EL PAíS › DEBATE ENTRE CARRIO, WALSH, BULLRICH, MORANDINI Y ESTENSSORO

Mujeres políticas hablando de amor

La convocatoria era para hablar de “el amor como cuestión política”, tema realmente poco transitado. Se habló de los setenta, hubo reconciliaciones y algún palo para el Gobierno.

 Por Werner Pertot

Aclararon que no era un encuentro de amas de casa desesperadas. Pero hubo momentos emotivos, pedidos de perdón y un fuerte debate sobre la política en los setenta. La líder del ARI, Elisa Carrió, reunió a la ex diputada Patricia Walsh, a la dirigente de Unión por Todos Patricia Bullrich, a la diputada juecista Norma Morandini y a la legisladora ex bullrichista María Eugenia Estenssoro en el Aula Magna del Colegio Nacional de Buenos Aires para debatir sobre “el amor como cuestión política”. Tras una discusión sobre la memoria del terrorismo de Estado, Carrió pidió una “reconciliación sin impunidad”. No quiso referirse al presidente Néstor Kirchner: “No quiero opinar, porque para fundar una sociedad en amor, hay que saber qué es eso”.

De derecha a izquierda, el título del encuentro había tenido algunas resistencias entre las participantes del Foro de Mujeres Argentinas, hasta que finalmente Carrió logró convencerlas: “Recibiremos la burla de los ignorantes, pero podremos hablar de lo que importa”, argumentó. “No estamos hablando del amorcito con el que se desvaloriza a las mujeres”, se sumó Morandini. “En una publicación extranjera, hoy salió que se juntaban un grupo de mujeres políticas desesperadas para hablar del amor. ¿No es un buen chiste? Claro, es una visión de género: si un montón de mujeres se reúnen es para hablar de estupideces”, disparó Walsh.

Y es que el amor no suele aparecer como categoría política. Quizá la última vez que se lo nombró en un discurso fue en el acto de la ESMA en 2004. Lo mencionaron los militantes de H.I.J.O.S., quienes aseguraron sobre sus padres que “organizarse y luchar era la forma que ellos tenían de amar, de expresar su amor”. El debate sobre el amor rumbeó en torno de la política en los setenta. Estenssoro relató su infancia en una familia acomodada en San Isidro y sus estudios en Estados Unidos y Francia. “En 1978, yo estudiaba en Francia y discutía que no podía haber desaparecidos. Fue muy duro el camino para entender que por mis creencias pasaron muchas cosas en este país”, sostuvo Estenssoro, quien planteó que “los derechos humanos no son de izquierda o derecha y hasta que no nos abracemos en un perdón (que no es impunidad) no podremos seguir adelante”.

La legisladora le pidió un “perdón público” a Bullrich por abandonar su bloque tras asumir y acercarse al ARI. “Patricia es una persona muy valiosa para la política argentina. Que estemos acá es una demostración de que las mujeres podemos hacer las cosas de otra manera”, le regaló. La ex ministra de Trabajo de la Alianza le devolvió el gesto (aunque no hubo abrazos). La Piba se dedicó a autocriticar su militancia en la JP. “Le íbamos a imponer al resto de la sociedad lo que creíamos. Queríamos que vinieran los militares para que llegase la contradicción principal”, recordó la ex diputada menemista. “Después estudié en Ciencias Políticas para entender lo que no sabía. Y transformé muchas cosas que pensaba”, indicó la ex compañera de ruta del líder de Recrear, Ricardo López Murphy. “Cuando veo a gente que sigue en la misma idea, me da bronca”, opinó la ex subsecretaria de Relaciones con la Comunidad de Eduardo Duhalde.

Morandini se emocionó al recordar a sus dos hermanos desaparecidos durante “un tiempo de oscuridad donde se canceló el amor”. La periodista recordó su paso por el Juicio a las Juntas cuando volvió del exilio. “Massera dijo: ‘Soy responsable, pero no me siento culpable’. Me pregunto si no habrá querido decirnos que él era el responsable, pero nosotros somos los culpables porque lo dejamos matar”, lanzó.

Walsh, en tanto, marcó sus diferencias con Bullrich. “Quiero reivindicar la militancia de los setenta como parte las luchas de nuestro pueblo”, dijo la candidata a presidente del MST. “Si la izquierda no pensara en el amor, no podría encontrar respuestas para miles de personas”, consideró.

“Todas tratamos de establecer el amor como cuestión política y terminamos hablando del dolor”, redondeó Carrió, quien confesó: “Yo me alegré de la muerte de (el titular de la CGT, José Ignacio) Rucci y la señora que trabajaba en casa pegó un salto y dijo: ‘Esta nena es subversiva’. Hay que arrepentirse del deseo de matar. No hay que sustituir la verdad pero sí reconciliarse en la unidad de las diferencias. Quien perdió un hijo tiene que perseguir la justicia, pero perdonar en el corazón”, planteó Carrió. “Muchos de los que hablan de lo heroico no pueden hacerse cargo de cosas que hicieron. Lo heroico tapa la ejecución de un compañero”, arremetió Carrió, en alusión a Kirchner, quien había señalado que “los héroes son los 30 mil desaparecidos”.

Compartir: 

Twitter
 

El encuentro fue del Foro Argentino de Mujeres.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.