SOCIEDAD

Mulas al por mayor en un vuelo de TACA que llegó a Ezeiza desde Perú

Dos mujeres y tres hombres fueron detenidos en el aeropuerto al comprobarse que llevaban droga en sus estómagos.

 Por Carlos Rodríguez

En el aeropuerto de Ezeiza, por carecer de la infraestructura necesaria, sólo se realizan controles policiales en los vuelos salientes, a fin de detectar posibles cargamentos de drogas prohibidas transportadas dentro del cuerpo de los correos humanos del narcotráfico. Ayer fue una de las excepciones a la regla. Previa labor de inteligencia, la Policía de Seguridad Aeroportuaria resolvió hacer un test de estupefacientes en un arribo procedente de Lima, Perú. El señalado fue un vuelo de la empresa TACA (Transportes Aéreos Centro Americanos) y la sorpresa fue grande porque sobre un total de seis pasajeros elegidos, cinco –tres hombres y dos mujeres–, todos de nacionalidad peruana, resultaron ser “mulas” y quedaron detenidos a disposición del juez en lo Penal Económico Guillermo Tiscornia. Anoche, internados en el hospital zonal de Ezeiza, con estricta custodia policial, los portadores de la droga seguían la dura y riesgosa tarea de deshacerse de la pesada carga interior.

“Todavía no tenemos una estimación sobre la cantidad de droga y el tipo de droga que llevaban en el cuerpo, pero presumimos que es cocaína.” Una fuente cercana a la investigación, al ser consultada por Página/12, precisó que el procedimiento se hizo cerca de las cuatro de la mañana, cuando llegó el vuelo de TACA, y que los pasajeros que iban a ser testeados fueron elegidos “teniendo en cuenta el perfil de las personas que estaban señaladas en la inteligencia previa”. Cinco de los seis llevaban droga en los intestinos. “Hubo un sexto que no tenía nada que ver y al que hubo que pedirle las disculpas del caso”, consignó el vocero.

Aunque existe un cerrado hermetismo sobre cómo sigue la historia, se presume que se hará –todo hace suponer que en breve– un operativo importante que tiene íntima relación con las seis detenciones. “Una vez demoradas, las seis personas fueron llevadas al hospital, donde se les tomaron placas que demostraron, en cinco de los casos, que tenían los intestinos inflamados de droga.”

Los investigadores no descartaron la posibilidad de que, en el mismo vuelo, hayan llegado otras “mulas” que no pudieron ser detectadas. Otra posibilidad cierta es que haya habido personas que estaban aguardando a los portadores. Nadie más fue detenido, excepto los cinco ciudadanos peruanos cuya identidad fue mantenida en reserva.

Las dos mujeres detenidas son hermanas entre sí y tanto ellas como los tres hombres encuadran dentro del perfil típico de las personas que son usadas por los narcos para este tipo de operaciones: son de origen humilde y carecen de antecedentes criminales importantes. En reiteradas ocasiones, desde que asumió como interventor en la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Saín viene señalando las dificultades para ejercer la función, derivadas de la falta de medios técnicos y humanos para cumplir con propiedad el contralor en los aeropuertos.

“Los problemas de infraestructura que limitan los controles a los vuelos que salen del país se hacen más notorios y graves cuando se comprueba que es necesario un mayor control en los arribos”, comentó ayer una fuente cercana a la investigación. Los cinco detenidos continuaban anoche en el hospital zonal, donde recibieron atención médica por lo peligroso de la tarea que realizan. Una vez evacuada la droga, iban a ser trasladados a las celdas que hay en el aeropuerto de Ezeiza o bien a una alcaidía de la Capital Federal, donde quedarán a disposición del juez Tiscornia.

“Lo ocurrido confirma que es necesario invertir en infraestructura, porque la falta de controles en los vuelos que llegan es porque no se cuenta con la capacidad logística y con el personal necesarios para operar en el aeropuerto de Ezeiza en forma permanente”, dijo el vocero. La utilización de correos humanos de la droga es cada vez más frecuente. Las cárceles están llenas de delincuentes primerizos que cumplían ese rol. En los últimos dos años fueron hallados los cadáveres de al menos siete personas “ingestadas” con envoltorios de cocaína.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.