejo para que cumpla con su cometido.

En tanto, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, pidió a los gobiernos de Israel y Palestina declarar un “alto el fuego” y prometió que Reino Unido “apoyará” a ambos países si cesan las hostilidades. El jefe de la diplomacia británica explicó que mantuvo una conversación telefónica con su par israelí, Avigdor Lieberman, y con el presidente palestino, Mahmud Abbas, para hablar sobre una solución negociada.

“Le dije al ministro Lieberman que los continuos ataques con misiles desde Gaza son totalmente inaceptables. Israel tiene derecho a defenderse de esos ataques, pero todo el mundo quiere ver una tregua”, afirmó Hague. El titular de Exteriores británico también celebró el hecho de que Abbas haya pedido un alto el fuego multilateral e indicó que trasladó al líder palestino sus condolencias por “la pérdida de vidas de civiles en Gaza”.

Por otro lado, el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, se reunió ayer con el enviado especial del Cuarteto del Proceso de Paz para Medio Oriente, Tony Blair, con quien mantuvo un diálogo sobre los riesgos de la escalada militar israelí en Gaza, informó el portavoz de la presidencia egipcia, Ihab Badaui. Al Sisi expresó su solidaridad con el pueblo palestino e informó que se reabrió el paso que conecta Egipto con la Franja de Gaza, en la localidad de Rafah, para recibir y tratar a los heridos palestinos en Gaza.

Por su parte, el ex premier británico instó a israelíes y palestinos a contenerse y sólo responder a los esfuerzos que buscan la tranquilidad entre ambas partes y la reanudación de la tregua firmada entre Israel y el grupo palestino Hamas, que gobierna en Gaza, en 2012. Blair –quien tras reunirse con Al Sisi se dirigió a Israel como continuación de su gira por la región para calmar los ánimos– añadió que la escalada de violencia no beneficia a ninguna parte y no provocará más que un aumento del número de víctimas civiles.

Hassan Rohani, como presidente iraní y presidente de turno del Movimiento de No Alineados, también condenó los “actos criminales” del ejército israelí sobre Gaza e instó a la comunidad internacional a actuar. “Condeno seriamente los crímenes sistemáticos, ilegales e inhumanos contra los palestinos, y pido a todos los organismos internacionales y regionales que atiendan sus responsabilidades legales de inmediato”, sostuvo Rohani en una nota publicada en la web de la presidencia iraní.

En tanto, el Parlamento sirio instó hoy a que se juzgue internacionalmente a las autoridades israelíes que están llevando adelante “una guerra de aniquilamiento” en la Franja.

Paralelamente, la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el sur del Líbano (Finul) condenó ayer el lanzamiento de tres proyectiles contra Israel desde el sur del país e instaron a la máxima contención entre ambas partes. “Se trata de un incidente grave y un incumplimiento de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad”, afirmó el jefe de la Finul, general Paolo Sierra, según un comunicado de ese cuerpo. El viernes, el ejército libanés informó sobre el disparo de tres proyectiles hacia Israel desde la región Marjeyun-Hasbaya y el hallazgo de dos rampas de cohetes preparados para ser lanzados.

Dos personas fueron detenidas por la policía acusadas de estar relacionadas con estos ataques –un jeque sunnita integrista, Husein Ezzat Atue, y Samir Husein Abu Keiss– mientras continúa la búsqueda de sus presuntos cómplices. “Hay que mantener la vigilancia y evitar cualquier provocación. Estoy tranquilo respecto de la zona porque ambas partes (Líbano e Israel) confirmaron su compromiso a las disposiciones de la resolución 1701”, agregó el general italiano aludiendo al texto que puso fin a la guerra entre Israel y Hezbolá en 2006.

Compartir: 

Twitter
 

La madre y la hermana de un miliciano palestino muerto en el bombardeo lloran sobre su cadáver.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.