DEPORTES › EL NUEVO ESCENARIO QUE SE PLANTEA EN LA ASOCIACION DEL FUTBOL ARGENTINO

Lammens al gobierno, Angelici al poder

El presidente de Boca maneja la asociación de facto con su nuevo aliado, el titular de San Lorenzo. La deuda heredada y profundizada. Los clubes grandes contra el resto.

 Por Gustavo Veiga

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) empieza a reeditar una vieja fórmula electoral de los años 70. Lammens al gobierno (o quizás algún otro), Angelici al poder. Si este slogan quedara formalizado el próximo 29 de junio –cuando se vote otra vez para presidente– la alianza Cambiemos hacia la derecha habrá sumado un nuevo ministerio al gabinete nacional: el de la pelota. Tiene una excusa hecha a medida para intervenir, que es el estado de quebranto de la asociación. Su crisis colosal incluye, según quién lo diga, un pasivo estimado de 3 mil millones de pesos o de 500 millones. Endeudada a tasas altísimas, los dirigentes de los clubes grandes que hoy la manejan sueñan con una Liga paralela, venden el Fútbol para Todos de a pedacitos y avanzan hacia la devolución de los derechos televisivos al Grupo Clarín. Las demás instituciones no tardarán en rebelarse y ya extrañan la vieja caja de zapatos en que Julio Grondona guardaba los cheques en su ferretería de Sarandí. Hoy son voladores porque les vienen rechazados. Mañana tal vez no alcancen para pagar la cuenta de la luz ni los insumos que faltan. Un ejemplo: en la sede de la AFA falta dinero para reponer los cartuchos de impresoras o las cortadoras del césped en el predio de Ezeiza.

En este terreno fértil para embusteros (Dante Panzeri dixit) avanza el delegado del presidente Macri, empresario de bingos y radical PRO. Daniel Angelici se alió primero con Luis Segura, después le puso límites, enfrentó la candidatura de Marcelo Tinelli, ahora juega su juego con Matías Lammens –distanciado del conductor de TV–, pero siempre reporta a la Casa Rosada.

Este periodista ya definió su vocación de Pac-Man en una nota del 28 de enero. Tiene piezas colocadas en la Justicia y en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Opera con perfil bajo, aunque el ambiente del fútbol expone sus miserias, como le pasó con el video donde lo filmaron sin saberlo criticando a Daniel “Cata” Díaz. Segura elevó su capacidad política a los cielos cuando lo definió en una entrevista que le concedió a radio La Red: “Daniel Angelici puede ser el Messi del fútbol argentino, se tiene que poner la camiseta y jugar”.

El partido para saber quién maneja el poder en el fútbol se juega desde el 30 de julio de 2014. Ese día murió Grondona. Desde entonces, la AFA se fue llenando de opositores al gobierno de Cristina Kirchner. Lo escribimos a fines de diciembre de aquel año: “Los clubes más poderosos fueron colonizados por funcionarios, sindicalistas, militantes y simpatizantes con demasiado poder y presencia en el PRO, la CGT que conduce Hugo Moyano y el radicalismo. También hay referentes del Frente Renovador de Sergio Massa en otras instituciones. O dirigentes provinciales que acompañan a Mauricio Macri en el orden nacional y que comienzan a aparecer en cargos relevantes. El Estado, propietario de los derechos televisivos del Fútbol para Todos, deberá lidiar en un año electoral con este espacio de voces críticas que, aun no siendo uniformes, pueden convertir a la AFA en una asociación ingobernable, donde queda un puñado de directivos que integran el grondonismo residual”.

Así fue. La AFA se tornó ingobernable. Tinelli avanzó hasta quedar a un voto de la presidencia, pero ahora retrocedió varios casilleros. Cometió un error de los que se factura en la política mediatizada. Apostó por el candidato presidencial que perdió: Daniel Scioli. Cerró su ciclo televisivo en 2015 con el ex gobernador bonaerense como invitado o, lo que es lo mismo, el candidato cerró su campaña tres días antes de los comicios nacionales en la pantalla de Canal 13. Entre tantas habladurías, hoy se cuenta en la AFA que el empresario se distanció de Lammens por su acercamiento al gobierno de Macri y al propio Angelici. También se alejó de ganar las elecciones por esa razón.

El presidente de San Lorenzo es el tesorero y el de Boca el secretario general. Toda la documentación clave de la AFA es firmada por ellos. Segura se transformó en una figura casi decorativa, aunque trabaja por los dos en el día a día. También un grupo de viejos gerentes que, ya jubilados, resuelven los asuntos internos de la asociación.

Esta situación convive con otra que es funcional a los planes de Angelici y el presidente de la Nación. Dos presidentes de clubes que no comulgan con el gobierno reconocieron que hay decenas de ñoquis en la AFA. No lo dicen a cara descubierta, pero denuncian: “Cobran sueldos de entre 40 y 50 lucas por mes”. Desde adentro de la asociación responden con una pregunta: “¿Los campeones del 78 son ñoquis porque cobran un sueldo módico por ganar el Mundial?”. Jorge Olguín, en una entrevista del periodista Diego Borinsky publicada por El Gráfico el 11 de agosto de 2014, dijo que eran “tres mil pesos” en ese momento.

Hoy los árbitros percibieron sus honorarios de diciembre a principios de este mes, la deuda global de la AFA llegaría a 3 mil millones de pesos, para tomar créditos paga intereses siderales y el Gobierno –según los dirigentes de los clubes más chicos– les paga migajas por los derechos de televisión.

La última cifra pautada es de 761 millones de pesos a desembolsar en seis cuotas, más 120 de una deuda anterior que ya fue abonada en enero y lleva el monto hasta 881 millones. Los números fueron difundidos por Fernando Marín, el titular de Fútbol para Todos. Por el torneo de Transición que durará seis meses el Gobierno adelantó dos cuotas de aquella suma. También devolvió los derechos de la Copa Argentina, la B Nacional y los partidos de la Selección Nacional en el exterior. A futuro se trabaja en una licitación internacional para colocar los derechos. Pero en la página oficial del FPT no hay una sola mención a este acuerdo y sí secciones de estadísticas, el muro del hincha o lecciones de fútbol desactualizadas (son de 2013) de cómo patear un penal. La información económica del programa no la publicaba por este medio oficial y masivo el gobierno anterior ni tampoco lo hace el actual.

Nicolás Russo, el presidente de Lanús, emergió hasta ahora como el dirigente más dispuesto a enfrentar al binomio Angelici-Lammens. “A este paso vamos hacia las sociedades anónimas en los clubes”, le dice hoy a Página/12. Después de que Boca y San Lorenzo se quedaran con la secretaría general y la tesorería de la AFA respectivamente, ya había anticipado lo que piensa en una larga entrevista con el periodista Vito Amalfitano del diario La Capital de Mar del Plata: “Por un lado están los clubes grandes, que se han adueñado de todos los espacios de poder de la AFA, y eso es malísimo para el fútbol argentino. Y por otro lado, se está gestando un movimiento, de los clubes chicos, de clubes del interior, del ascenso, de las Ligas, que estamos apostando por otro fútbol. Que haya un reparto equitativo del dinero, que sea participativo para todos”. Russo fue candidato a intendente de Lanús en las últimas elecciones por el Peronismo Renovador. Y sugiere que Sergio Massa “apoya a los clubes chicos”. Su relación con Tigre es demasiado conocida.

Con Segura ya elegido como representante de la Conmebol en la FIFA. Con Tinelli en posición expectante pero desdibujado en el nuevo escenario. Con Angelici como el dirigente que conduce y ejecuta las políticas del gobierno nacional en la AFA, aunque niegue que pretenda ser su presidente. Con Russo como el motor de la oposición a los grandes. Y con una división que ya no es tal entre seguristas y tinellistas y sí entre los clubes más poderosos y la mayoría de Primera, el Ascenso, el interior y las Ligas, el fútbol se encamina otra vez a ser rehén del Grupo Clarín o a que el producto se comparta con otro poderoso grupo: Telefónica. Seis años de sociedad (2009-2015) entre el Estado y la AFA no sembraron la semilla de un cambio. Volvimos al punto de partida y alguien debería hacerse cargo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.