EL MUNDO › INICIATIVA DIPLOMATICA DE ESTADOS UNIDOS EN LA REGION

Bush se reúne con Al Maliki

 Por Juan Manuel Calvo *
Desde Washington

El presidente George W. Bush pasó el día de Acción de Gracias el jueves pasado en la residencia de Camp David, donde le llegó la noticia de las cruentas explosiones en Bagdad. Bush está recuperándose de la gira por Asia y preparando su viaje a Riga (Letonia), el próximo lunes, para asistir a la cumbre de la OTAN, y su posterior reunión con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, el miércoles y jueves en Jordania. Los dos verán además al rey Abdulá. Las citas y el movimiento diplomático llegan tras una derrota republicana en las elecciones legislativas de principios de mes que recorta la capacidad presidencial y coinciden con el recrudecimiento de la violencia en Irak.

En el mismo intento de enderezar la difícil situación, el vicepresidente, Dick Cheney, vuela hoy a Arabia Saudita para abordar con el gobierno de Ryad la situación en Irak y la anunciada cumbre entre Siria e Irán. Los sauditas tienen capacidad de influencia sobre la minoría sunnita en Irak, y la reconciliación entre sunnitas y chiítas –las explosiones del jueves forman parte de la dinámica de acción y reacción que desgarra a ese país– es una condición indispensable para la estabilidad de la región. Ya antes de los atentados del jueves, octubre era el mes con mayor número de víctimas civiles iraquíes: 3709 según la ONU. De paso, Cheney, un hombre con estrechos contactos con los sauditas, tratará de que hagan realidad de una vez por todas su promesa de ayudar con 1000 millones de dólares a la reconstrucción de Irak.

Tanto esta visita como el encuentro de Bush y Al Maliki se producen en plena revisión de la estrategia de Estados Unidos sobre Irak, que incluye tanto la estrategia global como el involucramiento de países vecinos –Siria e Irán– en el proceso. El presidente Bush, que destituyó al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, al día siguiente de la derrota en las legislativas, dio la orden de revisar los análisis de todas las agencias de seguridad y política exterior, y el Pentágono empezó a trabajar en un plan alternativo desde el 25 de septiembre.

En las próximas semanas se esperan además las recomendaciones del Grupo de Estudios de Irak, dirigido por el ex secretario de Estado de Bush padre James Baker III, y el todoterreno demócrata Lee Hamilton. Según la Casa Blanca, Bush y Al Maliki revisarán “los progresos hechos en la transferencia de responsabilidades de seguridad y el papel de Estados Unidos en la región”. En otras palabras, los dos líderes hablarán de los planes del gobierno iraquí para organizar la policía y el ejército y poner fin a la violencia entre los grupos étnicos, del eventual papel de Damasco y Teherán en la crisis y del despliegue, el repliegue de las 140 mil tropas norteamericanas estacionadas allí.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Intimidan con su perro a un prisionero desnudo en Abu Ghraib.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.