EL MUNDO › MADURO CRITICO A LA OPOSICION EN VENEZUELA

“Ganan y se asustan”

Maduro afirmó que la oposición ganó la mayoría de dos tercios de la Asamblea gracias a engaños y a una guerra no convencional en la que busca imponer el “capitalismo neoliberal”.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo ayer que la oposición está asustada de su propio triunfo en las elecciones legislativas del domingo pasado. Además, el mandatario advirtió que la derrota del oficialismo coloca al país al frente de una “crisis contrarrevolucionaria de grandes dimensiones”. En un saludo de fin de año a las fuerzas armadas, Maduro afirmó que la oposición ganó la mayoría de dos tercios de la Asamblea Nacional, 112 de los 167 escaños, gracias a engaños y a una guerra no convencional en la que buscan imponer el “capitalismo neoliberal” en el país. “Están asustados de su propia victoria. Hasta de su propia victoria se asustan”, señaló, y acusó a la oposición de pretender revivir tiempos de los años 90 de dominio neoliberal en la economía. “Se van a generar grandes tensiones. Hay una rebelión de las masas; no nos llamemos a engaños. Eso sí, la Constitución tiene sus mecanismos para regular este tipo de grandes tensiones históricas y esos mecanismos los vamos a aplicar uno detrás de otro”, explicó el jefe de Estado. “A esta patria no la implosionan, no la destruyen, no la hacen retroceder. A cuesta de nuestra propia vida no lo voy a permitir. Ante las dificultades, más revolución”, dijo. “No permitiremos que se entregue la soberanía y los logros de la revolución bolivariana. Estamos ante una crisis de grandes dimensiones, una crisis contrarrevolucionaria de poder que va a generar una lucha de poderes de dos polos: la patria que quiere seguir adelante y la antipatria que quiere lograr un éxito circunstancial”, señaló el mandatario caribeño. Para Maduro, la oposición logró la victoria a raíz de una serie de medidas que terminaron por perjudicar a la economía del país, que buscan desbancar el modelo social y económico instalado por su antecesor, el fallecido presidente Hugo Chávez. “No permitiremos que la derecha y la burguesía entreguen la independencia. Soy un soldado listo y preparado para dar mi vida y sacrificarse en el campo que toque sacrificarse por ver a nuestra patria libre y soberana”, opinó. “No permitiremos que la derecha y la burguesía entreguen la independencia”, afirmó entre aplausos.

En el terreno económico, alertó que Venezuela perdió el 68 por ciento de los ingresos en divisas producto de la caída del petróleo y calificó el 2015 como un año “terrible” por los ataques de los que, dijo, fue víctima su gobierno. El mandatario señaló que la oposición generó un boicot a la producción, a la distribución y la comercialización de los productos, en el afán de generar descontento en la población para afectar a su gobierno.

Por eso, pidió al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, que las unidades militares comiencen una “profunda reflexión” para explicar a los ciudadanos las acciones económicas realizadas por la oposición y que estén preparados para “nuevos combates”, de los cuales, pronosticó el jefe de Estado, el gobierno resultará vencedor. Además, llamó a que los militares cedan sus cargos públicos y regresen a sus funciones en los cuarteles. “Es la hora de venir a reforzar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y que queden en la administración pública los estrictamente necesarios para cargos clave, por su trabajo, disciplina u capacidad para cumplir orden”, subrayó.

Maduro dijo estar seguro de que 2016 va a ser un año de renacimiento de la revolución bolivariana y que “vendrá un sacudón para generar nuevas formas de gobierno para enfrentar todas las maldades que esta gente nos está haciendo”. Agregó que antes de asumir la mayoría en la Asamblea, la oposición está amenazando con derogar leyes a favor del pueblo, y se preguntó si debe quedarse de brazos cruzados cuando el Parlamento le niegue los créditos necesarios para continuar las misiones sociales para atender a los sectores más vulnerables.

Por su parte, el ex candidato presidencial y líder de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, pidió ayer a Maduro llamar al país a “un gran diálogo nacional” para evaluar la situación económica del país.

Al respecto, Capriles afirmó que el Venezuela está siendo afectada gravemente por la caída del precio del crudo, que ronda los 31 dólares por barril, el más bajo en once años, por lo que, dijo es necesario que el gobierno convoque al diálogo. “Los venezolanos no podemos distraernos, tenemos que exigir que se atienda la peor crisis económica y social de nuestra historia”, señaló el líder opositor a través de un mensaje en la red social Twitter.

Capriles llamó la atención sobre los niveles de las reservas internacionales del país, que esta semana, de acuerdo con datos oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV) se encuentran en 14.601 millones de dólares, según Capriles el más bajo en los últimos 12 años. El dos veces candidato presidencial, que perdió contra Maduro en 2013 y frente a Chávez en 2012, llamó al gobierno a dejar las diferencias entre partidos y a atender la situación económica.

Compartir: 

Twitter
 

“Se van a generar grandes tensiones”, dijo Maduro. “Hay una rebelión de las masas.”
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.