EL MUNDO › MERKEL CRITICO LAS CARCELES SECRETAS DE LA CIA

Nein al antiterrorismo de Bush

“El fin no justifica los medios en la lucha contra el terrorismo”, afirmó ayer la canciller alemana Angela Merkel, al condenar las cárceles secretas de la CIA. La existencia de esos establecimientos fue admitida esta semana por el presidente estadounidense, George W. Bush, en un discurso en la Casa Blanca. Merkel se sumó así a las críticas europeas contra las cárceles. “El empleo de esas prisiones no está en acuerdo con mi idea de estado de derecho”, agregó la canciller alemana.

Bush reconoció el miércoles, por primera vez, la existencia de prisiones secretas de la CIA en varias partes del mundo, donde fueron interrogados presuntos responsables de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y pidió al Congreso que autorice a los agentes a interrogar a terroristas sin las ataduras de la Convención de Ginebra. El presidente norteamericano dijo que tras los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, un pequeño número de presos de la red Al Qaida fueron detenidos e interrogados fuera de Estados Unidos en un programa separado operado por la CIA. “Ha sido necesario trasladar a estas personas a un lugar donde fueran mantenidas en secreto, y pudieran ser interrogadas por expertos”, dijo Bush.

La admisión del presidente estadounidense generó inmediatamente una ola de críticas por parte de la Unión Europea (UE). “Ser aliado de Washington no significa automáticamente estar alineado”, dijo Nicolás Sarkozy, ministro del Interior francés, en una entrevista que publicó ayer el diario Le Monde. “En ningún caso y por ninguna razón Europa debe estar sujeta por Estados Unidos”, agregó el ministro. Las críticas de París se suman a las del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. “La lucha contra el terrorismo sólo puede hacerse desde los principios del estado de derecho y de la democracia. Eso no es compatible con la existencia de prisiones secretas o de métodos que no están dentro de lo que representan los elementos clásicos del estado de derecho y garantías para todos, incluso para presuntos terroristas”, indicó Zapatero.

Otros funcionarios también criticaron las cárceles secretas. “La lucha contra el terrorismo no puede hacerse con ataques al respeto de los derechos humanos y la protección de las libertades civiles”, dijo el secretario general de la ONU, Kofi Annan. El presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, René van der Linden, denunció por su parte que “la guerra sucia contra el terrorismo está fuera de la legalidad” y precisó que los métodos utilizados “a largo plazo, hacen el mundo más inseguro, no más seguro”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.