EL MUNDO

El viaje de Francisco

Tras reunirse con el patriarca ruso, cita prevista para el 12 de febrero en La Habana, el papa Francisco (foto) volará ese mismo día desde Cuba hacia México. Una etapa igualmente central a su nueva visita a la isla, y en la cual el Papa diseñó su propia agenda. Ni folklore patriótico nacional, ni acomodos con la más que conservadora dirigencia católica de México. A diferencia de lo que ocurrió con las anteriores visitas papales, Francisco no viene a respaldar al episcopado local sino, como el mismo lo dijo, con otra meta: “Si yo voy ahí, es para recibir lo mejor de ustedes y para rezar con ustedes, para que los problemas de violencia, de corrupción y todo lo que ustedes saben que está sucediendo, se solucione, porque el México de la violencia, el México de la corrupción, el México del tráfico de drogas, el México de los carteles, no es el México que quiere nuestra Madre”. El papa, en suma, hará realidad esas palabras viajando a través de las geografías más densas de México: Ecatepec, en el Estado de México, uno de los lugares más violentos del Estado, Ciudad Juárez, capital mundial de los feminicidios, Chiapas, semilla de la revuelta indígena de los zapatistas, y Michoacán, zona donde el narcotráfico es la medida de la ley. En cada país que visita, Francisco lanza una semilla de anticonsenso: en Brasil les dijo a los jóvenes que hicieran “lío”, en Lampedusa denunció “la globalización de la indiferencia”, en Estrasburgo trató a la Unión Europea de “abuela estéril”, en Ecuador y Bolivia aseguró “nuestra fe es revolucionaria”, en República Centroafricana proclamó a Bangui como “capital espiritual del mundo”. Cada vez, el Papa corre el muro con el cual el mundo de la comunicación se oculta a sí mismo. Lo periférico se torna central y las almas periféricas y ahogadas por la indolencia recobran, por un instante, su lugar en el mundo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.